Narcos lavan dinero en 5 rubros legales

0
32

El Ministerio Público identificó al menos cinco rubros en los que las personas vinculadas al narcotráfico en Bolivia realizan el lavado de dinero, entre ellos menciona el automotriz, compra y venta inmobiliaria, la construcción, inversión en acciones de empresas y la compra de bonos.

En entrevista con Los Tiempos, el director Nacional de Sustancias Controladas de la Fiscalía General del Estado, Freddy Larrea, explicó sobre el blanqueo de capitales y otros delitos que están relacionados al mundo del tráfico ilícito de sustancias controladas. Detalló que en Bolivia a la fecha se tienen 115 casos investigados por el delito de legitimación de ganancias ilícitas producto del narcotráfico, de los cuales en 2015 se logró la sentencia en ocho procesos.

La investigación en casos de lavado de dinero o legitimación de ganancias ilícitas en Bolivia es “compleja”, asegura Larrea,  porque se requiere de experticia para seguir pasos para confirmar o descartar las sospechas. Explica que de acuerdo a los casos atendidos desde su dirección existen coincidencias en relación a los rubros que utilizan los narcos para el lavado de dinero.

“Tenemos el rubro automotriz con la compra y venta de vehículos, es una forma de como blanquear el dinero. Tenemos casos de inmobiliarios, con la compra y venta de terrenos, departamentos o condominios; la inversión en acciones de empresas y también la compra de bonos. En la construcción también tenemos muchos casos”, dijo.

Larrea explicó que estos rubros son utilizados porque este tipo de transacciones se las realiza generalmente entre personas privadas, sin ningún intermediario como la banca. “No hay una triangulación a través de la banca o a través de otra entidad que pueda controlar esa operación que se hace entre personas”, señaló.

“Quizás por ahí estamos fallando como institución de cómo ejercer un mejor control. Un mecanismo que pueda, en su momento, alertarnos para que podamos accionar” la operación, dijo.

Indicios

El Fiscal aclara que su dirección investiga de forma directa la legitimación de ganancias ilícitas vinculadas al narcotráfico, “entonces partimos de un hecho de narcotráfico siempre. Vemos que una persona tiene antecedentes con narcotráfico y a partir de ahí investigamos todo el universo patrimonial que tiene”.

Esa investigación  es apoyada por los peritos que se tienen en el Instituto de Investigación Forense (IDIF) y de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) para corroborar si el universo patrimonial de esa persona es relativo o tienen proporcionalidad con su fuente de ingreso.

En una tercera fase de la investigación, se indaga si existe un nexo o vínculos a nivel internacional. “Activamos una cooperación internacional porque por lo general en este tipo de delitos siempre hay delitos trasnacionales”.

La cuarta parte de conclusión, de acuerdo a los resultados de la investigación se realizar la acusación por el delito de legitimación de ganancias ilícitas.

No hay cárteles

El Director Nacional de Sustancias Controladas del Ministerio Público afirma que en Bolivia no se tienen registros que comprueben la existencia de cárteles de narcotráfico, pero sí emisarios que se encargan de recolectar la droga que ingresa al país para refinarla y después enviarla a países de Europa o Estados Unidos.

“Si hablamos de cárteles como una estructura organizativa criminal que la podemos comparar con una estructura militar, particularmente, en ningún caso que se ha investigado se ha llegado a determinar a ciencia cierta de que haya ese tipo de estructura  en nuestro país. Lo que sí puede haber son emisarios, gente que colecta o acopia y en algún momento se entrelaza con esta gente”, indicó.

Yapacaní y San Germán

El fiscal Nacional de Sustancias Controladas, Freddy Larrea, informó que de acuerdo a los resultados de los operativos de interdicción realizados en todo el territorio nacional, los municipios de Yapacaní y San Germán de la provincia Ichilo, todavía son “zonas muy críticas” de narcotráfico.

“Sigue siendo porque existe de alguna forma una especie de proteccionismo de parte del comunario, de parte del viviente. Entonces cuando estamos llegando para hacer interdicción alertan o informan y la gente se pone a buen recaudo y por eso muchos operativos son fallidos”, argumentó.

En marzo de 2014, los pobladores de Yapacaní protestaron y se opusieron a la construcción de un cuartel en ese territorio argumentaron y denunciaron abusos por parte de los agentes antidroga. A pesar de ello se logró la construcción de esta infraestructura algunos kilómetros más allá en el municipio de San Juan de Yapacaní.

Larrea asegura que actualmente los narcos utilizan las densas zonas selváticas de Bolivia para el narcotráfico, entre ellos las zonas del Beni, de la Chiquitania por el lado del oriente boliviano, y  el trópico de Cochabamba para construir puentes aéreos.

 

Narcos utilizan a menores

De acuerdo a los datos de la Dirección Nacional de Sustancias Controladas hasta noviembre de 2015, se aprehendieron a 1.830 personas, de las cuales 1.408 son hombres, 327 mujeres y menores 95. El fiscal Freddy Larrea dijo que en los últimos años se ha incrementado el número de menores de edad relacionados con el tráfico de drogas, esto porque los narcotraficantes identifican a las familias disgregadas y pobres para convencer a los menores a participar de este ilícito.

“Hemos visto que en este año se ha incrementado el número de menores en temas de narcotráfico pero hay diversos factores que hay que analizar. Entonces eso aprovecha el traficante para reclutar y someterlos a ser utilizados para ese tipo de ilícitos”, dijo Larrea.

Al momento de descartar la existencia de cárteles en Bolivia dijo que a los narcotraficantes no les interesa Bolivia como un mercado consumidor debido a la gran demanda que existe en otros países como Estados Unidos y Europa.

Sin embargo, señala que existe “mucha injerencia extranjera” particularmente de gente colombiana que llega al país para cristalizar o refinar la cocaína que llega desde Perú para enviarla a otro país. Esto también fue corroborado por el viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres, quien dijo que Bolivia es un paso obligado para los narcos donde también refinan la droga.

“Tienen técnicas muy avanzadas que se han podido detectar en diversos laboratorios que se ha intervenido y se ha visto que cada vez van mejorando su técnica que significa incremento de su calidad”, dijo.