La granja de los animales 3

0
15

Un monstruo disfrazado de gorila apareció como invitado de honor en la inauguración de la Escuela Militar del ALBA, en Santa Cruz, donde dizque, se preparará a los oficiales de los países miembros en las doctrinas contra el imperio. El sujeto se llama Ahman Vahidi y es ministro de Defensa de Irán, pero además autor intelectual del atentado que costó 85 vidas, entre ellos 6 bolivianos, perpetrado en 1994, contra el edificio de la Asociación Israelita, en Buenos Aires y fichado con tarjeta roja para su captura por INTERPOL. El Gobierno tuvo que expulsarlo ipso facto, a pedido de la Argentina, pero no lo detuvo como debería haberlo hecho, tratándose de un criminal internacional, pero es que parece que Irán se ha hecho cargo de la construcción de la Escuela y por eso el hombre fue invitado especialmente al acto. Una vez expulsado, todos se lavaron las manos y el canciller mandó una carta a la Argentina con estos galimatias: “El grave incidente debe ser atribuido únicamente al desconocimiento en ciertos niveles de las circunstancias (?) de la invitación cursada y bajo ningún aspecto un acto de agravio que pudiera afectar el excelente nivel de las relaciones boliviano-argentinas”. En otro país más serio, habrían rodado un par de cabezas, en este caso la de la ministra de Defensa y la del canciller, pero Bolivia es así nomás, y por otra parte, ellos no sabían de tan curiosa invitación, formulada a niveles más altos.

***

La invitación a ese sujeto ha sido tomada con espanto en la prensa europea, pues es como si hubiera venido Osama Bin Laden, pues la única diferencia entre ambos, es el número de víctimas. Bin Laden, le gana a Vahidi, por unas 2.900 más.

***

El ex presidente Mesa ha dicho que después de la foto que se tomaron con el presidente Morales no han sido nunca más convocados para el tema marítimo. Este es otro ejemplo de cómo se utiliza a la gente y se la desecha enseguida. A continuación se ha convocado a los ex cancilleres, pero la “Hoja del Sur” ha hecho notar oportunamente, que dos de estos personajes trabajan para el chileno José Miguel Insulza, secretario de la OEA, uno como representante del organismo en México (Araníbar) y el otro como observador del mismo organismo, en El Salvador, (Fernández). Con mucha razón, el comentarista de la “Hoja del Sur”, afirma que el comportamiento de estos dos funcionarios, no es ético, pues como dice la Biblia, no se puede servir a dos señores. ¿Qué seguridad tiene ahora Bolivia de que todo lo que se trata en el Palacio Quemado, termina siendo conocido por Chile?

***

La visita del presidente electo del Perú, fue un desperdicio y lo único que faltó fue una partida de fútbol, como hizo hace algunos años el presidente Morales con Piñeira. Pero en todo caso, está claro que el peruano está en otra onda, pues no sólo garantiza sino que fomentará la inversión externa, como hizo Alan García; gobernará para todos los peruanos y mantendrá las mejores relaciones con los Estados Unidos. No es casualidad, como ha señalado el saliente Alan García, que el Perú haya crecido a mayor velocidad que Chile, política que seguirá Humala que no quiere saber nada del sindicato de pobres del ALBA.

***

No figura en el libro de “Evadas”, pero el presidente Morales ha declarado que las telenovelas son causantes de los cuernos que se ponen las parejas y de sus divorcios, saliéndose de la temática de la inseguridad ciudadana en la reunión convocada al efecto en Santa Cruz. El presidente mostró su preocupación por el alcoholismo generalizado y dijo que las verbenas, son sólo un pretexto para beber, pero no hizo mención a la pobreza estructural del país, a la no presencia del Estado en todo el territorio ni al narcotráfico, como causas centrales de la violencia.

***

Circula en el internet, una carta abierta del ex funcionario en UNESCO, Carlos Terrazas Orellana, miembro del MAS, a quien el embajador Pablo Groux, hacía servir de “secretario administrativo, personal, traductor, intérprete, chofer, mensajero y empleado doméstico” hasta que el hombre se cansó. Asegura que Groux, hace una parada breve en la oficina de UNESCO, en la mañana y luego se va a sus clases de francés, pero además indica, cosa bastante grave, que el flamante embajador ha echado a la basura los archivos, documentos, y publicaciones que se hallaban en la oficina, en lugar de pedir un espacio a la embajada en París.