Eres un troll sobre las encuestas en línea

0
17
Foto: La Razón

En medio del repudio generalizado por la compra de los ventiladores de la marca española GPA Innova -convertido en un nuevo caso que pone la discusión sobre el alcance del Gobierno transitorio, qué puede y qué no, aunque este compromiso por la vida atiende la emergencia sanitaria-, el ministro de Gobierno Arturo Murillo ha señalado que la presidenta Añez ganaría por amplio margen de disputarse el proceso electoral mañana. Confirma que su obseción electoral es tan o más importante que el combate contra la pandemia. Hace pocos días The Economist, al retratar la actual situación en Bolivia, hace mención a una encuesta en la que Añez despliega indiscutiblemente un amplio margen de favoritismo y, así, tenemos como punto de partida una sobrevalorada victoria de la candidata por la agrupación Juntos, el binomio Añez – Doria Medina.

La encuesta de la empresa CiesMori fue realizada antes de los escándalos que ensombrecieron a la actual administración y aunque si no fuera, representa apenas una parte del sentimiento del electorado digitalizado, abreviando las causas posteriores y el margen de error por encima del 8%. La posición del ministro de Gobierno, por lo tanto, es amenazante y provocativa, quizá, simulando combatir la pandemia. El peligro que se alastre más allá de la emergencia, o sea, gobernar ininterrumpidamente, contra reloj.

El consultor de imagen y asesor político Jaime Durán Barba, uno de los más prestigiosos de América Latina dice sobre encuestas en línea que no sirven para nada. “El margen de error es muy alto. Es similar al fanatismo impuesto por twitter: no te mueve un voto”. Las encuestas son fotografías que reflejan el estado de un determinado momento, que puesto en el caso boliviano, cambiante por la crisis política desde Octubre, de conocimiento público, es aún peor.

Siempre sobre las encuestas en línea, el consultor advierte que tienen sus peculiaridades y hay que saber qué hacer con ellas. “Cada vez más parecería que mandar mensajes tampoco sirve para nada. La experiencia en Ecuador fue descomunal. Las que mueven las elecciones son personas que lanzan mensajes por sí mismas”. Adscribiendo las declaraciones del ministro a las condiciones de inestabilidad que vive el país, su punto de vista más se parece a las de un troll, provocar de manera intencionada mensajes mediante amenazas.