Arce: Almagro viola la Carta de la OEA al referirse a la reelección

0
33
Foto: ABI

El ministro de Justicia y Transparencia Institucional, Héctor Arce,  manifestó hoy que el secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro violó la Carta de la OEA y “busca forzar sus intenciones mezquinas, erróneas y sectarias”, al interpretar la reelección en los países del continente.

Ayer Almagro ratificó el informe de la Comisión de Venecia que aseguró que la reelección de autoridades no es un derecho humano. “La respuesta de la Comisión de Venecia es inequívoca: la reelección no es un derecho humano e impedir la reelección no limita los derechos de los candidatos o de los votantes”.

Según Arce la Carta de la OEA establece que todo Estado tiene derecho a elegir sin injerencia externa su sistema político, económico y social; y a organizarse en la forma que más le convenga, además que tiene el deber de no intervenir en asuntos de otro Estado.

“La actitud de Almagro es absolutamente reprochable y viola este principio, la propia carta de la OEA”, lamentó Arce.

Almagro además manifestó que se enviará a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la Corte Internamericana de DDHH (Corte IDH) y al Comité Jurídico Interamericano el informe de la Comisión de Venecia, debido a las constantes prácticas regional de “perpetuarse en el poder”.

El representante de la OEA aseguró ayer que el informe de la Comisión de Venecia no es una opinión política, sino un documento con plena validez jurídica.

Empero Arce respondió hoy que, “la Comisión de Venecia se han convertido en una organización con fines políticos (con) dictámenes políticos que no son vinculantes para ningún Estado y ninguna institución al interior de ningún país”.

El señor Almagro sin ningún respaldo institucional de la OEA  interfiere con la organización institucional y jurídica de varios estados, opina sobre sus procedimientos constitucionales, versa y da opiniones sobre los mecanismos que tiene para desarrollar su democracia en absoluta libertad y en ejercicio de toda su soberanía”, sentenció Arce.