Tres regiones proyectan la protesta por fallas del censo

0
1

La sede de Gobierno celebra hoy una asamblea de la paceñidad y define medidas. Cívicos de Beni analizan un paro después de sus elecciones y el líder cívico cruceño llama a la articulación

Algo se removió en el país luego del paro cívico paceño que protestó, la semana pasada, en contra de las fallas del censo 2012, admitidas por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Un mes y medio después de la presentación de los resultados finales, en los que se redujo la cantidad de población de algunas regiones respecto a los datos preliminares, Santa Cruz ha llamado a una huelga de hambre masiva para el martes, los cívicos de Beni analizan ir a un paro cívico después de sus comicios internos y La Paz celebrará hoy una nueva asamblea de la paceñidad para definir estrategias de protesta.

Así han dicho a EL DEBER ayer sus dirigentes civiles y políticos, en el día en que el presidente Evo Morales dio por inaugurado el censo agropecuario 2013 desde Huarina (La Paz), y cuando las expresiones de protesta regional en el oriente parecían haber bajado de tono.

“Se ha decidido llevar a cabo la asamblea de la paceñidad este lunes a las 18:30”, dijo el líder de la Federación de Juntas Vecinales de La Paz (Fejuve), Arturo Quispe, al explicar que el objetivo es evaluar los resultados del paro y definir las nuevas medidas, promovidas por el municipio paceño. “Como no hay diálogo ni explicaciones, habrá una huelga desde el martes a las 10:00”, ratificó Fernando Castedo, presidente cívico cruceño. Mientras, David Coca, líder cívico de Beni, confirmó que existe la determinación de parar actividades, pero que cualquier medida se aplicará luego de los comicios internos de ese comité.

 

Caro cuestiona a sus críticos

La reacción a las protestas que se perfilan ha sido contundente. La responsable del censo 2012, la ministra de Planificación del Desarrollo, Viviana Caro, respondió criticando a la administración de la Alcaldía paceña, a la que achaca “falta de una visión de lo que debe ser la ciudad de La Paz” y de organizar el paro. También cuestionó a los cívicos cruceños por el anuncio de la huelga de hambre, a quienes reflexionó: “Una huelga de hambre va a afectar (a la región)”. Caro le recordó a los cívicos que este es el mes del departamento con mayor movimiento económico, “tenemos la feria, el aniversario del departamento; nosotros le pedimos al Comité Cívico, a la asamblea de la cruceñidad, que reflexione sobre estas medidas”.

El problema se arrastra desde el 31 de julio, cuando Caro comunicó los resultados oficiales del censo con una variación de 362.659 pobladores menos de los que había reportado el presidente Morales en enero, cuando divulgó datos preliminares. Santa Cruz disminuyó alrededor de 121.000, Cochabamba 180.000 y La Paz 35.200.

Pese a que Ricardo Laruta, exdirector del INE, admitió públicamente errores del censo, para el oficialismo estos problemas se resolverán con la validación de información que realiza la comisión de la Celac; de modo que, para el MAS, reavivar las protestas obedece a intereses de políticos opositores.

En esa línea, la presidenta del Senado, Grabriela Montaño (MAS), aseguró que detrás de estas personas (dirigentes cívicos) están los políticos que buscan visibilizarse, seguramente para las próximas elecciones. “Espero que los políticos que impulsan este tipo de movilizaciones permitan que septiembre para Santa Cruz sea un mes de festejos (…) y de anuncios importantes para la región y para el país”, reaccionó Montaño.

Las instituciones paceñas que protestan sostienen que el municipio de La Paz perderá Bs 150 millones en la reasignación de recursos con base a los datos finales del censo. Con ese argumento, el alcalde Luis Revilla (MSM) apoyó del paro de actividades de la semana pasada. Mientras, en Santa Cruz, la última asamblea de la cruceñidad planteó a las autoridades de la Gobernación y a los parlamentarios un reclamo coordinado.

Castedo observa que el Gobierno no tiene disposición al diálogo. “Si la ministra Caro o cualquiera de los funcionarios de Gobierno tuvieran claras las cosas, nos explicarían de manera convincente cómo se va a reparar los problemas del censo y no habría protestas”, sostuvo. Por esa razón, el presidente del Comité pro Santa Cruz ha pedido a representantes políticos de las regiones sumarse a las medidas de protesta, pues hasta ahora, con excepción de la Alcaldía paceña, no ha habido un pronunciamiento de autoridades departamentales, municipales ni universitarias para sumarse a la huelga convocada.

 

La Paz y el efecto dominó

“Va a ser un efecto dominó, hemos visto una parte (con el paro de La Paz) y esto va a crecer, en su momento el Gobierno tendrá que enfrentar el reclamo de todas las regiones”, sostuvo la senadora Yanine Áñez (CN), que dejó claro el golpe de imagen que provocó la protesta paceña.

“La Paz ha abierto una ruta de resistencia, de protesta contundente y esto ha provocado una toma de conciencia nacional de que el censo ha sido mal realizado”, opina el diputado Fabián Yaksic (MSM), que considera que hay más razones para cuestionar el censo debido a una “serie de contradicciones” que expresó la ministra Caro cuando fue interpelada por la Asamblea Plurinacional sobre el tema.

Sobre las acusaciones del oficialismo respecto a que detrás de las protestas hay intereses políticos de candidatos que quieren proyectarse, el diputado del MSM responde que es una cuestión de ceguera y sordera política el reducir el debate a esos términos y que, al final de cuentas, el Gobierno nacional va a tener que sentarse con las regiones y con sus representantes a explicar los errores cometidos y un modo de repararlos.

Si habrá o no “efecto dominó” después del paro paceño, eso se averiguará durante la semana, una vez que se conozcan las determinaciones de la asamblea de la paceñidad, cuando se instale la huelga de hambre de Santa Cruz y después de las elecciones que tiene en puerta el Comité Cívico de Beni. Algo se removió en el país y otra vez los problemas del  censo han vuelto a la agenda nacional

 

UNA SEMANA CLAVE

La reacción de las regiones

1   Elecciones. El presidente cívico de Beni, David Coca, informó que el viernes se realizarán los comicios cívicos de su región y que como candidato espera ser ratificado en el cargo para reforzar la protesta.

2  Opciones de diálogo. El presidente cívico cruceño, Fernando Castedo, aseguró que la huelga es una medida extrema, que se puede evitar con el compromiso de un diálogo en el que el Gobierno plantee soluciones a los errores del censo.

3  Tarija. El cívico tarijeño, Waldemar Peralta, anunció que visitará a los huelguistas cruceños en busca de la articulación de una protesta.

4  Análisis. Para Fabián Yaksic, una postura dura del Gobierno solo radicalizará todo.

 

TARIJEÑOS BUSCAN REUNIÓN EN SANTA CRUZ

El presidente cívico de Tarija, Waldemar Peralta, propone la articulación de las protestas de La Paz, Santa Cruz y Beni con su región, de modo que ha dicho que espera viajar a la capital cruceña para visitar a los huelguistas y trazar una ruta de acciones a tomar.

“Es fundamental que se den las medidas mancomunadas. Deberíamos articular de manera conjunta, quisiéramos tener una reunión”, expresó Peralta, que recordó que su departamento fue uno de los primeros en asumir un paro cívico como señal de malestar por las fallas del censo 2012.

Peralta sostiene que se debe analizar qué medidas de protesta puede ejercer presión efectiva hacia el Gobierno y que la efeméride de Santa Cruz puede ser propicia para esa iniciativa.

La presidenta del Senado, Gabriela Montaño, pidió que no se afecte la agenda de festejos de Santa Cruz, a tiempo de avisar que el presidente Evo Morales viajará a EEUU el 24 de septiembre para su encuentro en la ONU