Gobierno dispone libre filiación a las cajas de salud y crea un fiscalizador

0
28
Creditos Foto: APG

Un grupo de 80 trabajadores que se hicieron pasar por particulares, tomaron la oficina central de la Caja Nacional de Salud (CNS) en La Paz, en la medida más radical contra la designación del gerente general José Alfredo Jordán. A raíz de este conflicto, el presidente en ejercicio, Álvaro García Linera, decidió promulgar un decreto que dispone la libre filiación y constituye una autoridad de control y fiscalización para “poner en regla” a todas las cajas.

Tras la toma, unos 30 trabajadores de La Paz y otros que llegaron del interior del país tomaron las oficinas de la Gerencia General, donde presuntamente sacan documentación que comprometería a algunos funcionarios en actos irregulares en la administración de recursos.

De estos hechos dos personas resultaron aprehendidas por la Policía que tomó control del edificio central, mientras los trabajadores continuaban en las oficinas interiores, donde pretenden instalar un piquete de huelga de hambre.

Mientras se desarrollaban estas acciones de los trabajadores, en Palacio de Gobierno, el presidente en ejercicio Álvaro García Linera, ofrecía una conferencia de prensa, donde atribuyó estos  movimientos a pequeñas roscas de dirigentes a los que acusó de ser “reyes chiquitos” y vivir en medio de la “cuna de la corrupción”.

García Linera sostuvo que decidieron crear por decreto una Autoridad de Control del Sistema de Salud Público destinada a hacer cumplir las leyes y sancionar el incumplimiento de la función de las cajas.

“No vamos a intervenir sino los vamos a controlar”, declaró al anunciar que promulgarán un decreto que luego será tramitado para ser elevado a rango de ley en la Asamblea, para que los servidores públicos de los ministerios puedan afiliarse de manera voluntaria, libre como colectividad.

“Los funcionarios de un Ministerio, de una institución podrán afiliarse libremente. O se mantienen en la Caja de Salud, o se van a la petrolera, o se van a la bancaria o si quiere se afiliación al sistema de salud público donde el gobierno hace gigantesas inversiones”, precisó.

Con relación al actual gerente general de la Caja, nombrado por resolución presidencial, dijo que esa autordiad administrativa se mantendrá los próximos tres meses para viabilizar las auditorías internas y externas de todo el sistema de la Caja Nacional de Salud. Al término de esa labor, “ser irá a su casa”, dijo la autoridad,

El vicepresidente aseguró que el gobierno ratifica su voluntad de constituir el Seguro Universal de Salud con recursos propios del Tesoro General del Estado, de las alcaldías y las gobernaciones departamenales y no se tocará un solo centavo de los actuales recursos que maneja la Caja Nacional de Salud que anualmente se sitúa en 2.500 millones de bolivianos.