Santa Cruz y Cochabamba en desescalada, La Paz en ascenso

0
170
Creditos Foto: La Razón

Cochabamba y Santa Cruz ingresan a una desescalada y a una curva ralentizada de la tercera ola, según especialistas y autoridades locales de Salud. En La Paz, el panorama es diferente y registra un ascenso de casos. Expertos advierten que el departamento paceño  reportará un incremento por el ingreso de la nueva variante C.37 o Andina, además indicaron que ya no son oportunas las restricciones de circulación.

“Si bien la campaña de vacunación masiva es liderada por Cochabamba, esta medida  debe ser acompañada  por el cumplimiento de las medidas de bioseguridad. Así se continuará  disminuyendo el número de contagios en nuestro departamento. La próxima semana ya ingresaríamos en una desescalada mucho más marcada”, dijo el jefe de epidemiología del Sedes cochabambino, Yercín Mamani.

Según la autoridad local, el número de pruebas positivas disminuyó en  Cochabamba. “En el pico de la tercera ola se obtenía un 25% de casos confirmados, bajó a un 15% y ahora está por los 9,7%”, agregó.

En Santa Cruz, el gerente de epidemiología del Sedes, Carlos Hurtado,  presentó un reporte optimista. “Estamos en una curva ralentizada que se ha desacelerado en los últimos días. Esperemos  que sea el inicio de la desescalada y que pronto hablemos de que vamos a entrar a una situación de control”, dijo. El especialista explicó  que deben esperar entre cuatro a seis semanas  para confirmar esta ralentización e ingresar a una desescalada de la enfermedad.

El exministro de Salud  Guillermo Cuentas   consideró que  el descenso  de casos en Cochabamba se registra  porque instalaron centros de aislamiento. “Además, el comportamiento del virus es así. No toda la vida estará en ascenso, luego viene la desescalada y eso puede durar semanas o días, dependiendo de las medidas”, afirmó. Agregó que la habilitación de más  espacios para atender Covid se debería replicar en La Paz.

La Paz está en ascenso

“Estamos preocupados por la variante C.37 de Perú que salió hace poco y es muy posible que ya ingresó a Bolivia. En ese caso estaríamos con cuatro variantes de la enfermedad en nuestro territorio y es posible que los contagios se vayan incrementando en La Paz”, dijo a Página Siete  el especialista en sistemas  Líder Limpias.

El Sedes  La Paz reportó un ascenso de contagios desde inicios de marzo que no llega a su techo. En esa oportunidad se registraron 670 casos en una semana. A mediados de mayo esta cifra alcanzó los 1.000 y la anterior semana superó los 4.000 contagios en siete días. Esta cifra superó el número de infectados de la segunda ola,  pero no de la primera.

Para Limpias,  el ingreso de la nueva variante a La Paz es muy probable porque la región tiene  un fuerte vínculo con Perú. “Esta variante (Andina) no presenta un problema muy alto, pero es una nueva amenaza que -mezclada a otras como la brasileña podría dar vida a una nueva-. Esa es la principal preocupación”, dijo.

Para  reducir el número de contagios,  el alcalde de La Paz, Iván Arias, dispuso restricciones en los horarios de circulación en las noches desde las 23:00 hasta las 5:00 de lunes a viernes; y de 22:00 a 5:00 los sábados y domingos. Advirtió operativos de control.

Las cuarentena y restricciones “no tendrán un efecto”, dijo el exministro de Salud Guillermo Cuentas. “La  mejor forma de detener un crecimiento es el rastrillaje, la ampliación de  la toma de pruebas -como de antígeno nasal que tiene un alto nivel de efectividad- y la instalación de centros de aislamiento”, aseguró.

“No puede ser que La Paz no tenga un centro  de aislamiento. Por ejemplo: si un paciente es detectado como positivo y portador del virus, regresará a su domicilio en un transporte público y no tendrá las condiciones para aislarse. Es ahí donde se propaga  la enfermedad”, aseguró Cuentas.

El experto dijo   que es importante  garantizar un tratamiento “eficaz, oportuno y gratuito” para las personas con sintomatología leve y  moderada, además de las que están   en  unidades de terapia intensiva.  “Cuando uno se contagia hay un periodo de incubación que ahora es más corto porque esta variante es más agresiva y a los pocos días comienzan a tener problemas en los pulmones y necesitar oxígeno en 24 o  72 horas”, concluyó.

Prevén pico de contagios en primeras semanas de julio en el municipio

“Estamos en franco ascenso”, dijo ayer  la secretaria municipal de salud, Cecilia Vargas, sobre los nuevos pacientes de la Covid-19 que se registran en el municipio de La Paz. Indicó que el pico de contagios  está previsto para  las primeras semanas de julio.

“Las proyecciones nos indican que recién llegaremos  al pico entre la primera y segunda semana de julio”, dijo.

El lunes se reportaron 270 nuevos enfermos con el virus en la urbe paceña.

Con relación al aumento de casos en el departamento de La Paz, Vargas dijo  que se debe a la “cuestión dinámica en cuanto a la movilización de las personas y la conducta del virus”. Entre el 9 de mayo y el 9 de junio, los nuevos pacientes  suman 7.944 en el municipio paceño, lo que equivale a un promedio diario de 256.

El Comité de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM) La Paz definió el lunes que en el municipio paceño rige el horario de restricción a la circulación peatonal y vehicular. Será entre las 23:00 y 5:00, de lunes a viernes; el sábado entre las 22:00 y 5:00, y el domingo estará prohibida la circulación entre las 20:00 y 5:00.

Vargas indicó que dentro las políticas de salud participan todos los niveles del Estado para sumar esfuerzos, por lo que se “realizarán  las solicitudes correspondientes” al ámbito nacional y departamental. Dijo que la pandemia no sólo afectó a las familias, sino también a las instituciones públicas.