Mesa declarará en la Fiscalía, pero no agachará la cabeza ni dará explicaciones al MAS

0
109

Confirma su asistencia. Carlos Mesa informó este martes que mañana acudirá a declarar ante el Ministerio Público dentro del caso de supuesto “golpe de Estado”, pero enfatiza que no agachará la cabeza ni dará explicaciones al MAS ni al Gobierno.

Sin adelantarse al contenido de su comparecencia ante la Fiscalía, el expresidente consideró “lapidaria” la memoria de la Iglesia Católica sobre los diálogos de pacificación y atribuyó toda esta “tramoya” de un proceso judicial “armado” a la obsesión “enfermiza” de Evo Morales con el poder.

“Por órdenes de Morales, que acepta Luis Arce, el Ministerio Público y el poder judicial han armado un caso de la forma más chapucera, el delirante invento denominado ‘golpe de Estado’, la Fiscalía le da mayor credibilidad a las páginas de un libro que a dos leyes del Estado, la que anula las elecciones fraudulentas y la ley excepcional de prórroga de mandato constitucional de autoridades electas, que prolongó la gestión de la entonces presidenta Áñez, ambas leyes sancionadas por la Asamblea controlada por el MAS, ambas cusan Estado y reconocen la plena legitimidad y legalidad constitucional del Gobierno de Áñez”, dijo en conferencia de prensa.

Recalcó que “mañana estaré en la Fiscalía y diré lo que tenga que decir“, sin anticipar si se acogerá al silencio o brindará información sobre su actuación después de la renuncia de Morales en noviembre de 2019.

Sus declaraciones:

Yo acuso a Evo Morales, Luis Arce y el MAS de mentir, de tergiversar los hechos, de inventar un delito para destruir a la oposición, destruirme a mí y llevar al país a una espiral de confrontación en medio de una profunda crisis sanitaria y de desempleo. Todo planeado y forzado por la desmedida ambición de un hombre que ya hizo demasiado mal a Bolivia antes de huir el 10 de octubre de 2019 en un avión de bandera extranjera”, acotó el líder de Comunidad Ciudadana (CC).

Además, lanzó tres preguntas al presidente Luis Arce, quien, a su juicio, acata las órdenes del jefe del MAS sobre este proceso. “¿Seguirá Usted apoyando las acciones cargadas de odio y de ambición por el poder de Evo Morales? ¿Seguirá enviando a sus ministros y voceros a mentirle al pueblo boliviano negando la sucesión constitucional que usted mismo admitió públicamente? ¿Está dispuesto a seguir subordinado a Morales, aún a riesgo de llevar su gestión al desastre?”.

En criterio de Mesa, que el ministro de Justicia, Iván Lima, le brinde garantías y garantice que no será aprehendido, es una muestra de la injerencia del Gobierno a la administración judicial, reiterando que para que esta causa tenga alguna validez se debería declarar inconstitucionales las dos leyes que aprobó la Asamblea para dar viabilidad a la gestión transitoria de Áñez. De ser así, consideró, también debería procesarse como coautores del supuesto “golpe” a Eva Copa y Sergio Choque, presidentes de ambas cámaras, y al resto de legisladores del MAS.

El expresidente es convocado luego de la ampliación de sus declaraciones que realizó la exjefa de Estado, el 7 de junio, donde mencionó a 32 personas que tuvieron alguna participación en los hechos de 2019. Sin embargo, Áñez aclaró que sus afirmaciones estuvieron basadas en los relatos del libro ‘revolución de las pititas’ y que no constató de forma presencial algunas delas menciones que realizó.