Morales evita hablar de las marchas que ratificaron el No

0
23

A un día de la movilización a propósito del primer aniversario del referendo del 21 de febrero de 2016, nuevamente el oficialismo y la oposición enfrentan posturas.

El martes, el país fue escenario de dos tipos de marchas, unas que defendieron el resultado del la consulta de 2016, donde se rechazó una nueva repostulación del presidente Evo Morales como candidato en 2019; y otras que rechazaron ese referendo, vigente y de carácter vinculante.

Al respecto, se consultó al Presidente su opinión sobre las dos marchas; sin embargo, Morales  sólo se refirió a la movilización protagonizada por el Movimiento Al Socialismo (MAS) en rechazo a la victoria del No.

“En toda Bolivia mínimamente la movilización (fue) por la verdad y la democracia, pasan del medio millón de bolivianos”, manifestó a tiempo de calificar la misma de espontánea y natural en defensa de la democracia y la verdad.

Morales también evitó dar  una respuesta directa sobre si seguirá buscando su cuarta candidatura pese a las marchas de rechazo y a la derrota de 2016. “No me pregunten a mí sino a los movimientos sociales. No lo digo yo sino esos movimientos. En los actos de entrega de obras, el dirigente que pide mi repostulación es el más aplaudido. Eso me sorprende”, respondió.

Ciudadanos

En este contexto, los colectivos ciudadanos que promovieron el No aseguran que, una vez más, el pueblo le dio la espalda al Gobierno, que no quiere reconocer que la ciudadanía nuevamente se pronunció en contra de una repostulación de Morales y Álvaro García Linera para las generales de 2019.

Para el oficialismo, el 21F es un día “nefasto” para la democracia boliviana porque se manipuló el referendo con una campaña de “mentiras” de la oposición contra Morales.

Beto Astorga, líder del colectivo juvenil Otra Izquierda es Posible, indicó que la ciudadanía salió a las calles para marchar libremente, sin necesidad de registrarse en una nómina o pedir ticket de asistencia, para refrendar lo que se dijo en el referendo constitucional del 21F, “No a una nueva reelección”.

“La población dijo No en las urnas el anterior 21 de febrero y ahora nuevamente en las calles dijo No y salió a defender su voto”, sostuvo.

Reelección

Sin embargo, uno de los promotores de las marcha del MAS en la ciudad de La Paz, el senador Efraín Chambi, sin tampoco responder sobre el movimiento ciudadano, dijo que es hora de que se deje un lado el tema del “Sí y del No” y que ahora se recurrirá a instancias del Tribunal Constitucional (TCP) para impulsar la habilitación de Evo Morales y que participe en las elecciones generales de 2019.

“Las cuatro opciones para lograr la repostulación del Presidente que hemos identificado son totalmente constitucionales y quien dirá la última palabra es el tribunal constitucional, que no sea capricho de la oposición o de algunos opositores”, dijo el político oficialista.

 

EVO DA CREDIBILIDAD A ZAPATA

El presidente Evo Morales afirmó el miércoles que su exnovia, Gabriela Zapata, hizo alusión a la mentira que el pueblo boliviano ya conocía y reconoció que fue utilizada por la derecha.

“(Gabriela) Zapata sólo ha ratificado lo que ya sabía el pueblo boliviano, la mentira, y reconoció que fue usada por la derecha para hacer daño a la verdad y la democracia”, dijo en conferencia de prensa en Palacio Quemado.

El domingo, en una entrevista difundida por la televisora privada ATB, Zapata afirmó que mintió sobre el supuesto hijo que tuvo con el Jefe de Estado y aseguró que fue utilizada.

Al ser consultado sobre el origen de esa entrevista, el Mandatario dijo que esa información sólo puede ser explicada por el medio de comunicación que difundió ese material audiovisual, en este caso ATB. Morales aclaró que desde el Gobierno nunca se trató de manipular a las personas. Sobre la vinculación de Walter Chávez en ese caso, el Presidente respondió que los medios deberían consultar al aludido por qué se marchó del país de forma clandestina.

 

DEFENSA DE LA LEY

A un año del referendo constitucional, el expresidente y vocero de la demanda marítima, Carlos Mesa, afirmó que este 21 de febrero sirvió para recordarle al “poder” que el sometimiento a la ley es el único camino para la democracia.

“El verdadero sentido del 21F 2017 fue recordarle al poder que el sometimiento a la ley es el único camino posible para la democracia”, escribió ayer en su cuenta de Twitter, después de la jornada de “celebración” de la victoria No.