Viajes, despidos y acusaciones: guerra de baja intensidad en Comunicación

0
17
Foto: Los Tiempos

Acusaciones de viajes sin el conocimiento de la Presidenta,  supuestos vínculos con Carlos Sánchez Berzaín, una transmisión irregular del canal estatal y hasta denuncias de despidos revelan una guerra de baja intensidad en el  Ministerio de Comunicación. La disputa es entre el oficialismo y la exministra Roxana Lizárraga.

La transmisión sobre el anuncio de la candidatura de la presidenta Jeanine Añez, el 24 de enero por Bolivia Tv, desató una ola de críticas contra el Gobierno.

Oficialistas apuntaron   a la exministra de comunicación Roxana Lizárraga de planear esa acción para afectar a la mandataria. El senador Óscar Ortiz acusó a Lizárraga de solicitar, de  “manera premeditada”, la cobertura de esa actividad para que la Presidenta “sea atacada por sus adversarios”.

No obstante, la exministra aseguró que puede demostrar que fueron allegados a la Presidenta quienes  ordenaron la transmisión por el canal estatal. “Tengo las pruebas para demostrar quién autorizó esa transmisión y está claro: personas muy allegadas al entorno de la Presidenta. (…)  Se saltaron todos los conductos, no le avisaron el gerente del canal  (Gonzalo Rivera) ni a mi persona”, afirmó.

El senador de Demócratas  Carlos Pablo Klinsky señaló que Lizárraga debe explicar los viajes que hizo a Estados Unidos, en los cuales supuestamente se habría encontrado con el exministro de Defensa Carlos Sánchez Berzaín, también -agregó- debe explicar sobre el supuesto uso indebido de un vehículo oficial.

“Lizárraga debería explicar los permanentes viajes que hacía sin conocimiento de la Presidenta, de manera extraoficial, a Miami, donde aparece junto a Carlos Sánchez Berzaín y el uso de un vehículo oficial para ir a un local nocturno”, apuntó.

Al respecto, la exministra manifestó  que su relación con el exministro de Gonzalo Sánchez de Lozada es  sólo de periodista-fuente. “Estuve como periodista en la concentración de los bolivianos en los Estados Unidos, donde no sólo estaba un exrepresentante, sino mucha gente. Mi relación es esa, la relación periodista-fuente”, respondió.

Sin embargo, los dardos no solo fueron de parte del Gobierno, Lizárraga  hizo referencia a una presunta  masacre blanca que se preparó por parte de la viceministra de Comunicaciones,  Mónica  Coelho. Fuentes cercanas al Ministerio de Comunicación coincidieron con  la versión de Lizárraga y mencionaron que se alistó entre 28 y 30 memorándums de despido.

“Tengo entendido que la señora Mónica Coelho despidió a más de 20 personas del canal estatal”, indicó Lizárraga.

Al menos dos fuentes cercanas a esa cartera de Estado indicaron  que se prepararon  los memorándums.   “Lo más terrible que pasó es que la viceministra Mónica Coelho fue nombrada ministra durante 24 horas. Hubo casi 28 memorándums de despido preparados”, dijo un funcionario que prefirió mantener en reserva su identidad.

“La viceministra Mónica Coelho apareció  el lunes firmando como ministra, en esa condición se arrojó a solicitar los memorándum de despido de personal de forma rauda e incisiva”, indicó otra fuente.

La viceministra Coelho afirmó que asumió como Ministra de Comunicación el 27 de enero   por decisión de Presidencia ante la acefalía por la renuncia de Lizárraga, pero negó que se hayan preparado tal cantidad de momorándums. Explicó  que sólo se alejó al personal de “confianza” de Lizárraga.

“Sí, hubo la necesidad de alejar al personal de confianza de la exministra Lizárraga, que deben ser seis o siete, pero los demás no se puede ejecutar. Si pasara eso, el ministerio quedaría parado por la falta de personal técnico. Yo asumí el cargo para que no quede acéfalo por orden de Presidencia”, manifestó a Página Siete.

La autoridad indicó que el alejamiento se determinó en una reunión con otros ministros.  Aseguró que en el día que estuvo a cargo del Ministerio de Comunicación trató temas relacionados con una campaña contra el dengue y la solicitud de la verificación de una demanda de corrupción del Gobierno anterior en Sucre.

Coelho fue nombrada Ministra de Comunicación interina tras la renuncia de Lizárraga hasta la designación de la  nueva autoridad. Su nombramiento se hizo m