Enabol puso $us 1,6 millones en banco que entró en quiebra

0
19

pérdidas El Ministerio de Defensa informó que ordenó una auditoría. Dice que fue “una malversación de los militares”. Pasaron ocho años y no se recuperó ni un centavo.

La Empresa Naviera Boliviana (Enabol) depositó 1,6 millones de dólares en 2006 en el Stanford International Bank, entidad que quebró el año 2009. Hasta la fecha no recuperó ni  un solo centavo y no se realizan gestiones para recuperar esos recursos económicos.
Página Siete accedió a un informe “confidencial” de diciembre de 2013, que Enabol envió al presidente Evo Morales, en el que relata los pormenores de los problemas con las 16 barcazas y los dos empujadores, además de la quiebra del banco donde depositaron ese dinero.
En el informe se hace referencia a la falta de recursos económicos para la contratación de abogados que defiendan este caso “relacionado con los fondos depositados en la Stanford International Bank que quebró y fue intervenido, quedando atrapada  esa cuenta de  1,2 millones de euros (más de 1,6 millones de dólares)  y que no se pudo hacer nada efectivo para recuperarlos”, señala el documento.
Supuestamente, la empresa estatal colocó en 2006 ese monto en una cuenta a plazo fijo en dicho banco internacional que tiene sede en Antigua y  Barbuda, porque los intereses eran mayores. Sin embargo, en 2009 esa entidad financiera internacional quebró y hasta la fecha no hizo devoluciones del dinero depositado por sus clientes.
“El problema de los depósitos atrapados en Texas por la quiebra de la Stanford International Bank es otro de los problemas que la gerencia general de Enabol no puede resolver, porque no cuenta con los recursos económicos para hacerlo”, cita el documento.
De acuerdo con  las informaciones, con la bancarrota de la Stanford International Bank, 133 países quedaron afectados.  

El informe al que accedió este medio de comunicación está firmado por el gerente Nelson Ustariz el 26 de diciembre de 2013.
No es el único escándalo en el que está envuelta la empresa Enabol y sus exadministradores. El mismo año en que este banco quebró, Enabol realizó las gestiones con empresas coreanas y chinas para la compra de 16 barcazas y dos empujadores que tienen problemas legales.
En este caso, las investigaciones avanzaron poco y el Estado está a punto de perder unos 30 millones de dólares, porque existe un fallo que dispone el remate de parte de estos bienes.

El Ministerio de Defensa ordenó una auditoría sobre el caso

El Ministerio de Defensa, que tiene tuición sobre la Enabol, ordenó una auditoría a la anterior administración de esa empresa por realizar el depósito de 1,6 millones de dólares en un banco extranjero.
“El Ministerio de Defensa ordenó una auditoría porque los depósitos deben hacerse  en cuentas fiscales y no en bancos fuera del país. La auditoría determinará las responsabilidades y es otra malversación realizada por militares”, respondió ese despacho a las consultas que realizó Página Siete vía correo electrónico.
En 2006, la Enabol depositó 1,2 millones de euros -que equivalen a 1,63 millones de dólares- en el Stanford International Bank, con sede en Antigua y Barbuda. 
Con el informe preliminar de auditoría son notificados los involucrados, según el ministerio.
La actual gerencia de la empresa advierte que el costo para contratar abogados que se hagan cargo puede ser mayor que el depósito realizado en el banco internacional, por lo que sugieren esperar decisiones de la interventora.