Ramos tiene más patrimonio que Revilla y Chapetón

0
32
Creditos Foto: Consulado de Bolivia

El alcalde de Achacachi, Édgar Ramos -quien antes de asumir el cargo  fue suboficial de la Policía-  tiene un patrimonio neto de 2.231.000  de bolivianos, según  la Contraloría General del Estado.
De acuerdo a  la  declaración jurada de bienes y rentas que presentó  ante esa instancia, el 25 de mayo, Ramos tiene un total de bienes (activos) de 2.291.000 de bolivianos, y registra una deuda de 60 mil bolivianos; por tanto, su patrimonio neto llega a  2.231.000 de bolivianos. Su renta anual es de 156 mil bolivianos.
El patrimonio neto que registra Ramos es superior al de su colega de la ciudad de  La Paz, Luis Revilla, quien  declaró 1,8 millones de bolivianos de activos; pero, el burgomaestre paceño   registra una deuda de 1,1 millones de bolivianos. Por lo tanto, su patrimonio neto es de 692.342 bolivianos.
La fortuna del alcalde de Achacachi también supera a la de su colega de El Alto, Soledad Chapetón, quien tiene un patrimonio neto de 621 mil bolivianos, según el portal de la Contraloría. Chapetón no registra deuda.

De policía a alcalde

En 2012, Édgar Ramos era suboficial de la Policía. En su calidad de presidente de la Asociación Nacional de Suboficiales, Sargentos, Clases y Policías  dirigió el amotinamiento ocurrido en la Unidad Táctica de Operaciones Policiales, cuando “las bases” pidieron nivelación salarial entre la Policía y el Ejército.
En aquella oportunidad, Ramos firmó un acuerdo con el Gobierno. El  documento  fue desconocido y quemado por sus bases. Sin embargo, el entonces dirigente de los suboficiales y clases, apareció como candidato a Alcalde de Achacachi por  el Movimiento Al Socialismo   en las elecciones de 2015, reportó ANF.
Esperan “actitud oportuna”
Desde el 22 de agosto, vecinos de la ciudad de Achacachi bloquean la carretera que conecta a La Paz con Copacabana y se movilizan en la sede de Gobierno, exigiendo la renuncia del alcalde Ramos, a quien acusan de presuntos actos de corrupción.
Otra demanda que tienen  los vecinos es la libertad de Esnor Condori, presidente de la Federación de Juntas  Vecinales de Achacachi y de los profesores Gonzalo Laime y Pastor Salas, detenidos preventivamente en la cárcel de San Pedro, acusados de los violentos sucesos de febrero.
El fin de semana, el ministro de la Presidencia, René Martínez, afirmó que el conflicto se encuentra en  un callejón sin salida.
No obstante, ayer su colega de Desarrollo Rural, César Cocarico, indicó que hay acercamientos con los vecinos para solucionar el problema y dijo que estaría agradecido si finalmente  Ramos decide renunciar a su cargo.
“Está en sus posibilidades (renunciar) lo que yo no puedo hacer es obligar a que renuncie, claro nosotros esperamos una actitud muy oportuna del Alcalde (Édgar Ramos para) que se exprese en ese sentido (y así) nos solucionaría el problema y le agradeceríamos”, afirmó el ministro Cocarico.   Estudiantes se “autoconvocaron”
El presidente del Comité Cívico de Achacachi, Elsner Larrazábal, afirmó que los estudiantes de ese municipio se “autoconvocaron” para  la marcha de protesta que realizaron el día de ayer en la ciudad de La Paz.
“Queremos aclarar que ninguna de las organizaciones matrices, Comité Cívico, Fejuve (Federación de Juntas Vecinales), ni los hermanos sindicales, convocaron a los estudiantes a marchar en apoyo a la reivindicación del pueblo de Achacachi, los mismos se autoconvocaron”, dijo.
Esta aclaración surge luego   de que la viceministra de Igualdad de Oportunidades, Estefanía Morales, dio un plazo de 24 horas a la Defensoría de la Niñez para que precautele los derechos de los menores que participan en la protesta.
“Si la defensoría no se pronuncia en 24 horas,  como Ministerio de Justicia estaremos haciendo el día de mañana (es decir hoy) la denuncia pertinente” sobre el uso de menores en la protesta, advirtió.
Los pobladores de Achacachi mantienen un bloqueo indefinido de carreteras desde el pasado 22 de agosto en demanda de la renuncia del alcalde Édgar Ramos y la liberación de tres detenidos por los hechos de violencia de febrero pasado (ANF).