Putin, un buen camarada

0
1

Cómo el presidente ruso arregla la vida de sus buenos amigos. Altos puestos en los órganos estatales, bancos y empresas. Pero la más privilegiada es su enamorada. Las estocadas de un líder mundial.

En el Gobierno del presidente ruso Vladimir Putin no se aplica la regla amigos son amigos, negocios son negocios. En una adaptación muy propia de él, se aplica el principio de amigos, amigos, negocio cerrado. Y vaya que negocios. Este año cerró varios negocios en esa lógica. El ejemplo más reciente ha sido la transferencia de todo el negocio del sector de la electricidad a favor del banco Rossiya, presidido por Yuri Kovalchuk, viejo amigo de Putin, compañero de confidencias, opera, fiestas, vodka y rublos desde los tiempos en que la proyección del presidente no ultrapasaba los límites de San Petersburgo. Un detalle nada despreciable es que cuando se habla del mercado de la electricidad se está hablando de un negocio del 2% del PIB del país – o sea, de alrededor los US $42,4 billones y que ya le rindió al amigo cerca de US $100 millones. “El Rossiya es el banco personal de Putin”, disparó en cierta ocasión el presidente de EEUU, Barack Obama, al saber que las cuentas de empresas estatales y hasta el de la Flota del Mar Negro en Crimea fueron transferidas al Rossiya, que suma actualmente US $11 billones en activos y posee participación en diversos sectores de la economía, entre ellos órganos de prensa que amplifican el poder de seducción política del líder ruso.

El presidente Putin también ha sido un buen camarada para el famoso violinista Sergei Roldugin. Su erudición y virtuosismo son incontrastables; mas, cuando se observa la fortuna del músico, queda claro que tiene un dedo de Putin en el robusto instrumento: US $350 millones. La amistad es antigua, viene de la década de los años 70 cuando Roldugin conoció al hoy presidente y se hizo padrino de María su hija mayor. Roldugin asegura, de acuerdo a un reportaje del “The New York Times”, que su capital se multiplico gracias a las buenas inversiones en papel en pequeños bancos dirigidos por hombres muy cercanos a Putin. Dinero es una cosa y arte es otra, pero en este caso Putin opera como un verdadero mecenas: Roldugin es director artístico de la Casa de Música, academia donde se aprende los clásicos, situada en un sofisticado palacio de San Petersburgo, datado del siglo XIX y que pertenece a familiares del zar  Alexander II. La escuela fue abierta por Putin, eso se sabe en Rusia y todos aplauden, lo que no se sabe o parce no gustar es que Roldugin acostumbra presentar conciertos particulares a amigos en el Kremlin. En el programa, Mozart, Weber y Tchaikovsky. Ese escenario recuerda, más o menos, los tiempos de la monarquía y el deleite de reyes y reinas.

Esta actitud del régimen putinista se parece la herencia de las oscuras estructuras de poder de la ex-Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). El capitalismo de compadres es un derecho del comunismo de camaradas, y Vladimir Putin fue entrenado en esa cultura y praxis política después de trabar durante cinco años en la extinta Alemania Oriental como oficial da KGB, la agencia de espionaje y policía secreta de la URSS. Cuando el imperio soviético se desmoronó, Putin se fue a trabajar a un escritorio del prefecto de San Petersburgo, donde tuvo una mal sucedida carrera de amanuense. Alejado del servicio, recurrió a los amigos, obtuvo apoyo y solidaridad. Entonces se cristalizó en él, por temperamento así como por su propia experiencia  el  principio de que para los amigos todos, para los enemigos la ley.

La vieja camaradería transborda también otras esferas con las mujeres por ls que se apasiona. Es el caso de su enamorada, Alina Kabaeva, con quien, de acuerdo a la versión de la prensa internacional, el presidente tendría un hijo, a pesar de estar casado. De Putin, Alina ganó joyas y cargos privilegiados. Excampeona de gimnasia rítmica, ella es casi 30 años más joven que el presidente, que acaba de cumplir 62 años. Ya fue elegida por el mismo partido de Putin para el Parlamento Ruso donde ejerció el cargo de diputada por seis años y, recientemente, asumió el puesto de dirigente del Grupo Nacional de Media, la principal empresa de comunicación de Rusia. Desde 2008, cuando ese conglomerado fue creado, la exatleta dirige el consejo de supervisión del grupo. Y sorpresa: uno de sus propietarios  es el antiguo camarada Yuri Kovalchuk, aquel del banco Rossiya, es así que el ciclo de amistades de Vladimir Putin se cierra en torno a él.

Otras de Putin en 2014

Bombarderos rusos, con capacidad nuclear, realizaron patrullajes regulares sobre los océanos Atlántico y Pacífico durante la Guerra Fría, pero la crisis financiera postsoviética obligó a los militares rusos a reducirlos. Los lazos entre Rusia y Occidente están en su peor nivel desde la Guerra Fría luego de que Moscú se anexara a comienzos de año la península ucraniana de Crimea y por el apoyo que da a los separatistas en el este de Ucrania.

El contrato entre los gigantes estatales, la rusa Gazprom y la china CNPC (Corporación Nacional de Petróleo de China), de suministro de gas ha sido formalizado en el marco de la visita del presidente ruso Vladímir Putin a China en mayo de 2014. El montante anunciado del contrato es 400.000 millones de dólares, el más grande firmado hasta ahora entre dos estados. Estipula el suministro de hasta 38.000 millones de metros cúbicos anuales de combustible al país asiático durante 30 años.