Manfred Reyes Villa Con sentencias políticas el MAS pretende inhabilitar mi candidatura

0
19

Exclusiva con el ex gobernador de Cochabamba. Habla de su sentencia. Revela que sobrevoló con Evo la zona del Sillar. Cálculos políticos y las elecciones de 2014.

 

Desde los Estados Unidos donde radica hace un par de años, el líder de Convergencia Nacional, Manfred Reyes Villa se tomó un tiempo para responder preguntas que tienen que ver con la situación del país; vista desde una perspectiva de exilio impuesto por “la penosa circunstancia de una persecución implacable”, asegura. Con 57 años, más aplacado de ánimos por los motivos que lo impulsaron a salir de Bolivia, MRV impuso una visión crítica sobre las transformación que se viven en el mundo. La crisis económica que azota a varias naciones de Europa y la cada vez más fuerte presencia del Estado para enfrentar los problemas impuestos por el liberalismo de los 90´.

Inmerso en la problemática que impera la política planetaria, Manfred Reyes Villa no puede dejar de posar sus ojos en el país. Es innegable que ha sido quien con mayor grado de crudeza sufrió los embates de la política. En 2002 cuando estaba a punto de ganar las elecciones con una sorprendente ventaja frente a sus oponentes de turno,  soportó una feroz arremetida por parte de los equipos de campaña de sus adversarios que llegaron incluso a filmar su residencia en Cochabamba para denunciar su estilo de vida. Hace pocos años, tuvo que transponerse a cientos de escenarios adversos cuando el MAS decidió apuntarlo como enemigo declarado el “proceso de cambio”. Y últimamente un dictamen le impediría habilitarse como candidato en las elecciones programadas para el 2014.

Latinoamericana se ha convertido en los últimos 5 años en un paraíso para las inversiones que giran en torno a los recursos naturales. ¿Opina que el Gobierno del presidente Morales está haciendo lo correcto en materia económica considerando que los precios de nuestras materias primas en el mercado internacional se han incrementado en algunos casos hasta por encima del 300%?

Cualquier país que busque oportunidades para su desarrollo y con ello brindar a su población mejores condiciones de vida intentará crear escenarios favorables a fin de que la inversión privada fluya dando lugar al crecimiento de la oferta de empleo, mejora del ingreso familiar, elevar la capacitación del obrero, profesional o empleado administrativo. No puede lograrse ese propósito ahuyentando, como ha sido práctica permanente este último tiempo, a las inversiones de nacionales o extranjeros, a través del control de exportaciones, sea de azúcar o de pollo; haciendo alardes mediáticos de nacionalizaciones que simplemente son compras de paquetes accionarios pero que finalmente solo asustan a posibles inversores obligando a que capitales nacionales o extranjeros busquen el negocio fácil, la compra y reventa inmediata o la intermediación financiera sin ningún rédito permanente en el tiempo para el país.

No deja de ser evidente que en los últimos años las exportaciones del país se han incrementado hasta casi doblar porcentualmente las de otros países de la región, pero esas cifras están sustentadas en la exportación de gas, ayudadas en algún porcentaje por la minería, ambas sin rédito residual al país, específicamente a la población boliviana, Sin embargo, también en porcentajes similares se han incrementado las importaciones referidas lamentablemente a artículos suntuarios en vez de ser equipos y maquinaria que diversifique nuestra producción y por ende la oferta exportadora.

Hay una tendencia mundial sobre una mayor presencia o participación del Estado en la economía. Los motivos no son necesariamente ideológicos, sino una necesidad ante la crisis económica. ¿Cree Ud. que desde la llegada del MAS al Gobierno se advierte la misma tendencia?

No debe confundirse con una intervención adecuada del Estado la tentación del Gobierno actual de llevarnos  a un sistema totalitario propio de estados del pasado dominados por ideologías  cuyo final fue rápido y desastroso. La intervención adecuada del Estado es la que pregoné desde la campaña del 2002 denominado “El plan del cambio positivo”. Decía entonces que el Estado estará presente en las áreas económicas, sociales y políticas, entendiendo que esa presencia activa sea como un ente de participación en la actividad productiva en empresas de carácter estratégico. Un Estado facilitador, contralor, regulador de actividades de las empresas del sector privado tanto de capital nacional, privado y/o extranjero, de manera tal que se hiciese realidad un modelo de economía mixta que abra y desarrolle las potencialidades de todos los bolivianos.

La propuesta de una Revolución Productiva, la entendíamos y aún la entendemos como el potenciamiento del aparato productivo nacional en el ámbito de una economía de mercado y de capacidad competitiva con economías externas, es decir un planteamiento de tanto Estado como sea necesario y tanto mercado como sea posible, de manera a establecer áreas donde la presencia del Estado sea necesaria y otras que sean de responsabilidad del sector privado, cooperativo y mixto.

¿Cuál es su opinión respecto al manejo que hace el Estado en Bolivia de las empresas estratégicas?

Recuerdo claramente como la nueva ley de hidrocarburos fue firmada por el entonces presidente de la cámara de senadores Don Hormando Vaca Diez, incluso en contra de la voluntad del presidente de la República en aquel tiempo, Carlos Mesa y de la bancada del MAS encabezada por Evo Morales. Esa ley que incrementa sustancialmente la participación del Estado boliviano en las regalías de los hidrocarburos es la fuente más importante de ingresos del país en la actualidad. Bajo el denominativo de nacionalización en este Gobierno se militarizaron los campos acompañando sendos discursos para finalmente pagar por la compra de paquetes accionarios de actividades complementarias a las primarias. El gran logro ha sido el de ahuyentar capitales para nuevas exploraciones limitando nuestra potencialidad productiva en ese rubro. Este es un ejemplo de lo que han sido los manejos politizados de nuestras empresas estratégicas. Puedo también mencionar, el manejo prebendal que se hace en ellas, importa más la filiación partidaria que la experiencia profesional en el manejo de estas empresas lo que abre las puertas a la corrupción, como una práctica denunciada a diario pero socapada en el tiempo sin la debida investigación y resolución.

¿Cree Ud. que el mundo vive otra ola de capitalismo social con crecimiento de la participación del Estado en la economía y qué tan buena es esta tendencia para el país?

Una de las metas en las tendencias mundiales se refiere a la reducción de la pobreza y el logro de la integración social. La experiencia de los últimos años ha demostrado que las perspectivas de desarrollo que se han pretendido implementar para el cumplimiento de esa meta han fracasado. Está claro que el mercado ha fracasado como mecanismo integrador planteando la necesidad de reformular las orientaciones del proceso general del desarrollo y del papel del Estado; la globalización ha dado lugar a un inédito libre movimiento de bienes, personas e ideas que desembocan en una imagen integrada del mundo. En lo fundamental, la economía globalizada implica que el mundo se ha convertido en una unidad, en materia de mercado para las exportaciones y en lugar de la localización para las inversiones y, como consecuencia, en el escenario de las estrategias empresariales. A su vez, se ha producido una creciente y universal demanda de la sociedad civil organizada por mayores espacios de autorrealización, lo que supone tanto descentralización como autonomía y no solo en papel, sino efectiva.

Desde un punto de vista económico, Bolivia tiene una especialización primaria y poco diversificada, característica de una alta vulnerabilidad, no resuelta en estos últimos diez años de bonanza económica. Este aspecto provoca una serie de graves limitaciones para afrontar los desafíos de la economía internacional donde predomina la innovación tecnológica y la industrialización sofisticada como factores de poder y competitividad.

¿Ud. observa un escenario jurídico internacional adverso para la actual administración en casos como la brutal agresión a la marcha indígena o en el proceso denomonado “terrorismo”, para citar sólo dos ejemplos?

Demandas en la justicia internacional contra los abusos de poder y las arbitrariedades ejecutadas por el órgano judicial en estricto sometimiento al órgano ejecutivo contra la independencias de los órganos del Estado e inobservancia de la ley, han sido presentadas y están en revisión por diferentes organismos, tanto las mías como decenas de otras por casos diferentes. El Gobierno parece no tomar esas iniciativas con la importancia que ameritan, solo en casos que les interesa para despertar fervor cívico con propósitos electoralistas. Al contrario, cuando ven que acciones emprendidas por bolivianos en tribunales internacionales están a punto de ser respondidas con fallos favorables como es uno de los casos planteado en la Comisión interamericana de Derechos Humanos, el actual presidente de Bolivia amenaza con retirar al país de esa instancia. Así proceden amenazando a organismos que cuando no acceden a su criterio, el retiro es la respuesta: “si no jugamos con mi pelota, mejor me voy y me la llevo”. A todo organismo internacional y especialmente en el ámbito de la Justicia y los Derechos Humanos no se le hace indispensable que determinado Gobierno contra el cual se ha realizado una denuncia, pertenezca o retire su participación en el mismo, emite su criterio que será valorado por los demás países del mundo que obraran en consecuencia  con sus relaciones con el Estado en entredicho.

¿Considera que Evo Morales mantiene el apoyo de las mayorías nacionales?

Son especialmente tres regiones en el país en las que el MAS y Evo Morales quieren poner su atención con miras a las elecciones del próximo año, Beni, Santa Cruz y Tarija. En el Beni las acciones están enmarcadas en ejercer presión a través del consejo departamental donde en alianza con el MNR aun tienen mayoría. Santa Cruz es la plaza más importante en sus esfuerzos por mantener los dos tercios en una próxima justa electoral, es la región donde ha dedicado la mayor parte de sus viajes, comisionando incluso al vicepresidente para realizar labores adicionales. Además de dejar aparentemente tranquilo al gobernador de ese departamento ya que por el momento le es funcional. Tarija, lugar donde ha pretendido estos últimos días llegar a una alianza con el alcalde la ciudad capital de ese departamento a más de acercarse como inusualmente lo hace con líderes de partidos a los que llama tradicionales y del pasado como es el caso del ex presidente Paz Zamora, también con el hijo de este, el ex diputado por el MIR, Rodrigo Paz, actualmente presidente del Consejo municipal de la ciudad de Tarija. Las alianzas de conveniencia por lo visto nuevamente están siendo puestas de moda.

¿Cree que el reciente fallo que lo condena a 5 años de cárcel y le priva sus derechos ciudadanos para optar por cargos públicos expresa el temor del Gobierno a su posible candidatura?

Considero que hay cierto temor en esferas del Gobierno. No son coincidencias las señales lanzadas desde hace algunos meses. Es posible que algunos sondeos de opinión los tenga preocupados. Si recordamos, hace un tiempo aducían la imposibilidad de que Manfred Reyes Villa sea candidato a ciertas previsiones como supuestamente no estar inscrito en el padrón electoral, residencia de cinco años en el país anteriores a las elecciones o el dominio de al menos dos idiomas oficiales, argumentos por cierto deleznables, fácilmente rebatibles y como así lo comprendieron, se dieron a la tarea de reavivar juicios rebuscados con los que pretendieron atemorizarme durante la campaña del 2009. Uno de los ejemplos está escrito en la fundamentación del último juicio, propuesta  de una ruta alternativa al Sillar. La denuncia es presentada en 2009, inmediatamente después que anuncie mi candidatura a la presidencia de Bolivia y resulta que para impulsarlo, la ABC rechaza el resultado de la consultoría un año después, es decir el 2010, buen justificativo para acelerar el juicio. Además, para conocimiento de la opinión pública en este proyecto el Gobierno a través del ABC erogó más de 4  millones de dólares y como no se lo pudo implementar porque es un mal proyecto, Evo me solicitó que con la Prefectura hagamos un diseño de proyecto alternativo que es el mejor que hay en estos momentos y que tiene un precio de 200 mil dólares, diametralmente diferente al del Gobierno, para solucionar definitivamente el problema de los frecuentes cortes en época de lluvias del camino Cochabamba – Santa Cruz.

El presidente vino a Cochabamba en helicóptero y me recogió de la Laguna Alalay. El estaba acompañado de Patricia Ballivián en esa entonces cabeza del ABC para sobrevolar la ruta alternativa que era el camino antiguo y me dieron plazo para realizar el proyecto a través de un acuerdo firmado. Es el mismo proyecto que hoy utilizan para sentenciarme y tratar de inhabilitarme para las elecciones del 2014. Todo lo que hicimos está bien hecho y lo digo con la mayor firmeza y esta sentencia es de Evo Morales y no de la justicia. Y uso a Nardy Suxo de encargada para que se cumpla esta indigna y macabra orden política con su acostumbrada red de extorción por demás ya conocida. Los juicios se aceleran con o sin motivo y con la instrucción clara de buscar sentencias dejando de lado toda consideración estrictamente jurídica. Esa sí podría ser una razón valedera para inhabilitarme, claro, en la mentalidad del Gobierno.

Para probar lo referido, se evidencia lo afirmado por un columnista de Los Tiempos cuando dice: “Casi sin mucho esfuerzo los agentes de Gobierno han exclamado tácitamente a los cuatro vientos la inhabilitación de la candidatura del capitán Manfred Reyes Villa a las elecciones presidenciales de 2014 cuando este pasado viernes el Tribunal primero de Sentencia condenó…..” y cierto, no tardó sino pocos minutos para que la ministra Suxo, que estaba a cargo de forzar una sentencia, emitiera un comunicado oficial desde su ministerio refiriéndose al caso y diferentes legisladores oficialistas fueran instruidos a salir por medios de comunicación pregonando su buena noticia a los cuatro vientos. No todo está dicho.

¿Se comenta que hay deserción entre sus adeptos?

No es el término ni la realidad, existen alianzas que se hicieron por necesidades de campaña. Sin embargo, está claro que eran simplemente golondrinas errantes que ayer pudieron estar con nosotros, hoy con otros y mañana buscarán nuevos refugios. A ellos simplemente desearles suerte, nosotros seguiremos adelante en busca de un futuro mejor para todos los bolivianos, revertir la discriminación, odio y racismo que repentinamente se ha despertado como nunca en nuestra historia. Terminar con la persecución política de los que piensan diferente o la cacería de quienes pudieran ser contrincantes más fuertes. Estas circunstancias nos fortalecen y fortalecen a quienes nos acompañan, nos muestran que no estamos en el camino equivocado

¿Cree que la oposición debería unirse para enfrentar al oficialista Evo Morales?

En el pasado inmediato y a través de Convergencia hemos intentado reunir a toda la oposición en un frente común, lamentablemente ambiciones sectoriales, de grupo o personales han impedido cumplir este propósito logrando por el contrario fragmentar el voto y aunque esos personajes no obtuvieron ningún resultado significativo en el resultado final, dieron la posibilidad a los dos tercios que tiene el actual Gobierno. Sin embargo, espero que hayan aprendido la lección, tanto aquellos dirigentes o líderes díscolos como el pueblo disconforme con este régimen y estén conscientes en el futuro que no debe dispersarse el voto. Cada sufragio es importante.

Se dice que los candidatos más potables para enfrentar a Evo en un frente unido son Samuel Doria Medina, jefe de UN y el ex gobernador del Beni Ernesto Suárez, ¿está Ud. de acuerdo con esos dos nombres y si uno de ellos represente efectivamente a la oposición unida?

No se trata de personas, más bien deberíamos referirnos a las expectativas y sentimientos regionales en busca de liderazgos primarios que posteriormente confluyan en uno nacional. El avanzar acorde con los nuevos tiempos, el dar oportunidad a las regiones tal como lo hicimos al conformar Convergencia Nacional, donde los liderazgos regionales determinaron sus representaciones y de ellas emanó la candidatura nacional. Es caminar dando una verdadera importancia a la descentralización y a las autonomías municipales y departamentales. Actuar de manera diferente no es tratar de emular a la revolución del 52´ en su rasgo más sobresaliente; reducir todo un proceso independientemente de lo exitoso o fracasado a liderazgos individuales cuando ello debe ser producto del esfuerzo de todo un pueblo, así protegeríamos lo bueno del desgaste de la figura que lo propició evitando que procesos de desarrollo y democracia sean arrastrados junto a la decadencia del líder.

El MAS y su líder transcurren por ese camino no diferente a las personas que menciona en su pregunta. Debemos cambiar nuestra visión en bien de todos.

Qué opina sobre el inesperado giro que ha tomado la investigación sobre el caso “terrorismo”.

Lo hemos pregonado desde hace mucho tiempo, no únicamente en esos casos, para muchos otros en los que se producen acusaciones sin fundamento motivados por intereses políticos sin importar la persona, su familia, sus derechos humanos y menos sus derechos constitucionales; establecer la verdad y obrar con justicia libre de presiones interesadas. La única posibilidad de averiguar la verdad ha de ser a través de una Comisión Internacional de Justicia, que tenga la posibilidad de investigar y juzgar toda acusación con decisiones vinculantes a cualquier fallo de tribunales nacionales.

¿Cree Ud. que las denuncias de la oposición sobre los viajes presidenciales y el uso del avión presidencial están demás o valora la denuncia?

Creo importante la presencia de una autoridad como es el presidente del Estado en todas las regiones del país cumpliendo precisamente esas funciones. Lo reprochable en este caso es que esos viajes estén en función de una campaña electoral prematura, no se explica de otra manera que el presidente se dedique a entregar obras en los municipios los mercados o escuelitas, canchas de futbol u otras menores usurpando labores y deberes de intendentes, alcaldes o gobernadores en afán de reunir población para hacer escuchar discursos muchas veces fuera de lugar y sujetos a criticas nacionales y burlas extranjeras cosechando aplausos, como objetivo final.

¿Cuál es la imagen del Gobierno del MAS en el mundo?

La misma que se tiene en el país y está sumida en la profundidad del pensamiento y sentir de gran parte de los bolivianos y que no se expresa por temor y el régimen de castigos implementado para el osado que decida manifestarla. En el exterior se califica a nuestro país como lo describía en 1958 el profesor Manuel Fraga Iribarne catedrático de Derecho Político Hispanoamericano: “Bolivia nos interesa como uno de los más impresionantes laboratorios de problemas sociales y políticos del mundo. Una vasta literatura ha estudiado la evolución histórica y la compleja estructura sociológica de este país, cuya mera existencia es un problema de cada día”. Tal cuál su escrito y al presente en los círculos de análisis y opinión esto no ha cambiado sustancialmente; más bien en el último tiempo se ha reafirmado esa teoría que personalmente la resisto.

Ud. esta viviendo en los Estados Unidos, ¿qué opina de las denuncias que con frecuencia plantea la administración del presidente Morales contra ese país?

Lo importante es saber si sus declaraciones son discursos proselitistas o producto de no analizar el contexto de lo que dice pero si lo hace conscientemente, lo que debería plantearse acorde con su valentía es el romper relaciones diplomáticas con un país del que tiene semejantes conceptos.

En su opinión, ¿cuáles son los problemas más acuciantes que se están viviendo en Bolivia y que  preocupan a la gente?

El costo de vida es cada vez más alto debido a la gran circulación de efectivo merced a tres grandes problemas de Bolivia: narcotráfico, contrabando y corrupción.

Finalmente,  ¿cree que en 2014 el Evo Morales pueda ser derrotado en las urnas?

La gran pregunta ¿Podremos esperar elecciones limpias en un Estado donde el partido gobernante es prácticamente dueño de todos los órganos de poder, Ejecutivo, Legislativo Judicial y Electoral? Habremos de recurrir a la comunidad internacional para el verificativo de los comicios del 2014, sólo así tendremos garantías y certezas, de ser así seguramente el partido de gobierno puede tener sorpresas. El gran detalle es si Evo Morales siendo presidente Constitucional, respetará la Constitución a la que juró someterse, si es así demás está preguntar sobre su victoria o derrota. De acuerdo a la Constitución Política del Estado él no puede ser candidato.