Prevén voto de 660 mil bolivianos en el exterior

0
41

En 2014, los bolivianos en el exterior participarán por segunda vez en una elección presidencial   y se estima que al menos unos 660 mil bolivianos residentes en 70 ciudades de 33 países, serán habilitados para sufragar, número que supera los padrones electorales de Beni, Pando y Potosí juntos.

Para encarar este proceso el Tribunal Supremo Electoral (TSE) ha requerido del TGN un presupuesto adicional de casi Bs 70 millones, una tercera parte de los Bs 210 millones requeridos para todo el plan electoral.

Adicionalmente, el TSE anticipó que solicitará 92 millones de bolivianos (40 por ciento más) para una posible segunda vuelta que se realizaría tanto en Bolivia como en los 33 países del exterior donde hay residentes bolivianos, proceso establecido en el Artículo 166 de la Constitución Política del Estado (CPE) de 2009 y que por primera vez se realizará en el país.

Este presupuesto comprende el registro y voto en el exterior como en territorio nacional. Según el vocal del TSE, Marco Ayala, 139,8 millones de bolivianos se programaron para el proceso dentro el país; 15,3 millones para el empadronamiento en el exterior y para el voto fuera son 54,0 millones de bolivianos que sumados hacen los más de 210 millones de bolivianos presupuestados.

El empadronamiento en el exterior se ha dividido en dos fases. La primera contempla siete países en los que el registro concluirá el 10 de diciembre próximo. La segunda fase, que está previsto que se inicie a partir de febrero o marzo de 2014, incluye a los otros 26 países restantes más los siete de la primera fase.

Según Ayala, los bolivianos residentes en los primeros siete países han respondido positivamente al registro y están acudiendo a empadronarse. Reportó que hasta el viernes pasado se inscribieron 4.157 personas, el mayor número corresponde a España.

“Existe un buen nivel de avance, considerando que la apertura del empadronamiento ha sido progresiva (…), la primera oficina en abrir fue en Barcelona, España, país en el que se tiene el número más alto de empadronados”, dijo Ayala.

Señaló que el control del proceso es directo en cada una de las ciudades, para superar de inmediato los problemas que pudieran presentarse y dar la certeza de que un registro es un voto. Explicó que la evaluación del 10 de diciembre, al cierre de la primera fase, servirá para tomar las medidas que sean necesarias para la siguiente fase.

Anotó que el mayor problema que se presentó en el proceso electoral de 2009 fue que muchos bolivianos no pudieron participar, debido a que no contaban con su cédula de identidad o pasaporte actualizado. Dijo que este problema fue superado con la instalación de oficinas de identificación del Servicio General de Identificación Personal (Segip) en cada una de las ciudades, donde los bolivianos pueden renovar sus documentos.

Por otra parte, dijo que ha sido superado el temor de los bolivianos que no tienen residencia regularizada de que puedan ser identificados y expulsados de los países donde viven.

“No puede existir ningún tipo de temor en los bolivianos, se descarta cualquier temor, porque para nosotros nuestros compatriotas son legales, por tanto tienen derecho de participar en las elecciones y el Tribunal Electoral va a garantizar el ejercicio de ese derecho”, sostuvo Ayala, al precisar que la información obtenida es reservada y de uso exclusivo del Órgano Electoral.

Primera experiencia

En las elecciones generales de 2009 se tuvo la primera experiencia con el voto de bolivianos en el exterior. En aquel entonces se priorizaron 11 ciudades de cuatro países y el proceso fue realizado en el marco de la Ley Electoral Transitoria. Esa participación ahora está establecida en dos leyes que establecen el procedimiento y en qué procesos participan los bolivianos en el exterior.

Incorporar al mayor número de bolivianos residentes en 33 países es el desafío del Tribunal Supremo Electoral, una nueva tarea que hace que su trabajo sea mayor y más complejo, por la dimensión que adquiere. “El Órgano Electoral debe sentar presencia en 33 países, como órgano del Estado, y garantizar el ejercicio del derecho al voto de cada uno de los bolivianos (residentes en dichos países), para lo que debe cumplir varias actividades”, explicó uno de los asesores del TSE, Marco Atilio Lozano.

Dijo que esa tarea se inició sobre la base de un padrón electoral de 169.096 bolivianos que se registraron en Argentina, Brasil, Estados Unidos y España para las elecciones de 2009; pero en los restantes 29 países el registro se está iniciando “de cero”, con la diferencia de que el registro y el voto en el exterior es voluntario, mientras que en Bolivia es obligatorio.

Lozano manifestó que una falencia encontrada al momento de planificar el proceso fue la falta de información y registros en la Cancillería sobre la cantidad de connacionales que viven en el exterior y en qué países.

Con base en los datos de los censos en los diferentes países y otros registros se ha realizado una proyección de 660 mil posibles electores, de los cuales casi 90 por ciento están concentrados en siete países (Argentina, Brasil, Chile, Estados Unidos, Italia, España y Gran Bretaña).

Por el equipamiento y la logística que se requiere, Lozano dijo que “el voto en el exterior es bastante costoso”. Agregó que la información que se obtendrá este año en los 33 países será definitiva, de manera que si el próximo año el Gobierno decide establecer nuevas legaciones diplomáticas en otros países, éstas no serán tomadas en cuenta por razones de tiempo y logística.

Algunas cifras de 2009

En las elecciones generales de 2009, se emitieron 4.859.440 votos y el 13,5 por ciento aparece como la proporción del sufragio en el exterior.

En 2009, 74 por ciento de los bolivianos (125.101 personas) registrados en Argentina, Brasil, España y Estados Unidos participó con su voto. Ese año se inscribieron 169.096 ciudadanos, el 5 por ciento del padrón nacional.

Analistas y líderes políticos coinciden en que “al crecer la cantidad de posibles electores en el exterior, se desequilibra la proporcionalidad del resultado final en el país”. De los 125 mil bolivianos que votaron en el exterior en 2009, 75 por ciento apoyó a Evo Morales.

EtiquetasVoto