Bolsonaro es acusado de 9 crímenes por su respuesta a la pandemia

BBC Mundo
0
213
Jair Bolsonaro
Foto: Reuters

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, recibió un duro revés este martes: una comisión investigadora del Senado de su país recomendó que sea imputado por su gestión de la pandemia de coronavirus.

El informe final de la comisión senatorial que indagó la crisis de covid-19 en Brasil, aprobado este martes por siete votos contra cuatro, acusa a Bolsonaro de nueve delitos diversos, incluídos crímenes “contra la humanidad”.

Esto ocurre en un contexto delicado en Brasil, con más de 600.000 muertos por la pandemia (el segundo peor saldo por país en el mundo, después de Estados Unidos) y crecientes dificultades económicas.

Si bien la comisión recomendó la imputación de otras 77 personas, desde asesores a ministros de gobierno y tres hijos del presidente, Bolsonaro es señalado como el “responsable principal por los errores cometidos por el gobierno federal durante la pandemia”

El presidente ha negado tener “culpa” alguna por la propagación del coronavirus en Brasil y criticó el trabajo del panel de senadores.

“Me tachan de genocida, falsificador de documentos, exterminador de indios: es absurdo lo que hicieron estos tipos”, declaró Bolsonaro el lunes a una radio local.

Sin embargo, expertos advierten que el informe de 1.289 páginas puede tener distintas consecuencias para el mandatario de extrema derecha.

“Muchos imaginaban que la democracia brasileña estaba en riesgo, (pero) el informe de esta comisión señala que la democracia está efervescente y es capaz de imponer pérdidas políticas y tal vez judiciales al Ejecutivo”, dice Carlos Pereira, politólogo y profesor titular de la Fundación Getulio Vargas, una universidad brasileña de elite, a BBC Mundo.

Los crímenes atribuidos

Desde el inicio de la pandemia, Bolsonaro negó la gravedad de la misma, mostrándose contrario a medidas de aislamiento y distanciamento social, y promoviendo actos multitudinarios o medicamentos sin eficacia probada contra la covid-19 en vez del uso de máscaras o la vacunación.

Tras una investigación de seis meses que atrajo la atención pública, la comisión del Senado atribuyó un total de nueve crímenes al presidente.

La lista incluye un crimen de epidemia con resultado de muerte, infracción de medidas sanitarias preventivas, charlatanismo, incitación al crimen, falsificación de documento particular, uso irregular de recursos públicos y prevaricación, así como crímenes de responsabilidad y contra la humanidad.

Los primeros siete se consideran crímenes “comunes”: están tipificados por el código penal brasileño y pueden ser castigados por la justicia hasta con cárcel.

Como el reporte también acusa a Bolsonaro de crímenes de responsabilidad, podría habilitar un juicio político en el Congreso para destituirlo.

Además, la atribución de crímenes “contra la humanidad” contemplados en el Estatuto de Roma, podría eventualmente motivar un proceso contra Bolsonaro en la Corte Penal Internacional (CPI).

Miembros de la comisión del Senado anticiparon que enviarán sus acusaciones a la Procuraduría General brasileña, la Cámara de Diputados y la CPI para que las analicen qué pasos siguen.

Aliados de Bolsonaro negaron que haya elementos jurídicos que sustenten la criminalización del presidente y argumentaron que, como Brasil tiene un sistema federal, el manejo de la salud también es responsabilidad de los estado