Oposición se une y exige revisión física de las actas

0
54

Representantes de los cuatro partidos opositores al Movimiento Al Socialismo (MAS) se reunieron ayer domingo en Cochabamba y determinaron exigir al TSE la revisión física de las actas electorales y confirmar su unión ante un posible fraude en las elecciones presidenciales del domingo 12 de octubre.

El excandidato a senador por Cochabamba del Partido Verde, Alejandro Almaraz, informó a La Razón que a las 19.00 de ayer se reunieron para analizar las acciones que adoptarían como oposición unida. “Vamos a ser pacientes. Por ahora se determinó exigir una revisión física de las actas”

Las protestas comenzaron con  los expostulantes a diputados de Unidad Demócrata (UD): Rafael Quispe, Wilson Santamaría y Amílcar Barral, quienes el viernes iniciaron un ayuno voluntario en instalaciones del Tribunal Electoral Departamental (TED) de La Paz exigiendo transparencia en el conteo y revisión de las papeletas.

Hoy, a las 10.30, en el edificio del Colegio de Abogados de Cochabamba, los mismos representantes que se reunieron el domingo brindarán una conferencia de prensa para dar a conocer los resultados de su encuentro y otras posibles acciones que asumirán.

Estas decisiones fueron asumidas un día después de que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) emitiera resultados preliminares nacionales al 99,82% de los votos computados, dejando en claro que éstos no variarán porque solo falta el cómputo de 49 mesas en las que se repetirá la votación: 44 en Santa Cruz y 5 en Oruro.

Los datos oficiales muestran que el MAS consiguió el 61,04% de los votos, 3,05 millones de los 5 millones que se registraron en el país; UD obtuvo el 24,49% (1,22 millones); el Partido Demócrata Cristiano (PDC) consiguió el 9,07% (453.647); el Movimiento Sin Miedo (MSM), 2,72% (135.885) y el Partido Verde de Bolivia (PVB) el 2,69% (134.792). Estos dos últimos perdieron su personería jurídica por no alcanzar el 3%.

Con los datos a 0,18% del final del conteo, según los analistas de Sociométrica, el MAS consiguió solo 84 de 87 diputados que requiere para 2/3 en la Cámara Baja (130), mientras en el Senado logró 25 de 36 curules, uno más de los necesarios para los 2/3. Entonces, en el pleno de la Asamblea (166) alcanzó 109 de 111 que necesita para el control de los 2/3.

En criterio de Almaraz, los resultados electorales muestran que existió un fraude electoral para eliminar a la oposición de izquierda, “porque es más cómodo combatir con la derecha, que no es más de un tercio a nivel nacional y no representa a todas las clases y grupos sociales del país”.

“Hicimos la solicitud para acceder a las actas de forma física, no entendemos por qué si se sienten tan seguros de su victoria, no las pide (el Gobierno) también; que se develen las actas, nadie se irá corriendo con ellas”, expresó.

Por su parte, el exaspirante de Unidad Demócrata a primer senador por Cochabamba, Arturo Murillo, expresó que hoy en la conferencia de prensa de las 10.30 se darán importantes anuncios, aunque no quiso adelantarlos.

“Lo que puedo decir es que nos hemos unido. Estamos trabajando para hacer frente a estas incoherencias, logramos demostrar que existe un fraude entre 10 y 14% en Cochabamba”.

Según los resultados preliminares que lanzó el TSE la noche del sábado, el partido oficialista venció en ocho de los nueve departamentos: en La Paz obtuvo el 68,92% de la preferencia electoral; el 66,67% en Cochabamba; el 49,01% en Santa Cruz; el 66,41% en Oruro; el 69,49% en Potosí; el 51,68% en Tarija; el 63,38% en Chuquisaca y el 52,09% en Pando. La oposición solo ganó en Beni, UD obtuvo el 51,44% de los votos.

Almaraz dijo que los partidos de oposición analizan la posibilidad de solicitar la intervención de una entidad neutral para revisar las actas y luego pidió que “el más alto nivel del Gobierno” se sume a la demanda de transparencia electoral.

El MAS pide al TSE redistribuir los escaños del MSM y del PVB

El MAS pidió al TSE redistribuir los diputados que consigan el MSM y el PVB (dos al 99,82% de sufragios computados) porque no alcanzaron el 3% de votos. Los afectados anuncian defender los escaños y el ente electoral, que hará respetar esa representación.

La polémica surge por la colisión de artículos de las leyes de Partidos Políticos de 1999 y de Régimen Electoral de 2010. La primera garantiza los escaños pese a no haberse logrado el mínimo de 3% de apoyo electoral, mientras que la segunda anula ese mandato.

El presidente de la Cámara de Senadores, el oficialista Eugenio Rojas, aseguró que la Ley de Partidos Políticos ya no tiene vigencia, por lo que debe ser aplicada la nueva legislación en la materia. “Tiene que aplicarse porque así lo dice la norma y hay que respetar la ley. Luego, que esos dos diputados caigan al partido que le corresponda”.

Al 99,82% de los resultados de las elecciones del domingo 12, el Movimiento Sin Miedo (MSM) logró el 2,72% y un diputado, mientras que el Partido Verde de Bolivia (PVB) el 2,69% y también un diputado, según el cálculo la empresa de análisis Sociométrica. En ambos casos no lograron el mínimo de 3% para mantener su personería.

De redistribuirse las curules, pasarían al MAS, de acuerdo con Sociométrica, y así lograría los 2/3 en la Asamblea Legislativa. Actualmente cuenta con 109 votos de los 111 que necesita para ese objetivo.

El artículo 59 de la Ley de Régimen Electoral refiere: “En cada departamento se asignarán escaños plurinominales, entre las organizaciones políticas que alcancen al menos el tres por ciento (3%) de los votos válidos emitidos a nivel nacional, a través del sistema proporcional”. Y en el parágrafo II del artículo 44 de la ley de 1999 está una lectura contraria: “Por no haber obtenido más del tres por ciento del total de votos válidos en la última elección a la que concurrieron, respetándose el mandato de los representantes nacionales que haya obtenido el partido sancionado”.

La excandidata vicepresidencial del PVB Margoth Soria anunció que su organización “defenderá ese escaño”, aunque no identificó el camino a seguir. El expostulante a diputado Fabián Yaksic, del MSM, ratificó el derecho sobre esa curul por tener más del 8% si se promedia los votos de la franja de votación presidencial y de diputaciones uninominales del MSM. “¿Acaso los votos de la franja inferior no son votos válidos?”, cuestionó. Con ese razonamiento el MSM pretende no solo mantener su curul, sino también conservar su personería jurídica.

El vocal Ramiro Paredes explicó, sin mencionar a los dos partidos de minoría, que “se respeta la representación obtenida por medio del voto del soberano”. Añadió:

“Si perdieran la sigla, al interior de la Asamblea Legislativa no pueden decir que son representantes de una sigla que ya no existiría legalmente, si se da el caso de la pérdida de personería jurídica”.

Para esta autoridad rige la Ley de Partidos Políticos en este caso, en tanto que la presidenta del ente electoral, Wilma Velasco, fue cauta y anunció que fijará una posición al final del cómputo, tras la votación del domingo en 49 mesas: 44 en Santa Cruz y 5 en Oruro.

El analista de Sociométrica Armando Ortuño explicó que, de no lograr el 3% de votos el MSM y el PVB, la distribución de los escaños se hará solo entre tres fórmulas (MAS, PDC y UD) y la lógica es que  vaya a beneficiar al que tiene mayor votación, o sea el oficialismo.

El exaspirante presidencial de UD (Unidad Demócrata) Samuel Doria Medina sostuvo ayer que no cuestiona los resultados, sino la intención del partido ganador de hacerse de los 2/3 “a la fuerza”.

El senador electo del masismo Carlos Romero adelantó que debe ser aplicada la Ley de Régimen Electoral para redistribuir los dos escaños. “Las dos curules vacías tendrían que ser asignadas a los partidos que tienen la votación proporcional”, insistió el exministro, en coincidencia con Rojas.

No hay multa por pérdida de personería

Si una organización política pierde su personería jurídica por no lograr el 3% de la votación nacional, no será sancionada con una multa económica como sucedía en el pasado, aclaró ayer Ramiro Paredes, vocal del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Con la Ley de Régimen Electoral no hay una sanción económica. “Antes de esa norma tenían que pagar el costo de la papeleta (según la Ley de Partidos Políticos aprobada en 1999)”, explicó la autoridad. El artículo 48 de esa norma incluso prevé: “En caso de extinción de un partido político, los recursos económicos y bienes que forman su patrimonio, previo cumplimiento de obligaciones devengadas, se transferirán al dominio del Estado”.

Los resultados entregados por el TSE al 99,82% del escrutinio de votos, dan al Movimiento Sin Miedo (MSM) el 2,72% y al Partido Verde de Bolivia (PVB) el 2,69%. Ninguno alcanza el mínimo establecido (3%) y por ello perderían la personería jurídica.

El Movimiento Al Socialismo (MAS) logró el 61,04%, Unidad Demócrata (UD) el 24,49% y el Partido Demócrata Cristiano (PDC) el 9,07%. Las organizaciones opositoras cuestionan el trabajo electoral y denunciaron ajustes en resultados finales departamentales y mayor número de habilitados a lo establecido en las mesas de sufragio.

Paredes manifestó que las impugnaciones deben seguir un procedimiento. “Deben realizarse en las mesas de sufragio y ser ratificadas 48 horas después para ser consideradas (en Sala Plena)”.

El excandidato de UD Arturo Murillo dijo que presentó más de 300 impugnaciones en mesas de Cochabamba; “muchas de ellas”, añadió, no fueron consideradas.

Se puede precisar una interpretación

Hay una contradicción entre la Ley de Régimen Electoral (2010)    y la Ley de Partidos Políticos (1999). La de última promulgación es la que debería ser referencia, pero no se ha abrogado la otra. Hay un conflicto, se puede necesitar una interpretación constitucional que indica que la democracia representativa respeta lo que se ha votado. Los pensamientos del constitucionalismo democrático indican que las minorías tienen que respetarse. Creo que el Tribunal Constitucional tendrá que pronunciarse en ese sentido. Ambas partes tienen argumentos para presentar un recurso de inconstitucionalidad. Aunque en materia constitucional se habla del respeto a las minorías, sería muy difícil que les resten las diputaciones, porque incluso podrían ir a  la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Lo que rinde homenaje a la Constitución es que se respete la representación de minorías. Ése es un derecho consolidado por la Constitución y es la norma que prima.