Evo pasa responsabilidad a ministros y a Zapata

0
35

El presidente Evo Morales pasó ayer la responsabilidad de los contratos con la empresa china Camce a los ministros y a su expareja, Gabriela Zapata, y desafió a que lo investiguen “desde donde sea”.

Morales hizo estas declaraciones anoche entrevistado por el programa El abogado del Diablo, de la red Unitel, en la última jornada antes del silencio electoral con miras al referendo del 21.

Consultado sobre el presunto tráfico de influencias en vista de que su expareja era gerente comercial de Camce, empresa que se adjudicó seis proyectos estatales por más de 564 millones de dólares, Morales respondió que las atribuciones del Presidente llegan hasta la designación de los ministros y que son ellos quienes tienen en sus manos las contrataciones. “Yo lo único que pedía era que participe el Ministerio de Transparencia”, dijo.

Añadió que tampoco es la primera vez que se hacen adjudicaciones por contratación directa y que otras empresas en Bolivia tienen contratos por mucha mayor cantidad de dinero, tal el caso de la surcoreana Samsung, que se adjudicó la planta de urea de Bulo Bulo por más de 800 millones de dólares.

“Además, yo siempre preguntaba cómo están los proyectos. Me informan que Camce no está cumpliendo (en la ferrovía Montero Bulo Bulo). Entonces, hay que ejecutar las garantías, les dije”, explicó.

Sobre el rol de su expareja en este asunto, Morales reiteró que “no sabía que esa señora estaba trabajando allí”. Alertado por la entrevistadora Gabriela Orozco sobre cómo se explica que Zapata tenga tanto dinero, Morales respondió: “Bueno, ése es su problema. Que investiguen”. “¿Tenía dinero cuando usted la conoció?”, preguntó la periodista. “Yo no conozco. La conocí como militante de la juventud del MAS en Cochabamba. Mi relación acabó en 2007”, dijo el Presidente.

Morales retó a que lo investiguen desde la Contraloría. Y que en caso de dudar de la imparcialidad del contralor Gabriel Herbas (que antes era legislador del MAS), desafió a que lo hagan desde el Legislativo “o desde donde sea. No tengo nada que temer”, dijo.