El Dakar emociona al llegar a Bolivia

0
26
Foto: Marco Abarijo / Los Tiempos

La gente recibió con apoyo a los pilotos bolivianos que participan en la competencia del Dakar. El público vitoreo “Nosiglia, Nosiglia, Nosiglia…”, al paso del cuadriciclo boliviano que acabó sexto y retomando posiciones. En la quinta etapa Nosiglia logró su mejor ubicación en esta versión, con un tiempo de cuatro horas, 53 minutos y 56 segundos; escaló a la sexta posición de  la  etapa  Jujuy-Uyuni.

A la llegada admitió que pudo haber escalado más posiciones, pero una distracción lo llevó a perderse cuando estaba a punto de llegar a Uyuni y cedió terreno a los otros pilotos que aprovecharon ese error.

“Lamentablemente me perdí por culpa mía. Me perdí en la última parte; me fui a otro lado  en los últimos  tres kilómetros, pero es normal en el Dakar”, dijo el corredor.

En tanto, el piloto cruceño Juan Carlos ‘Chavo’ Salvatierra llegó con su KTM en una rueda desde unos 100 metros aproximadamente. Saludó a los miles de bolivianos que se encontraban a lo largo de la avenida Ferroviaria de esta población, quienes ovacionaron al nacional. El motociclista fue el primer boliviano en llegar a la meta al cabo de esta quinta etapa del rally Dakar. Antes de subir a la rampa la pequeña caída que tuvo Salvatierra no mermó el entusiasmo tanto de él como de los compatriotas, que gritaban, Chavo, Chavo, Chavo cuando hacía su arribo.

“Gracias a la gente que nos apoya. Es una fiesta muy hermosa. Soy muy afortunado de vivir esta experiencia”, dijo Salvatierra a punto de quebrarse de alegría.Saludó al presidente del Estado Evo Morales, recibió las felicitaciones de otras autoridades de Gobierno antes de emprender nuevamente al vivac instalado en el Regimiento Loa. Salvatierra (4h27’13”)  se ubicó en el puesto 41 en la quinta etapa que se disputó entre Jujuy y Uyuni. Chavo el año pasado abandonó en la quinta etapa por lo que la prueba de ahora es una revancha para este buen piloto nacional.

Fabricio Fuentes  pide mar para Bolivia

El motociclista tarijeño Fabricio Fuentes aprovechó las cámaras de todo el mundo para pedir “mar para Bolivia”. La rampa fue el lugar perfecto para hacer la solicitud, mientras el  público  coreaba  su  nombre.

“Muy agradecido a todo el pueblo boliviano, porque esto es Bolivia, es Dakar. Muchas gracias por todo el apoyo; vengo de un pueblo pequeño como es Villamontes y estoy agradecido con el presidente (Evo Morales), y ahora pedimos mar para Bolivia”, dijo Fuentes cuando se despedía de la rampa. El público acompañó el pedido de Fuentes y empezó a gritar: ¡mar para Bolivia, mar para Bolivia! El chapaco, fiel a su estilo, se despidió de la gente con un grito chaqueño que todo el público aplaudió.