Expertos: Fallo de arbitraje sobre Rurelec es inapelable

0
19

El fallo del Tribunal Permanente de Arbitraje de La Haya, que ordena al Estado boliviano compensar con 41 millones de dólares a la británica Rurelec por la nacionalización de Guaracachi, es de cumplimiento obligatorio, señalaron ayer los abogados constitucionalistas José Antonio Rivera y Víctor Gutiérrez.

El Gobierno rechazó la cifra anunciada y admitió una compensación de sólo 28,9 millones de dólares.

“El fallo es inapelable, son comentarios (…) que no tienen asidero legal”, dijo ayer Gutiérrez sobre las declaraciones del procurador general, Hugo Montero, quien explicó el lunes que el Gobierno desestimaba las pretensiones de la demandante Guaracachi America Inc. Según informó Rurelec, el fallo establece que el Estado boliviano debe pagar 35,5 millones de dólares, que es el monto fijado como compensación y 5,5 millones por dividendos no pagados generados antes de la expropiación.

Después de la nacionalización, Bolivia fue demandada el 24 de noviembre de 2010 ante una corte de arbitraje internacional por Guaracachi America Inc. (GAI) y su controlante británica Rurelec.

Gutiérrez dijo que el fallo emitido en La Haya obliga al Estado a pagar “sí o sí” y no puede soslayar su cumplimiento ya que “si hace caso omiso sería objeto de sanciones a nivel internacional”.

Añadió que las partes se han sometido a la decisión de ese tribunal y, por tanto, se obligan a su cumplimiento

Por su parte, Rivera explicó que un laudo arbitral tiene la calidad de una sentencia y no puede ser rechazado, sino que debe ser cumplido. Sin embargo, basado en las normas del arbitraje nacional, dijo que si una de las partes se siente perjudicada puede revisar si existe la posibilidad de una impugnación. “Al tratarse de un (caso de) arbitraje internacional, lo que procede es que el Estado revise si corresponde acudir al recurso de anulación”.

“El arbitraje internacional se sujeta a diferentes normas, corresponde verificar si existe el mecanismo para impugnar, caso contrario (el Gobierno) deberá cumplir le guste o no le guste”.

Por su parte, el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Daniel Sánchez, dijo ayer en declaraciones recogidas por ANF que el Estado debe cumplir con el fallo.

“Los fallos se deben cumplir, ya sea que estemos de acuerdo o no, o que el país esté contento o no, son fallos judiciales y debemos tener fe en esa justicia que se ha hecho, ya sea acá o en el exterior”, respondió Sánchez, al ser consultado sobre el fallo que favoreció a Rurelec.

Montero declaró el domingo que el Gobierno decidirá el próximo paso legal a seguir.

“Si se tiene la posibilidad de apelar seguramente se van a utilizar esos caminos, pero (se debe) reiterar que los fallos judiciales deben ser siempre acatados para preservar el tema de imagen sobre todo en inversiones y seguridad jurídica”, manifestó Sánchez .

Antecedentes

En marzo de 2012, Rurelec oficializó la demanda de arbitraje en contra del Estado boliviano ante la Corte de Arbitraje de La Haya, con un reclamo de compensación por 142,9 millones de dólares por la nacionalización del 50 por ciento de sus acciones en la empresa Guaracachi.

Guaracachi fue nacionalizada por el presidente Evo Morales el 1 de mayo de 2010.