Lesiones por el uso excesivo de tecnología

0
3
Foto: Cortesía Google

El uso de  aparatos electrónicos para la distracción y entretenimiento es muy común sobre todo en niños y jóvenes. No obstante, es valioso prestar atención a su salud y a la de los más jóvenes en casa.

El Centro de Investigación Educativa del IMSS  en México, ha establecido que el uso excesivo de la tecnología, principalmente de videojuegos, computadoras y celulares, puede provocar alteraciones incluso a largo plazo.

Un ejemplo es el calor que produce la computadora cuando la colocan sobre de las piernas.

“Ese calentamiento origina trastornos en la formación y en el funcionamiento de los espermatozoides esto está completamente demostrado en niños. En niñas, se están haciendo estudios al respecto también sobre si ese calentamiento puede ocasionar trastornos en la ovulación o trastornos en los ciclos menstruales”, comenta Miguel Ángel Andrade Padilla, médico pediatra del Centro de Investigación Educativa del IMSS.

De cada uno de los aparatos tecnológicos se derivan por lo menos cinco lesiones, ya sean físicas o psicológicas.

Entre las lesiones físicas más comunes están:

La resequedad en los ojos, que puede provocar infecciones y hasta ulceras oculares.

“Cuando una persona está frente a un monitor se le olvida parpadear, tiene la mirada detenida, fija y no parpadea en forma adecuada entonces da esa sensación de cansancio ocular, dolor de cabeza”, explica  Miguel Ángel Andrade.

Dolores óseos y musculares, sobre todo en cuello, columna vertebral y manos; debido a una mala postura.

Trastornos en el sueño como insomnio, mala circulación en la sangre y problemas alimenticios como la obesidad.

Y en casos más extremos, hasta la muerte en personas que pasan más de 48 o 72 horas sin parar.

“Se ha visto que la causa de esto no es que sea inanición o falta de alimentos, o falta de hidratación, simple y sencillamente es el agotamiento físico y el agotamiento cerebral que sufren estas personas”, señala el especialista.

En las psicológicas destacan el aislamiento, problemas para socializar, cambios emocionales y agresividad.

“Hay estudios en los que se está demostrando que la agresividad que tienen al momento de jugar videojuegos puede extrapolarse a su vida diaria y ser agresivos con sus compañeros, con los papás, con los profesores. Pudiera ser esto también un desencadenamiento a lo que ahora conocemos como el bullying”, afirma el doctor del Centro de Investigación Educativa del IMSS.

Es recomendable establecer horarios que no pasen de una hora continua y con un periodo de descanso entre 15 y 30 minutos para estirar el cuerpo, descansar la vista y disminuir la tensión.

 

Noticieros televisa