Abogada de Goni explica la demanda en los EEUU

0
1

Ana Reyes, la abogada del expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada, informó a ANF que el juicio que se le quiere seguir a su cliente en los Estados Unidos surge de una “demanda en lo civil”. “Los tribunales norteamericanos sólo examinan si los demandantes pueden obtener alguna indemnización monetaria bajo la ley estadounidense”, precisó la prestigiosa jurista, quien acompañó a Goni, como se lo conoce coloquialmente en Bolivia, durante una comparecencia de siete horas en el mes de mayo.

En otras palabras, no se trata de un juicio penal y su espectro se reduce al ámbito de las compensaciones monetarias. Las víctimas de octubre de 2003 aspiran a recibir un resarcimiento económico. Reyes aclaró que que el juicio civil propiamente dicho no se ha iniciado aún.

“Esta cuestión actualmente está por tramitarse en el Tribunal Federal de Apelaciones que no ha resuelto si corresponde juicio para considerar los reclamos de los demandantes”, planteó la abogada. Dado que la defensa de Sánchez de Lozada ha apelado, es posible, dice Reyes, que la demanda “sea desestimada en última instancia”.

La abogada recordó que “el expresidente Sánchez de Lozada prestó testimonio bajo juramento en una declaración que se grabó por video”. Consultada sobre la utilidad de la filmación, Reyes explicó que “la declaración jurada es una técnica que normalmente se utiliza para preservar el testimonio con el fin de usarlo en el futuro en caso de haber un juicio”.

Los abogados del expresidente tienen la intención de utilizar partes de este testimonio en caso de que hubiera un juicio sobre este caso y no le fuera posible testificar. Lo mismo pueden hacer los abogados de la parte demandante si así lo deciden.

Al hacer un recuento de la audiencia inicial, Reyes recordó que “durante la declaración jurada de más de siete horas, se les permitió a los abogados demandantes preguntarle al expresidente Sánchez de Lozada cualquier cosa con respecto a su desempeño como presidente de Bolivia y otros temas permitidos por las reglas judiciales”. “El expresidente cooperó plenamente con los abogados demandantes, y contestó cada una de las preguntas permitidas por las reglas judiciales”, finalizó la abogada.