Ministro de Salud pidió a la India 5 millones de vacunas a través de intermediarios

0
103

El ministro de Salud, Jeyson Auza, solicitó al gobierno de la India la provisión de cinco millones de dosis de la vacuna AstraZeneca contra el coronavirus, pero a través de una empresa intermediaria y sus socios. La gestión fue observada por el Ministerio de Justicia que ya requirió los descargos.

“Suscribimos las notas para que alguien haga las gestiones, cotizaciones y garantizar la cantidad de vacunas que pudiesen llegar en el tiempo establecido. Esto no significa ningún compromiso del Ministerio de Salud ni del Estado para con ninguna empresa, solo les da la potestad para decir que hay un país que tiene la necesidad de vacunas”, admitió el ministro respecto a estas gestiones.

Además, Auza señaló que buscará proveedores seguros de vacunas. “No nos cerramos, porque necesitamos las vacunas y en esas gestiones estamos”, afirmó durante una rueda de prensa.

De este modo,el ministro hizo referencia a la carta que envió el 9 de abril a la HLL Lifecare, una empresa estatal que está ubicada en el estado de Kerala, en India. Esta entidad, que depende del Ministerio de Salud y Familia de esa nación asiática, gestiona la provisión de medicamentos, insumos y vacunas en coordinación con el Serum Institute que fabrica los inmunizadores que solicitó Bolivia.

El periodista John Arandia hizo pública la información y exhibió esa nota y un requerimiento emitido por el viceministro de Justicia, César Adalid Siles, quien ayer confirmó que el ministro de Salud debe presentar un informe sobre esta temática “hasta este viernes”.

En la carta en la que solicita las vacunas, el ministro presentó a la firma privada Antebellum Holdings y varias otras asociadas, como “representantes” de Bolivia para gestionar la adquisición de vacunas contra el Covid-19. Sin embargo, esa firma fue desconocida por el gobierno de la India, de acuerdo con un informe que fue remitido por la vía diplomática y está entre los antecedentes del requerimiento planteado por el viceministro de Justicia.

“India ha superado con éxito la adversidad económica y ha evolucionado hasta ser líder mundial en varios frentes. Sobre la base de este aspecto, por la India y su posición de liderazgo en la producción de vacunas, creemos que nuestro representante Antebellum Holdings LLC junto con sus asociados IDH Life SARL y Hindustan Life Care Limited serían socios válidos y representantes para una adquisición de emergencia de vacunas Covid-19″, señala la nota enviada a India.

En un contacto con el portal Urgente.bo, Carol Reyes Ávila, presidenta de Antebellum Holdings LLC, explicó que solo actuó para gestionar la “ayuda humanitaria” y no recibió dinero por esas gestiones. Precisó que realiza una consultoría para la adquisición de vacunas con Serum Institute.

En varias ocasiones, el presidente Luis Arce aseguró que el Gobierno no recurrirá a intermediarios para adquirir insumos en la lucha contra la pandemia. “No vamos a especular con la salud de las y los bolivianos”, aseguró en enero, ante las irregularidades que hubo durante la administración de Jeanine Áñez con presuntos sobreprecios en la compra de respiradores.

De hecho, ayer el presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani (MAS), anticipó que pedirá que se eviten a los intermediarios y que también requerirá informes sobre este caso.

Respecto a estos reportes, el viceministro Siles expresó “la preocupación de su institución” en la extensa nota que remitió a Auza y en la que le recordó las atribuciones del Ministerio de Justicia respecto a la transparencia y la defensa del bien común.

El escrito también transmite la preocupación de la Cancillería ante la eventual “firma de documentos que pueden generar falsas expectativas respecto a la dotación de vacunas, posibles sobreprecios, generando costos innecesarios por concepto de representación y otras acreditaciones (del Estado) que puedan ser mal utilizadas”.

Ante la existencia de estos documentos que revelan la participación de intermediarios, el ministro de Salud aseguró ayer, en varios momentos, que “no se firmó ningún convenio o contrato”.

“Simplemente se solicitó que esa empresa (Antebellum) pueda hacer cotizaciones y para eso es necesario que diga que está haciendo cotizaciones a nombre de (Bolivia)”, afirmó el ministro Auza.

Inquietudes

El Viceministerio de Comercio Exterior e Integración, una entidad dependiente de la Cancillería, remitió varias consultas a la Serum Life Sciences del Reino Unido y de la India, el laboratorio responsable de la producción de la vacuna AstraZeneca, según el documento VCEI-704 del 21 de abril de 2021, al que tuvo acceso este rotativo.

Uno de estos requerimientos fue planteado el 12 de febrero respecto a la posibilidad de que el gobierno municipal de Santa Cruz de la Sierra hubiese adquirido esos inoculantes. “Contestaron que no se encuentran involucrados en ninguna venta de vacunas en el país y solo mantienen relación comercial y oficial con el Gobierno”, señala el reporte.

A este dato se suma una nota enviada por la empresa boliviana SDM Solution for Marketing, una de las asociadas de Antebellum, que “se presentó como representante exclusiva para Perú y Bolivia en la venta de la vacuna AstraZeneca desarrollada por la universidad de Oxford de Inglaterra”. En esa misiva, según señala la nota del viceministro de Comercio Exterior, Benjamín Blanco, “se incluye una supuesta acreditación de Antebellum Holdings LCC”.

Además, el 30 de marzo de 2021 el cónsul honorario de la India en Bolivia, Jorge Velázquez, remitió una nota a la Cancillería para indicar que Antebellum “tiene la autorización para comercializar la vacuna Oxford”, una postura que contradijo a la fabricante que tiene sede en India y Reino Unido.

El informe del viceministro Blanco continúa y revela que el 30 de marzo se recibió una llamada de Erick Sanjinés Chávez, funcionario del Consulado Honorario de la India. Este señor indicó que existía “la disponibilidad de cinco millones de vacunas que podrían entregarse en Bolivia en corto tiempo si se firmaban los modelos de nota enviados”. Esta disponibilidad coincide con el requerimiento de cinco millones de dosis expresado por Auza.

India no posee una representación diplomática residente en Bolivia a pesar de las gestiones políticas que se hicieron desde 2008 y que incluyó una visita oficial de su mandatario Ram Nath Kovind, en marzo de 2019. De este modo, los cónsules honorarios suelen tener una representación nominal.

“El 15 de abril de 2021, ante la dudosa procedencia de dichas ofertas y considerando el involucramiento directo del cónsul honorario de la India, se procedió a trasladar la nota (de Velázquez) a la embajada de la India en Perú”, precisó el viceministro Blanco, quien reveló que esta gestión fue desautorizada por la vía diplomática. “El señor Velázquez ha sido amonestado para que no haga mal uso de su posición como cónsul honorario y se le solicitó que desista de realizar acciones que tiendan a crear falsas expectativas y causar pérdidas financieras al Gobierno y al pueblo del Estado Plurinacional de Bolivia”, remarcó.

A esta respuesta se suma una nueva nota de la empresa Serum Life Sciences que asegura que no tiene ninguna relación con Antebellum Holdings y advirtió de “consecuencias legales” contra cualquiera que pretenda vender la vacuna AstraZeneca en el país.

Ante “esta preocupante situación”, el viceministro de Justicia solicitó al Ministro de Salud un informe sobre “la referida negociación” y le pide que adjunte “los documentos que se suscribieron, así como los términos acordados”. Auza se apresuró en responder y negó la existencia de acuerdos. El informe debe ser entregado este viernes.