La historia del Washington Post

0
2
Foto: Naciones Unidas

The Washington Post es el mayor y más antiguo periódico de Washington, DC, la capital de los Estados Unidos. Ganó fama mundial a principios de los 70s, por su investigación sobre el caso Watergate, conducida por Bob Woodward y Carl Bernstein, que desempeñó un papel importante en la caída de Richard Nixon como presidente. Es generalmente considerado uno de los mejores diarios estadounidenses, junto con el New York Times, conocido por su reportaje general y cobertura internacional, y el Wall Street Journal, famoso en el área financiera. El Post se ha distinguido por sus reportajes sobre la Casa Blanca, el Congreso, y otros aspectos del gobierno estadounidense.

Por otra parte, a diferencia del Times y el Journal, el Post se ve a sí mismo como un periódico estrictamente regional, y no imprime una edición nacional para distribución más allá de la Costa Este de los Estados Unidos. La mayor parte de sus lectores son del Distrito de Columbia, junto con los suburbios adinerados de Maryland y Virginia.

Su circulación diaria promedio, según datos de marzo de 2013, era de 474.767 y de 838.014 los domingos, 1 lo que lo coloca en el octavo lugar de los periódicos estadounidenses, detrás del Wall Street JournalNew York TimesUSA TodayLos Angeles TimesSan Jose Mercury NewsDaily NewsNew York Post. Mientras que su circulación (como la de todos los diarios) ha ido en caída lenta, tiene una de las tasas de penetración de mercado más altas de todos los diarios metropolitanos.

Historia

Fundado en 1877 por Stilson Hutchins (1838-1912), tres años más tarde se convirtió en el primer periódico de publicación diaria en Washington, D.C..

En 1905, Washington McLean y su hijo John Roll McLean, dueños de The Cincinnati Enquirer, adquirieron el control del diario. Este último desconfiaba de su hijo playboy Edward Ned McLean y del manejo que podría hacer de la herencia, por lo que a su muerte en 1916 el Post quedó en un fideicomiso, que fue roto luego de que Ned llevara el caso a la corte. Pero su padre tenía razón y el diario finalmente quedó en la ruina: en 1933 fue comprado en una subasta de propiedades en bancarrota por Eugene Meyer, miembro de la junta de gobernadores de la Reserva Federal, quien restauró la reputación del Post y fue presidente de la compañía hasta su muerte en 1959. En 1946 nombró a su yerno Philip L. Graham, editor del diario.

El Post adquiere en 1954 a su principal rival, el Washington Times-Herald, para convertirse en el único diario matutino de la capital estadounidense. A partir de este punto su principal competencia será el Washington Star, hasta 1981, cuando esta publicación de la tarde cerró. Poco después de la quiebra de ese periódico, nació al año siguiente el conservador Washington Times, que absorbió a muchos de los que trabajaban en el Star en 2005, el Times tenía alrededor de un octavo de los lectores del Post.

Después de que Graham se suicidó en 1963, el control de la Washington Post Company pasó a manos Katharine Graham, su viuda e hija de Meyer. Fue editora del diario de 1969 a 1979, directora de la junta de 1973 a 1991 y directora del comité ejecutivo desde 1993 hasta su muerte en 2001. Su hijo, Donald Graham, fue editor de 1979 al 2000, cuando Boisfeuillet Jones, Jr. tomó el cargo de editor y director del Post.

El Post ha obtenido numerosos premios. Basta decir que solo en 2005 fue honrado con 18 Pulitzers, 18 Nieman Fellowships, y 368 Reconocimientos de la Asociación de la Casa Blanca para Fotógrafos de Noticias.

Forma parte de la Washington Post Company, dueña de otras empresas mediáticas y no mediáticas (la corporación educacional Kaplan, Inc.; varias estaciones de televisión agrupadas en Post-Newsweek Stations, los periódicos gratuitos ExpressEl Tiempo Latino, el grupo online Slate, etc.).

El 5 de agosto de 2013, el diario anunció su venta a Jeff Bezos -el fundador de Amazon-, por US$250 millones en efectivo. Así llega a su fin el periodo en que la familia Graham estuvo, durante cinco generaciones, al mando del periódico.