Sputnik V: Gobierno baraja alternativas ante la falta de segundas dosis

El Deber
0
173
Benjamín Blanco viceministro comercio exterior

El viceministro de Comercio Exterior e Integración, Benjamín Blanco, confía en la llegada al país, “en los próximos días”, de las segundas dosis de la vacuna Sputnik V. Espera que Rusia pueda enviar a la brevedad posible las dosis comprometidas (debieron llegar el pasado viernes),  y de esta forma superar el malestar de las personas que aguardan la vacuna para completar el esquema de inmunización.

“Seguimos reclamando para recibir la segunda dosis de la vacuna en unos días”, dijo Blanco hoy en una entrevista en la Red UNO. Rusia ha endurecido sus políticas de vacunación interna para elevar los bajos índices de inmunización y, a raíz de esta decisión, se ha retrasado el envío de dosis a otros países. “Primero (vacuna) a su población, y lo que resta de las vacunas (se destina) a exportación”, aclara la autoridad.

“Otros países están en la misma situación”, recuerda el viceministro, aunque reafirma el carácter de prioridad que el Gobierno ruso adelantó para respaldar la campaña de vacunación en Bolivia.

Bolivia ha recibido 1.235.000 vacunas Sputnik V correspondientes a la primera dosis. “La mayor parte de la población tiene otras vacunas”, ratifica Blanco mientras pide tranquilidad y paciencia a las personas que aguardan la segunda dosis de la vacuna producida en el Instituto Gamaleya.

El Ministerio de Salud baraja tres alternativas para implementar en caso de que no lleguen las vacunas rusas. Una es mantener a las personas con la primera dosis; otra es que inicien de cero un nuevo esquema con otras vacunas; y la última opción es combinar vacunas.

Por el momento, Blanco asegura que “no estamos cambiando el esquema de vacunación a 180 días” y resalta la protección que supone la primera dosis de la vacuna rusa. “Cuenta con una eficacia del 80%, según estudios realizados en Argentina”, un porcentaje bastante mayor que otras dosis “más cotizadas”, completa la autoridad.

Las posibilidades de un cambio en el esquema de vacunación “están siendo analizadas a la luz de estudios externos”, señala Blanco. El viceministro revela que se ha contemplado pedir a Argentina para que envase el principio activo de la segunda dosis, aunque reconoce que, precisamente, este componente es la razón del retraso en la producción de la segunda dosis.