Modificación reactiva críticas al censo 2012

0
16

Para el grupo de análisis “La ruta del Censo”, la rectificación que ayer hizo el Instituto Nacional de Estadística (INE), por segunda vez, sobre la cantidad total de habitantes de Bolivia, es resultado de un proceso censal técnico deficiente y deja dudas sobre la calidad de las variables contenidas en la base de datos.

El martes el INE publicó que el total de habitantes de Bolivia es de 10.059.856. La cifra tiene 32.602 personas más que la anunciada en julio de 2013 (10.027.254). En enero de ese año, el presidente Evo Morales  dijo que había 10.389.913 bolivianos en el país.

Además de las observaciones técnicas, ayer organizaciones políticas, cívicas y científicas criticaron al INE. Pidieron desde informes detallados del censo 2102 hasta la revisión de todas las boletas.

En tanto, el presidente del Comité Cívico de Santa Cruz, Fernando Castedo, dijo que la nueva cifra no representa ni el 10 por ciento de la cantidad de personas que hacen falta en el nuevo registro de habitantes en el departamento de Santa Cruz.

El INE, tras una revisión de archivos físicos y registros digitales, ajustó por segunda vez los resultados del censo, esta vez incrementando a la cifra final 32.602 nuevos registros, que modificaron el total de habitantes del país que ahora es de 10.059.856. La cifra anterior era de 10.027.254.

El grupo de análisis, en un comunicado público, además de detectar “deficiencias técnicas” en el censo 2012, cuestiona al INE el “no haber realizado la encuesta de omisión censal porque impide conocer la cobertura del empadronamiento y da lugar a incertidumbre sobre los datos reales de población”.

Crítica también que el INE no siguió rigurosamente las recomendaciones técnicas de instancias internacionales como Naciones Unidas.

Dice que “a pesar que la variación del 0,32 por ciento de la población total es presentada por el INE como un porcentaje menor, en el ámbito estadístico es una magnitud considerable. 32.602 habitantes equivalen a una o dos localidades del país”.

Por su parte, el director nacional del INE, Luis Pereira, dijo que esta variación de 32.602 habitantes, no influye para nada en la delimitación de las circunscripciones, “esa cifra es insignificante y está dispersa por todo el país”, dijo Pereira a la red televisiva Cadena A.

Recomendaciones

La Ruta del Censo, organización conformada por instituciones como Prisma, PIEB, UMSA, UMSS, Cedla y otras, sugiere que para restablecer la confianza en el INE y conocer con mayor detalle el proceso censal se debe transparentar el proceso de revisión, análisis y evaluación de los datos recolectados.

Recomienda también informar el plan de difusión y publicación de los resultados para transferir la información censal a los usuarios de información estadística y la sociedad civil en general.

Finalmente, piden promover la institucionalización del INE, a fin de garantizar su rol como instancia técnica, independiente e imparcial en la labor de generar estadísticas oficiales en Bolivia. Para ello es necesario acelerar la discusión y aprobación de la Ley del Sistema de Información Estadística de Bolivia (SIEB).

Agregan además que es incomprensible que después de 19 meses el país aún no tenga un informe con la evaluación del proceso censal y resultados desagregados por municipio, comunidades; así como cálculos de indicadores demográficos y socioeconómicos.

Anotan que las deficiencias en el proceso censal no se debieron a falta de presupuesto, sino a fallas logísticas y operativas.