Bolivia compra a Francia radares antidroga por $us 214 millones

0
44

Francia y Bolivia firmaron ayer un acuerdo por la entrega al país  de una “cobertura radar civil y militar” durante la visita del presidente Evo Morales, que fue recibido en el Palacio del Elíseo por su homólogo François Hollande.

El contrato de unos 200 millones de euros (214 millones de dólares)  fue firmado por Guy Delevacque, presidente de la empresa Thales  Air Systems, que proveerá los equipos, y Remy Ferreira, el ministro boliviano de Defensa. 
“El mejor acuerdo en la lucha contra el narcotráfico es esta transferencia de radares a Bolivia”, señaló el presidente Evo Morales en una declaración a la prensa tras la firma. 
El Presidente boliviano destacó que, de acuerdo con un informe de Naciones Unidas, Bolivia “está mejor que antes” en la lucha contra el tráfico ilícito de drogas, pero recalcó que contar con esa tecnología es “de mucha importancia” para Bolivia.
También recordó la reciente adquisición de seis helicópteros Super Puma a Airbus, anunciada el año pasado, de los cuales dos ya están en tierras bolivianas y otros cuatro llegarán próximamente. Esta compra “ha sido muy efectiva en el traslado de soldados en la lucha contra el narcotráfico”, dijo Morales.
En esa misma línea, Hollande constató que en la visita de Morales se ha reforzado la “confianza mutua” con la cooperación en materia de seguridad, cristalizada en la venta de los radares. 
“Tenemos la determinación en la lucha contra el tráfico de drogas, y los medios para combatir esa plaga”, expresó el Mandatario galo.
Morales cierra en Francia una gira por varios países europeos que le ha llevado a Alemania, Italia e Irlanda.

En Bolivia, el viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, anunció que se instalará parte de los radares adquiridos en  Francia en zonas fronterizas con Perú y Argentina, al considerar estos puntos como “críticos” en la lucha antidroga. Los radares permitirán identificar  y detener los vuelos que ingresen al país de forma ilegal.

Los equipos

Tecnología A través de un circuito cerrado se podrá identificar las aeronaves ilegales que por lo general ingresan al país con droga para luego seguir su camino hacia otro país. Los radares que aún hacen falta en Bolivia son los civiles, que sirven de control en los aviones comerciales.