Gobierno dice que la DEA mella su dignidad

0
24

De manera vehemente el Gobierno del presidente Morales reacciono frente a la denuncia del exagente de la DEA Carlos Toro que comprometió a “un circulo de funcionarios íntimos del Gobierno con el narcotráfico”. El ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana no solo mostró datos sobre el éxito boliviano en materia de interdicción en la lucha contra las drogas, sino que acusó a la DEA de urdir una mentira contra la administración del presidente Morales por los logros “incuestionables” de Bolivia en el combate  antidroga desde que la agencia de los Estados Unidos fue expulsada de Bolivia.

Dijo que el modelo boliviano es extremadamente eficiente y que lo mismo no se puede decir las políticas antidroga de los Estados Unidos que asumen la represión como principal estrategia, mientras que Bolivia usa el diálogo para evitar el crecimiento del comercio de la droga.

La autoridad acusó a la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) de mellar la dignidad del país, tras conocerse el informe que uno de sus “exagentes” presentó sobre personas ligadas al Gobierno de Bolivia con el narcotráfico.

” Ellos deberían más bien apoyar y combatir el tráfico de drogas en su país, porque los Estados Unidos es el principal mercado del mundo”, dijo por su parte el viceministro de Régimen Interior, Marcelo Elío.

Carlos Toro, quien se querelló contra la agencia estadounidense, porque supuestamente no le pagó por su trabajo, difundió la versión. En la víspera las autoridades nacionales lo relacionaron con el narcotráfico como exintegrante del Cártel de Medellín.

“Con esa supuesta investigación tratan de mellar la imagen política del país (…) Eso es censurable desde todo punto de vista”, enfatizó el viceministro en declaraciones a medios de comunicación.

Toro trabajó para la DEA entre 1986 y 2015 e interpuso una demanda el 8 de septiembre pasado en contra del gobierno estadounidense para que reconozca su papel en diferentes investigaciones, como en el “caso Bolivia”, cita ABI.

“El exagente fue reclutado por un supervisor de la División de Operaciones Especiales de la DEA para participar en una caso de alto nivel en Bolivia que involucra al vicepresidente, la familia del vicepresidente, oficiales generales militares y oficiales de inteligencia de la Policía Nacional”, según su causa interpuesta en EEUU.