Persiste la tensión por Achacachi

0
37

Después del operativo policial para desbloquear la carretera La Paz-Copacabana, con el saldo de 47 personas aprehendidas, los pobladores de Achacachi determinaron ayer en un cabildo bloquear el ingreso al pueblo y enviar a El Alto una comisión para intentar activar el diálogo promovido por la Defensoría del Pueblo y la Iglesia católica. Hasta anoche no había avances en la negociación.

En tanto, 15 personas fueron imputadas por tres delitos. Tras la audiencia cautelar, 11 fueron enviadas a la cárcel de Patacamaya y cuatro tienen detención domiciliaria. En la mañana, la Policía levantó la vigilia de mujeres en La Paz.

El abogado de uno de los imputados, Gilbert Chávez, calificó de “injusta” la determinación del juez Séptimo de Instrucción, Héctor Quilla Vargas, porque no valoró las pruebas presentadas por la defensa ni consideró que los detenidos son oriundos de una provincia. “No se puede presentar un folio real, en una provincia no existe un folio real, simplemente existe un testimonio”, señaló.

Después de varias horas de audiencia, la autoridad judicial determinó remitir al penal de Patacamaya a 11 de los 15 imputados; mientras que los otros cuatro recibieron medidas sustitutivas con detención domiciliaria, entre ellos, Hilda Apaza una mujer con discapacidad.

Cabildo

En tanto, la decisión de continuar con medidas se tomó en un cabildo realizado en las faldas del cerro de Q’alachaqa, al sostener que lo único que busca ese poblado es dialogar, para lo que se dio un plazo de 48 horas, además de demandar la liberación de todos los 47 detenidos (12 mujeres y 35 varones) durante el operativo de desbloqueo del domingo.

El encuentro congregó a por lo menos mil vecinos, oportunidad en que se detalló la represión que sufrieron sus compañeros y la falta de voluntad de las autoridades para solucionar el problema. El representante vecinal Pedro Villaca dijo que la comisión se constituyó en La Paz para buscar el diálogo, pero que esto no significaba levantar el bloqueo en los cuatro ingresos que comunica a Achacachi.

“La comisión que ha ido a la ciudad de La Paz es para buscar el diálogo, que los hermanos que han sido detenidos sean liberados, posteriormente vamos a dialogar, estamos muy dispuestos para dialogar si ellos van a ser liberados”, señaló.

En una primera instancia, la Diócesis de El Alto determinó convocar a un diálogo “responsable, sincero y que deje de lado los intereses particulares” para encontrar una salida a la situación de la población de Achacachi, que desde el 22 de agosto bloqueaba las principales carreteras del sector altiplánico, exigiendo la renuncia del alcalde Edgar Ramos y la liberación de tres dirigentes vecinales.

Esta acción impedía un libre flujo vehicular a municipios vecinos, como ser Pucarani, Sorata, Escoma, Copacabana, entre otros. El defensor del Pueblo, David Tezanos, señaló que “lo positivo” del desbloqueo es que allegados al alcalde Ramos se contacten para dialogar sobre la problemática municipal.

Empero, de no concretarse el diálogo, el cabildo definió retornar al bloqueo en la vía principal. “Ya conocemos que la Policía está en Huarina”, insistió.

 

INTERVIENEN VIGILIA DE MUJERES

La Policía intervino al mediodía de ayer la vigilia que un grupo de mujeres de Achacachi realizaba en inmediaciones del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz.

A través del uso de la fuerza física, la Policía, equipada con escudos y cascos, procedió a retirar a empujones al grupo de mujeres que se encontraba en plena calle y se deshizo de los cartones y carpas que empleaban para dormir durante estas últimas semanas.

Las mujeres fueron arrinconadas a la acera de la calle Genaro Sanjinés, con lo que se reabrió la circulación vehicular en esa vía. Las mujeres, con enojo, manifestaron que seguirán en ese lugar, y que la Policía tendrá que llevarlas presas para evitarlo. Una de ellas dijo que tendrán que hacer una cárcel más grande, puesto que la población de Achacachi mantendrá sus protestas.

“Achacachi va a seguir firme, así nos manden a matar”, manifestó una de las mujeres.

 

EN APREHENSIÓN DE BLOQUEADORES

Comandante analizará uso excesivo de la fuerza

La Paz | ERBOL

El comandante departamental de la Policía de La Paz, Agustín Moreno, anunció que se analizará el video en que efectivos del orden amedrentan a bloqueadores de Achacachi, con la finalidad de establecer si hubo vulneración de derechos humanos y proceder a sancionar a los responsables.

Ayer salió a la luz una grabación en que se observa que policías habían reducido a un grupo de jóvenes achacacheños. En tono hostil, los agentes fustigaron a los bloqueadores e incluso uno de los agentes untó un plátano en la cabeza de dos muchachos.

“Tenemos la Inspectoría Departamental, que es la instancia que se encarga de analizar y ver todos esos videos. Y si se establece que hay la comisión de faltas disciplinarias o la vulneración de algún derecho, esos policías tienen que ser objeto de una investigación y, si se establece la responsabilidad, ellos mismos van a ser pasibles a una sanción disciplinaria”, dijo.