Destrucción sistemática del patrimonio urbanístico de La Paz

Por Cristina Iratxe Nina Diego
0
152
Sopocachi, La Paz

La Paz ha perdido en los últimos años 2.000 predios patrimoniales de su acervo arquitectónico, que datan de la época de la colonia, el barroco-mestizo y la república. Esta destrucción se originó a vista y paciencia de autoridades municipales que, en última instancia, viabilizaron la pérdida. El año 2013 la Ley de Uso de Suelos Urbanos (LUSU) estableció la reducción del 82% de los inmuebles patrimoniales.

 Con el paso del tiempo, y gracias a la voracidad del progreso, La Paz se fue convirtiendo en una amalgama descolorida y desordenada de edificaciones, a costa de ir destruyendo poco a poco su identidad patrimonial que la distinguía del resto de las ciudades de Bolivia. Áreas protegidas, sitios arqueológicos, monumentos, y espacios patrimoniales, son el legado histórico-material que conformaron otrora la identidad de la ciudad, a la que autoridades ediles le agregaron el apelativo de Maravilla para despistar la transición a un modernismo desatinado y transgresor.

“El patrimonio arquitectónico es muy importante para cualquier sociedad, es el legado de construcciones y lugares históricos que nos ayudan a estudiar y comprender la historia y la sociedad, es parte importante de la cultura porque necesitamos un sentido de pertenencia a un lugar, reforzado por el patrimonio arquitectónico que le da sustento y sentido” define el investigador David Pérez Hidalgo.

De acuerdo al Atlas Catastral de la Alcaldía, La Paz tiene registradas 108 edificaciones patrimoniales con valor histórico desde los siglos XVII y XVIII. El catastro inmobiliario es un registro administrativo de los Gobiernos Autónomos Municipales, en el que se describen los bienes inmuebles urbanos, rústicos y de características especiales.

Álvaro Viaña, director de la Administración Territorial y Catastral (DATC), explicó que dentro del macrodistrito Centro se encuentran esas 108 edificaciones, de las cuales seis tienen características hispano-coloniales y están ubicadas en la calle Jaén desde 1790 y 1800.

A esa cifra se suman 450 inmuebles patrimoniales con características de la época republicana distribuidas en diferentes zonas de la ciudad. Sin embargo, no siempre fue así.

Detrimento de patrimonio paceño

En 2013 la Ley de Uso de Suelos Urbanos (LUSU) estableció la reducción del 82% de los inmuebles patrimoniales que hasta ese momento eran 2.450. Algunos de los inmuebles que conformaban parte del patrimonio arquitectónico paceño se encontraban en la calle Uruguay, Heriberto Gutiérrez, Gregorio Reynolds, Plaza del Bicentenario, Corneta Mamani, Agustín Aspiazu y San Jorge.

De 2.450 inmuebles patrimoniales solo quedaron 450.

El Concejo, presidido por Gabriela Niño de Guzmán, argumentó el daño deliberado por el paso del tiempo. “Muchos de ellos ya habían perdido el valor patrimonial, el tiempo se había encargado de destruirlos o los propietarios habían hecho tantas modificaciones que habían perdido su esencia”, indicó la concejala en ese entonces.

Otras de las determinaciones de la ley LUSU fueron: la preservación morfológica de 414 predios que, podían en mantener la fachada “y demoler todo lo demás para hacer nuevas edificaciones (ejemplo, el edificio Illimani, situado en la avenida 6 de agosto y Belisario Salinas)”; y la conservación morfológica de otras 530 edificaciones que podían “ser demolidas y erigirse una nueva construcción acorde al entorno urbanístico”, expresó Guzmán.

La revista Datos se contactó con el arquitecto Carlos Villagómez P, quién explico que “la reducción de edificaciones patrimoniales con la ley LUSU es un signo de la presión de un mercado capitalista y usurero, y que ven al patrimonio como un objeto que debe ser reemplazado por un edificio que rinda plusvalía urbana. Como la mayoría de las edificaciones patrimoniales están en los barrios centrales, la presión de ese mercado edilicio se agudiza en esas zonas causando el enorme amontonamiento que tenemos de edificios en altura en el centro paceño. La justificación edil, en la citada ley, de conservar áreas patrimoniales y no edificaciones aisladas debe ser cuestionada y puesta en valor para el nuevo tiempo”.

El problema de la conservación

Inmuebles patrimoniales, Plaza Murillo, La Paz

Revista Dat0s Bolivia

Una problemática constante es la conservación de las edificaciones patrimoniales. Gradualmente se suman los inmuebles patrimoniales en estado de abandono, o que ya fueron derruidos para dar lugar a construcciones que no guardan ningún tipo de regulación ni respetan las edificaciones construidas en la época. De ese modo han sido dañadas edificaciones en casi todas las zonas de la ciudad de La Paz.

La ley 67/2020, establece que el Órgano Ejecutivo Municipal define las acciones de protección, conservación, promoción y revitalización del Patrimonio Histórico, Arquitectónico y Urbano de las edificaciones declaradas patrimonio. “La categoría B (Valor Patrimonial) corresponde a las áreas, conjuntos, inmuebles y elementos que para su preservación admiten intervenciones físicas dirigidas al mejor aprovechamiento del área construida a ser preservada y conservada del patrimonio”.

El artículo 23 señala: “Serán responsables por las transgresiones a las normas establecidas en el presente Reglamento, los propietarios o profesionales que proyectasen o ejecutaren obras que originaron la infracción y los funcionarios municipales que conociendo el hecho no lo hayan impedido”.

La Paz, Casa del Pueblo

Revista Dat0s Bolivia

Por otro lado, los dueños de los inmuebles aseguran que, “Es un problema mantener o hacer refacciones en los inmuebles patrimoniales, hay bastante burocracia para solicitar la rebaja de impuestos que nos corresponde”, expresó Don Carlos, dueño de un inmueble patrimonial del centro urbano.  Una de las dificultades constantes que afronta, expresó, es la humedad que luego genera rajaduras en la infraestructura.

Otro de los dueños agrega, “me molesta mucho que no me permitan hacer construir nada por la ley que no me permite alterar la estructura de mi casa, cuando el gobierno si puede derrumbar otra edificación patrimonial y hacer la famosa casa del pueblo”.

Para el arquitecto Carlos Villagómez P. es fundamental que “las edificaciones en categoría patrimonial deben tener un régimen particular de impuesto a la propiedad que garanticen su conservación. Asimismo, deben contar con un fondo económico que puedan facilitar a los propietarios la restauración, conservación, reciclaje, y adaptación de esas estructuras con fines de evitar su venta a especuladores del negocio inmobiliario. El ejemplo universal de ese tipo de ayudas e intervenciones la realizó en la Habana el arquitecto Eusebio Leal, que recuperó ese magnífico centro patrimonial para nuevos usos que representaron al régimen un ingreso por turismo que palió la crisis cubana por algunas décadas. Es posible generar recursos con el patrimonio arquitectónico dentro del rubro conocido ahora como economía naranja, aquella que impulsa los emprendimientos sociales en el campo de la creatividad y la cultura”.

Restauración de 12 fachadas patrimoniales

El secretario municipal de Culturas Andrés Zaratti, dio a conocer que en el mes de marzo se procedió a la restauración de 12 fachadas patrimoniales y dos murales, en las calles Sagárnaga, Linares y Jiménez, como resultado de la primera fase de un proyecto municipal que busca la revalorización del circuito tradicional ancestral, para preservar los pocos inmuebles patrimoniales que alberga La Paz. Zaratti, explicó que la finalidad del proyecto es “una experiencia y modelo de intervención patrimonial, donde la idea es que no solo trabajemos en resguardar los bienes patrimoniales arquitectónicos, sino que hagamos intervenciones integrales”.

Por otra parte, también informó sobre la conclusión y entrega del proyecto: “Resignificación de la plaza Alonso de Mendoza”, que busca la preservación y restauración de fachadas patrimoniales del circuito antiguo. “Este proyecto ya se encuentra a diseño final, prevé visibilizar aquellos habitantes que han ocupado el valle de nuestra ciudad de La Paz antes de llegada de los españoles”, agregó la autoridad.

 

Apreciado lector, te invitamos a suscribirte a la Revista dat0s digital  para continuar disfrutando del contenido exclusivo que tenemos para ofrecer.