¿Caerán Morales y Correa en la tentación de forzar la reelección?

0
17
Foto: El Comercio

Los líderes que surgieron la pasada década en América latina traían un discurso de renovación y modernización política que no se ha cumplido. Prometieron reforzar las instituciones y lo que han acabado construyendo son regímenes altamente personalistas. Tanto que cuando el líder desaparece (Hugo Chávez) o es derrotado (Cristina Kirchner) el edificio acaba viniéndose abajo o atravesando por coyunturas muy complejas.

Por ese trance está atravesando en estos momentos el evismo en Bolivia y el correismo en Ecuador. Sus dos líderes no pueden optar a la reelección y las dudas sobre la continuidad de los regímenes por ellos construidos se acrecientan.

En febrero pasado el 54,01 % de bolivianos votó No a reformar la Constitución para permitir una nueva candidatura del presidente Evo Morales en 2019 (El  obtuvo el 45,99 % de apoyo). Por su parte, Rafael Correa renunció a luchar por la reelección ya en 2015 para sorpresa de todos.

La tentación de revertir una negativa

Sin embargo, las ambigüedades y los movimientos estratégicos de ambos, o de sus seguidores, provocan que estén surgiendo dudas en torno a si quizá Evo Morales y Rafael Correa están analizando caminos alternos para volver a ser candidatos en 2017 (el ecuatoriano) y en 2020 (el boliviano).

El presidente de Bolivia, Evo Morales, si bien aceptó su derrota en el referendo en el que fue rechazada una reforma constitucional sobre su reelección, trató de deslegitimar el resultado al indicar que el oficialismo había perdido una batalla, “pero no la guerra” e interpretó que su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), tiene un “voto duro” del 50 % que le respaldó pese a la “guerra sucia” y a la “discriminación” de las que dijo ser víctima durante la campaña.

Además, los seguidores de Evo están tratando de alertar sobre un peligro que ellos consideran que existe: sin Evo Morales los avances económicos y sociales desaparecerán.

“Que no vayan alimentando esperanzas algunos compañeros de que se puede reemplazar al Presidente Evo. Todos sabemos que él es nuestro líder insustituible e irremplazable y no hay ninguna posibilidad de que el 2020 haya otro líder. Es el Presidente Evo o el Presidente Evo”, afirmó, según una nota publicada en la página web del Ministerio de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

En Ecuador, los correistas están tratando de que Correa se pueda presentar en 2017.

Y eso que el propio Presidente es el que dijo no desear presentarse: “Desde hace algunos meses yo vengo insistiendo que se ponga una transitoria en la enmienda que permite no la reelección indefinida -la reelección la deciden ustedes en las urnas-, la posibilidad de postularse sin restricciones… que por esta vez, en las elecciones de 2017, no puedan participar ni los asambleístas que están aprobando la enmienda y tengan dos períodos ni el presidente de la República que tiene ya también ya dos períodos, pero queda la posibilidad de reelegirse, no me interesa, yo quiero darle paso a otros cuadros, pero si es que la oposición impide la gobernabilidad de este país nos veremos nuevamente en las urnas, volveremos… Esa es mi postura al interior de Alianza PAÍS…”

El máximo organismo judicial de Ecuador acaba de dictaminar que, a través de un referéndum, los ecuatorianos podrán derogar una disposición transitoria que impide al actual presidente, Rafael Correa, presentarse a las elecciones del 2017.

La Corte Constitucional del país andino hizo público el dictamen sobre el pedido realizado en marzo por el colectivo correista “Rafael contigo siempre”, para permitir una nueva reelección de Correa, en el poder desde el 2007.

Sin embargo la actitud de Correa y de Evo es muy diferente con respecto a la reelección. El ecuatoriano está dispuesto a no seguir: “el próximo año, en un día como hoy ha