Por qué los militares de Bolivia empezaron a hornear pan

0
1

El ejército en Bolivia asumió un nuevo rol de emergencia: el de panadero.

Los militares están horneando unas 70.000 unidades de pan al día para dar respuesta al desabastecimiento causado por una huelga de panaderos en La Paz y El Alto.

La protesta de 48 horas, iniciada el lunes, fue convocada tras la decisión de las autoridades de eliminar subsidios a la harina.

El gobierno venderá los panes en locales estatales a un precio de 40 centavos de boliviano, o US$0,05.

Pero los panaderos aseguran que deben vender cada unidad a un mínimo de 50 centavos de boliviano para obtener alguna ganancia y mantenerse a flote.

Subvenciones

El plan de emergencia fue anunciado conjuntamente por la ministra de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Verónica Ramos, y el titular de Defensa, Reymi Ferreira.

“El abastecimiento ha tenido algunas limitaciones efectivamente. Sacaremos 70.000 unidades y multiplicaremos (esa cantidad) si es necesario”, anunció Ramos.

“Realizaremos todos los esfuerzos para cubrir la demanda”, agregó.

“Tenemos hornos que han sido provistos por el gobierno que están en funcionamiento para la producción de los efectivos militares pero que tienen la capacidad de multiplicar su producción. Son hornos de alta calidad y estamos seguros que vamos a poder atender esta emergencia para satisfacer la demanda de pan que hay en la ciudad”, declaró por su parte Ferreira.

Los panificadores realizaron una marcha de El Alto a La Paz exigiendo el aumento del precio por unidad.

Ramos dijo que no es posible atender el pedido de los panaderos debido a que, según el gobierno, bajaron en general los precios de insumos para la elaboración de pan, por lo que no se justifica mantener la subvención.