Cuatro exjefes de Estado analizaron el alegato de Chile

0
35

El agente ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), Eduardo Rodríguez, y el abogado de la causa boliviana, Remiro Brotons, se reunieron con los expresidentes Jorge Quiroga, Jaime Paz Zamora y Carlos Mesa -por separado- para analizar la contramemoria chilena, el trabajo del equipo jurídico y la estrategia boliviana en el marco de la demanda marítima.

“Hemos tenido una reunión muy fructífera, hace un par de semanas, con el agente Eduardo Rodríguez (que estuvo) acompañado por Antonio Remiro Brotons y el director de Diremar, Emerson Calderón. Fue una reunión muy importante porque tuvimos la oportunidad de hacer una evaluación del contenido de la contramemoria, la explicación del trabajo que está haciendo el equipo jurídico y la estrategia boliviana”, declaró el vocero de la demanda, Carlos Mesa.

El agente y el abogado internacionalista llegaron al país  el mes de agosto para participar del Consejo de Reivindicación Marítima, instancia conformada por el Presidente, Vicepresidente y ministros.

Asimismo, dijo que la cita  tuvo como objetivo “marcar los testimonios que tienen que complementar  lo que fue nuestra tarea como presidentes. Tuvimos reuniones por separado; también lo tuvo el presidente (Jorge) Quiroga y (Jaime) Zamora”.

Bolivia y Chile tienen un proceso en la Corte Internacional de Justicia desde 2003 y recientemente ese alto tribunal de justicia  determinó el 21 de marzo de 2017 como fecha límite para que Bolivia presente su réplica sobre la demanda marítima contra el vecino país de Chile.

Mesa precisó que el encuentro fue propiciado por el Ministerio de Relaciones Exteriores, lo que demuestra que la relación del Estado referida a la causa marítima no ha cambiado, a propósito de un eventual distanciamiento entre Mesa y el Gobierno, producto de las posiciones políticas en el referendo constitucional del 21 de febrero.

Calificó de lógico y hasta comprensible que esas posiciones se extinguieran pasado el referendo, porque definitivamente fue una coyuntura política complicada. Dijo que actualmente una de sus “responsabilidades” principales es la vocería y la actividad académica.

En relación a la denuncia de Bolivia sobre las violaciones al libre tránsito, Mesa manifestó que el objetivo del presidente Morales y del Ministro de Relaciones es  que la comunidad internacional y la opinión pública de Chile y Bolivia conozcan  los problemas del libre tránsito.

“Es imprescindible que Bolivia lo haga conocer. El fondo del planteamiento boliviano es incuestionable (…). Eso no quita que el camino final que Bolivia busca en el fallo, que esperamos sea positivo para el país, es sentarnos a dialogar y, por lo tanto, tenemos que trabajar en la construcción de confianzas”, añadió.