Gobierno presume falla humana en accidente de Riberalta

0
48

Vladimir Sánchez dio a conocer que por el momento el aeropuerto del municipio de Riberalta no cuenta con un carro bombero, puesto que recién en diciembre llegará esa unidad motorizada.

El ministro de Obras Públicas, Vladimir Sánchez, informó este martes que según el informe preliminar de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) se “presume” que el accidente aéreo de la avioneta de Aerocon se produjo por una falla humana y admitió que el aeropuerto de Riberalta, en Beni, no cuenta con un carro de bomberos para prestar auxilio oportuno en este tipo de tragedias.

“La DGAC presume que en este accidente ha existido errores humanos. Presume porque esto tiene que ser corroborado, la información que ha entregado la torre tiene que ser corroborado con el estudio que hagan peritos de las dos cajas negras del avión”, dijo en conferencia de prensa.

Explicó que las condiciones climatológicas en que se estaba desarrollando el vuelo de la nave CP- 2745 eran complicadas, toda vez que se registraban fuertes vientos del sur y vientos laterales, no obstante todas estas informaciones serán corroboradas en las grabaciones que contienen las cajas negras.

La mañana de este martes, el titular de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), general Luis Coimbra, informó que las dos cajas negras del avión de la línea Aerocon que se accidentó este domingo serán enviadas a Brasil, a fin de que sean abiertas y puedan ser sometidas a investigación.

CARENCIAS EN BOMBEROS

Sánchez dio a conocer además que por el momento el aeropuerto del municipio de Riberalta no cuenta con un carro bombero, puesto que recién en diciembre llegará esa unidad motorizada.

“La compra de ese carro bombero se realizó en febrero de este año, sin embargo, estos son vehículos que no se encuentran en el mercado y no se compran de una semana para otra, se hace el encargo para la construcción y el tiempo habitual es de un año, ha estado haciendo gestiones y este carro por el compromiso que hay debe llegar los primeros días de diciembre”, afirmó.

Acotó que la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares de la Navegación Aérea (Aasana) invirtió 2.6 millones de dólares en la compra de este carro bombero.

En la víspera, el ex gobernador del Beni, Ernesto Suarez, responsabilizó al Gobierno por no invertir en Aasana en lo que respecta a equipos y otros insumos que permitirían evitar accidentes.

El accidente de la avioneta de Aerocon en el aeropuerto de Riberalta evidenció, según Suárez, la falta de equipos médicos y de bomberos que hubieran ayudado a socorrer oportunamente a las víctimas de este hecho.

El ministro descalificó las declaraciones de “la derecha” respecto a que el Gobierno no habría hecho inversiones para mejorar las condiciones de los aeropuertos existentes en el país.

“En la gestión del presidente Evo Morales se ha invertido 260 millones de dólares, se han invertido y se están invirtiendo en la construcción de nuevos aeropuertos”, aseguró y añadió que Aasana también realizó una inversión de 12 millones de dólares en equipos.

Paralelamente a esas inversiones, dijo que la DGAC invirtió 9 millones 663 mil dólares en la construcción de un edificio donde se capacitará a los controladores aéreos y también está previsto la compra de un simulador de control de aeropuertos hasta fin de año por un valor de 1.8 millones de dólares.

LA NORMA

La Constitución Política del Estado (CPE) en su artículo 298 parágrafo 14 establece que es competencia privativa del Estado el “control del espacio y tránsito aéreo, en todo el territorio nacional. Construcción, mantenimiento y administración de aeropuertos internacionales y de tráfico interdepartamental”.

Asimismo, el artículo 300 de la Constitución establece, en su parágrafo 10, que es competencia exclusiva de los gobiernos departamentales la “construcción, mantenimiento y administración de aeropuertos públicos departamentales”.

El domingo a las 15:58 horas la aeronave de la línea aérea Aerocon con placa de control CP- 2745 sufrió un accidente en el aeropuerto Selín Zeitún López, de Riberalta, Beni, del cual resultaron ocho personas fallecidas y diez heridas.