Cerca de 600 escuelas no iniciaron clases en el país

0
5

Inundaciones, reordenamiento y obras inconclusas retrasaron el inicio del año escolar en diferentes centros educativos del territorio nacional. Hubo protesta de los padres de familia

Las labores escolares arrancaron ayer oficialmente en todo el territorio nacional, excepto en alrededor de 600 establecimientos educativos que se vieron obligados a postergar las labores educativas a causa de las inundaciones, del reordenamiento escolar y de obras inconclusas, según reporte de las regiones; no obstante el Ministerio de Educación reportó la mitad de este número.

El ministro de Educación, Roberto Aguilar, informó de que las labores escolares fueron postergadas por una semana en 303 unidades educativas debido a  las inundaciones que afectan a siete departamentos del país. “Hemos saltado de 65, que teníamos hasta la anterior semana, a 303 unidades educativas. Este fin de semana se hizo un recuento más detallado”, dijo en la inauguración del año escolar en un acto realizado en la ciudad de Cochabamba.

Aguilar explicó que estos establecimientos están ubicados en 26 de 290 distritos escolares registrados en el territorio nacional. El viceministro de Educación Regular, Juan José Quiroz, complementó la información y dijo que en Oruro se tiene cuatro distritos perjudicados y uno en Potosí.

En las regiones

Según el reporte de las autoridades educativas a EL DEBER, en Beni, uno de los departamentos más castigados por las lluvias, 443 unidades postergaron el inicio de clases; en Cochabamba suman 62; en La Paz, 50, en Oruro 15; en Santa Cruz 15; y en Tarija 5. En Chuquisaca se informó de que un 20 % de las unidades escolares no inició clases.

En Beni solo seis de los 14 distritos educativos que tiene ese departamento inició labores educativas, porque el resto no tiene condiciones por las inundaciones, tal es el caso de Rurrenabaque. Los distritos donde los colegios están pasando clases son Exaltación, Trinidad, Guayaramerín, Magdalena y Riberalta. Los demás irán reanudando de acuerdo con cómo las aguas vayan bajando, afirmó la directora departamental de educación superior, Yerika Heredia.

En el caso de Cochabamba, el titular de la Dirección Departamental de Educación (DDE), Jorge Ponce, detalló que los locales educativos que permanecen cerrados están en el trópico y en el valle alto. “En municipios, como Cliza, hay cientos de niños que no están en condiciones de asistir a clases por daños en sus viviendas y anegaciones en sus comunidades”, dijo Ponce, al agregar que autoridades municipales, padres de familia y dirigentes campesinos solicitaron ‘flexibilidad’ en el calendario escolar, por lo que se decidió postergar el inicio de labores.

Por su parte, el director departamental  de educación de La Paz, Basilio Pérez, informó de que solo en el municipio Ixiamas hay 37 unidades educativas donde los niños no pueden llegar por el desborde del río Tequeje.

Las inundaciones también  obligaron a suspender las clases en 10 locales educativos del municipio de San Buenaventura y dos de Teoponte. En la ciudad de La Paz, la escuela Abraham Reyes pospuso el inicio de clases porque las obras de refacción no fueron terminadas.

En  Oruro, los 15 establecimientos con problemas por las lluvias son de los distritos rurales de El Choro, Toledo y Poopó, informó el director departamental, Eduardo García.

En Santa Cruz hubo protestas

Entretanto, en Santa Cruz, el titular de la DDE, Salomón Morales, indicó que las riadas y las  lluvias afectaron a cinco escuelas de Yapacaní, similar número en El Puente (Guarayos) y a dos en Comarapa. Además, en la ciudad capital algunos colegios como María Vaca Díez, tuvieron que despachar a los estudiantes a sus casas porque las obras no fueron concluidas.

El reordenamiento por la construcción de colegios generó protestas, incluso bloqueo de calles. Los papás de los colegios Carlos La Torre, Pedro Áñez y Tierras Nuevas El Carmen 1, protestaron porque sus hijos no cuentan con el ambiente adecuado para pasar clases. Por la tarde, los niños del Tierras Nuevas El Carmen 1, que han sido ubicados en el módulo educativo Internacional Bethesda, recibieron de la Alcaldía 1.600 sillas y 800 mesas. Esto calmó los ánimos de los padres de familia.

Según el director municipal de Educación, José España, en mobiliario escolar se está invirtiendo Bs 8.5 millones.

Por otra parte, el director departamental de educación, que participó del acto de apertura de las clases en el módulo Virgen de Fátima, indicó que espera que el próximo lunes todas las unidades cruceñas estén en condiciones de recibir a los estudiantes.

Morales agregó que, pese a la suspensión de clases, los niños no se verán perjudicados en su aprendizaje, pues el calendario contempla dos semanas para imprevistos, al margen de los 200 días de clases.

El Ministerio de Educación emitió un instructivo a las direcciones departamentales para que coordinen un plan de emergencia con las gobernaciones y alcaldías, y así evitar que los estudiantes se perjudiquen con una suspensión prolongada. Una alternativa es crear espacios educativos con carpas y otros materiales

Claves

1  En Beni hay  874 unidades educativas, pero solo 431 comenzaron las clases y 443 postergaron el inicio por el problema de inundaciones que azota a ese departamento.

2  La directora del Servicio Departamental de Educación de Chuquisaca, Ana María Quinteros, inauguró el año escolar en la unidad educativa Gregorio Pacheco del municipio de Yotala, donde destacó la aplicación de la Ley Avelino Siñani – Elizardo Pérez que establece la formación de bachilleres técnico-humanísticos.

3  El gobernador de La Paz, César Cocarico, inauguró el lunes el año escolar en el Instituto Americano de la ciudad, y demandó a los estudiantes “ser buenos profesionales’, para que en un futuro trabajen por el país.

4  Cada departamento hizo su respectivo acto de apertura.