Gobierno abroga decretos que avalan uso de transgénicos

0
91

El Gobierno emitió el Decreto Supremo 4490, que abroga los decretos 4232 de 7 de mayo 2020; 4238 de 14 de mayo de 2020 y 4348, de 22 de septiembre de 2020, que permitían viabilizar el acceso a nuevos eventos de biotecnología para los cultivos de soya, maíz, trigo, algodón y caña de azúcar.

La norma fue publicada en la Gaceta Oficial de Bolivia con fecha 21 de abril de 2021.

Los decretos abrogados fueron emitidos durante el Gobierno transitorio de Jeanine Áñez.

En su momento, la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo) expresó su rechazo al anuncio del Gobierno nacional de la posible abrogación de los decretos supremos 4232, 4238 y 4348, relacionados al uso de Organismos Genéticamente Modificados (OGM), los cuales permiten viabilizar el acceso a nuevos eventos de biotecnología para los cultivos de soya, maíz, trigo, algodón y caña de azúcar.

“Estas normativas sólo establecen un procedimiento abreviado por parte del Comité Nacional de Bioseguridad y en el caso del maíz, la posibilidad de hacerlo de forma regionalizada en base al Estudio de zonificación para el uso de maíz GM en Bolivia, elaborado por el INIAF”, señaló en marzo el presidente de la Anapo, Fidel Flores.

Sin embargo, colectivos ambientalistas y ONG exigieron que las normas emitidas por Áñez sean abrogadas porque, en su criterio, promovían el uso de transgénicos en contra la Constitución.

El Decreto Supremo 4232, del 7 de mayo de 2020, autorizaba de manera excepcional al Comité Nacional de Bioseguridad establecer procedimientos abreviados para la evaluación del maíz, caña de azúcar, algodón, trigo y soya, genéticamente modificados en sus diferentes eventos, destinados al abastecimiento del consumo interno y comercialización externa.

En tanto, el Decreto Supremo 4238, del 14 mayo de 2020, modificaba la Disposición Transitoria Única del Decreto Supremo 4232.

El artículo 2 de DS 4348, de 22 de septiembre de 2020, disponía la identificación de las áreas que constituyen centros de diversidad del maíz y las zonas de cultivo para maíz amarillo duro, generado por cualquier tecnología, conforme al Estudio de zonificación para el uso de maíz en Bolivia, realizado por el Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal – INIAF.

Según las consideraciones del decreto de abrogación, la aprobación los DS 4232, 4238 y 4348 “se contraviene el principio de seguridad y soberanía alimentaria y la reserva legal, en cuanto a la producción, importación y comercialización de transgénicos, establecido en la Constitución Política del Estado”.

Asimismo, la norma emitida por el presidente Luis Arce señala que “a efectos de garantizar la seguridad y soberanía alimentaria; así como los derechos de los componentes de la Madre Tierra, es preciso dar cumplimiento a disposiciones establecidas en la Constitución Política del Estado y la normativa legal vigente”.