4 diputados que denunciaron corrupción afrontan procesos

0
30
Foto: Página siete

Al menos cuatro asambleístas de oposición que denunciaron actos de corrupción  que vinculan a entidades del Estado afrontan procesos penales instaurados por autoridades  y dirigentes afines al MAS.

El senador de Unidad Demócrata (UD) Arturo Murillo y sus colegas diputados Tomás Monasterios y Rafael Quispe,  y la jefa de bancada del Partido Demócrata Cristiano (PDC) Norma Piérola están entre los procesados.
El 25 de marzo  de 2014, el senador Murillo  denunció el presunto delito de “tráfico de influencias” en la estatal Boliviana de Aviación (BoA) y demostró que la  cuñada del vicepresidente Álvaro García Linera se adjudicó de forma directa un contrato millonario de servicio de catering.
En las elecciones generales de 2014, el asambleísta de oposición denunció presuntas irregularidades en 400 papeletas del escrutinio del Tribunal Electoral Departamental  de Cochabamba. 
Por esas denuncias, Murillo informó que afronta dos procesos, uno  en Cochabamba, por presunta obstaculización electoral, y el segundo en La Paz, por presunta falsificación de su libreta de servicio militar.
“Esto  es una clara persecución política. En el caso de mi libreta de servicio militar, me denunciaron tres ministerios: el de Defensa, el de Transparencia y el de Gobierno. Lo raro es que la misma libreta está a nombre de otras cuatro personas y con el mismo número y registro. ¿Será clonación,  quién gana plata?”, se preguntó el senador Murillo.
El diputado Monasterios, quien  denunció supuestos nexos de autoridades de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) con el narcotráfico y hechos de corrupción, actualmente es procesado porque supuestamente se hizo  pasar como parlamentario en septiembre de 2014, cuando había renunciado  para postular nuevamente al cargo de  diputado con la alianza  Unidad Demócrata.

“Pude constatar que la denuncia se basa en documentación falsa, supuestamente firmé el 4 y 5 de septiembre (de 2014) documentos, pero yo, en esas fechas, estaba en Santa Cruz haciendo campaña”, dijo Monasterios, y agregó que la estrategia del Gobierno es “descabezar” a todo aquel que destapa actos de corrupción “para que en el futuro nadie se atreva a denunciar”.
El diputado Quispe, quien denunció a dirigentes afines al MAS como Felipa Huanca, por el caso Fondo Indígena,  ante el Ministerio Público, ahora afronta  una denuncia por tres delitos. 
Su colega del PDC, Norma Piérola, también afronta varias denuncias y ya fue imputada por los presuntos delitos de racismo y discriminación, porque rehusó darle  la mano del presidente Evo Morales el  1 de diciembre de 2014, en el acto de entrega de credenciales a las nuevas autoridades electas en los comicios generales de octubre.

Los opositores están convencidos de que se trata de una represalia por sus denuncias.

Huanca: Quiero ver a Rafael Quispe en la cárcel

Página Siete / La Paz

La exejecutiva de la Federación de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa de La Paz, Felipa Huanca, espera que las autoridades judiciales  remitan al penal de San Pedro al diputado de oposición  Rafael Quispe, quien la denunció por tener cerca de un millón de bolivianos en bienes y por estar involucrada en el caso del Fondo Indígena.
“Estamos pidiendo que entre a la cárcel porque la justicia tiene que llegar, no se puede hablar falsamente”, dijo Huanca, quien presentó una demanda contra Quispe por acoso político, discriminación y violencia política ante el Ministerio Público.     
Por ese caso, el fiscal José Luis Guerrero presentó la imputación formal contra Quispe, exmallku del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq), y está a la espera de que el juez defina fecha y hora de la audiencia de medidas cautelares.  
“En plena campaña ha dicho que con plata del Fondo Indígena me he enriquecido. Ahora por fin el primer paso hemos dado y seguiré dando la cara, son totalmente falsas sus acusaciones, humillaciones. Me ha discriminado y además afectó a toda mi familia”, afirmó Huanca, que también presentó una denuncia ante la Comisión de Ética de la Cámara de Diputados.
El diputado Quispe presentó una denuncia contra Huanca y la acusó de   estar involucrada en el millonario daño económico al Estado por el caso  Fondo Indígena, pero este caso no tiene avances.
El diputado cree que el oficialismo pretende apartarlo de la Asamblea Legislativa y “aniquilarlo” políticamente.