Fórmula 1: Max se lleva un triunfo con sangre en las uñas

Por Redacción dat0s y Agencias
1
151
Fórmula 1

Otra carrera de vida o muerte fue la que protagonizaron Verstappen y Hamilton en EEUU. El campeonato a cinco del final sigue en un intenso al rojo vivo.

Duelo entre Max Verstappen y Lewis Hamilton

Cada vez que este año comienza una nueva carrera de Fórmula 1 lo que ocurre es que nadie se mueve mordiéndose las uñas por el desenlace. El duelo entre el neerlandés Max Verstappen y el británico Lewis Hamilton es uno de los más apasionantes de los últimos años comparado con el que protagonizaron el francés Alan Prost y el brasileño Airton Senna que se mató por la supremacía en la disputa.

Si hubiera existido un momento para que Max Verstappen parpadease en su emotiva lucha con Lewis Hamilton, ese pudo ser el domingo 24 en las últimas vueltas del Gran Premio de Estados Unidos. A la caza de su primer título mundial, el joven piloto neerlandés era perseguido ferozmente por el siete veces campeón. La intensidad de la pugna más reñida por el cetro hubiera descarrilado a otro piloto -especialmente con Hamilton un segundo detrás en la última vuelta- pero Verstappen no perdió el aplomo y se llevó su octava victoria de la temporada.

El triunfo duplicó la ventaja de Verstappen sobre Hamilton, ahora de 12 puntos con cinco carreras por disputar. Hamilton le pisó los talones a Verstappen en su Mercedes en las últimas 18 vueltas y el británico redujo a menos de un segundo la ventaja sobre el Red Bull, pero no pudo encontrar el impulso para rebasar al ganador. El mexicano Sergio Pérez, con el otro Red Bull, completó el podio.

Verstappen, de 24 años, se enfila ahora a la Ciudad de México, la siguiente carrera, donde la altura ha sido un factor que ha favorecido a los Red Bull. Los dos acérrimos rivales ofrecieron un desenlace cargado de emoción, compitiendo ante 140.000 espectadores que atestaron el Circuito de las Américas. Ambos protagonizaron momentos de tensión.

Fórmula 1Momentos de tensión

Cuáles fueron esos momentos: Primero, Verstappen tildó de “estúpido idiota” a Hamilton y le mostró el dedo medio.

El sábado en las pruebas pre clasificatorias, Verstappen superó a Hamilton para llevarse la pole en la última vuelta. El domingo, Hamilton se fue al frente en la misma primera vuelta, y los pilotos de Mercedes y Red Bulls intercambiaron la delantera cuatro veces en la carrera de 56 vueltas.

No evidenciaron mala disposición por los previos incidentes tras cruzar la meta, saludándose en la pit lane y luego al mojarse con champaña en el podio. Pero Hamilton entiende que dejó escapar una victoria en un circuito favorable para Mercedes. El británico sabe que, en el Autódromo Hermanos Rodríguez de Ciudad de México, Verstappen ha ganado dos veces, es un “circuito muy bueno” para Red Bull. Otro tanto ocurro en Sao Paulo, la plaza de Brasil donde Verstappen salió victorioso en 2019. El desenlace pinta apasionante.