Lluvias y riadas dejan tres personas fallecidas y más de 13.000 afectadas

0
51
Creditos Foto: El Diario

El director general de Emergencias y Auxilios del Viceministerio de Defensa, Javier Ayllón, informó ayer que las intensas lluvias y riadas provocaron el fallecimiento de tres personas y más de 13.000 damnificadas en todo el país.

“En lo último (reporte) que estamos actualizando, tenemos 3.300 familias afectadas, unas 1.200 familias damnificadas y tres muertos, uno por el río Ichoa, el otro por Villa Tunari y el otro en el departamento del Beni”, precisó.

Ayllón detalló que los municipios que se encuentran en alerta naranja y reciben atención de Defensa Civil son: Lagunillas y Cuevo, en la región del Chaco; La Guardia y Yapacaní en Santa Cruz; Puerto Villarroel en Cochabamba, entre los más afectados.

“Hoy también se ha declarado en estado de emergencia el municipio de Loreto, en el departamento del Beni, que cuenta con siete comunidades afectadas y 312 familias afectadas”, señaló.

El funcionario añadió que el Viceministerio de Defensa agiliza la entrega de ayuda humanitaria a esos municipios, para que las familias tengan ayuda primaria.

CULTIVOS AFECTADOS

El gobernador del departamento, Iván Canelas, informó ayer que al menos 5.147 hectáreas de cultivos y 7.760 familias quedaron afectadas en esta región, por efecto de las lluvias y granizadas registradas durante las últimas semanas.

La autoridad detalló que las precipitaciones pluviales causaron daños en los cinco municipios del trópico de Cochabamba.

“Aproximadamente hay 7.500 familias damnificadas. Se ha generado daños en casi 5.000 hectáreas, fundamentalmente en la producción de plátano”, remarcó.

Canelas detalló que se reportó también 356 viviendas con diversos niveles de afectación. “Hemos coordinado, hemos hablado con Defensa Civil y estamos a la espera del informe de nuestros técnicos”, acotó.

La autoridad departamental explicó que las granizadas se registraron en cinco comunidades del municipio de Sacabamba: Matarani, Chaupicollo, Laguna Alto, Mojun Loma y Molle Punku.

“En el municipio de Sacabamba hay aproximadamente 260 familias afectadas. Se han perdido papa y maíz en unas 147 hectáreas”, dijo.

Además, sostuvo que la Gobernación de Cochabamba envió un equipo técnico a esa zona para definir la forma de apoyo a los perjudicados por las granizadas.

BRIGADAS MÉDICAS

Asimismo, la coordinadora del Servicio Departamental de Salud (Sedes) Santa Cruz, Aida Aguilera, informó que esa instancia envió dos brigadas médicas a los municipios de Lagunillas y Cuevo, para atender a los damnificados por las inundaciones que provocaron las lluvias registradas a principios de enero en esa región del oriente del país.

“Son dos brigadas con ocho médicos cada una, serán cuatro días de atención en los municipios de Lagunillas y Cuevo y comunidades para dar atención a la gente”, informó en una conferencia de prensa.

Aguilera dijo que esas brigadas llevan medicamentos, antibióticos y analgésicos, necesarios para atender afecciones de la piel como hongos, resfríos, infecciones respiratorias y diarreas.

“En Lagunillas son aproximadamente 150 familias y de Cuevo 100 familias y se calcula que son 1.250 personas las que serán atendidas”, detalló.

Por su parte, el secretario de Seguridad Ciudadana, Enrique Bruno, dijo que tres municipios se declararon zona de desastre, Cuevo, Lagunillas y La Guardia, para solicitar ayuda del Gobierno departamental.

Explicó que las alcaldías de otros municipios, como Okinawa y Yapacaní, atienden de forma directa a los afectados y son apoyados con maquinaria del Servicio Departamental de Caminos, para rehabilitar las vías afectadas por las lluvias y las riadas.

ALERTA NARANJA

Por su parte, el director departamental del Centro de Operaciones de Emergencia (COE), Cristhian Cámara, informó que dos de los 19 municipios del departamento del Beni se declararon en alerta naranja por las lluvias que se registran en esa región y aumentaron el nivel de los ríos.

“Dos municipios ya tienen alerta naranja, se trata de San Joaquín y Riberalta, adicionalmente se emitió una declaratoria de alerta naranja departamental para tomar medidas preventivas”, afirmó.

Explicó que esa medida fue tomada por las lluvias caídas en el Beni, así como en los departamentos de Cochabamba, Santa Cruz y La Paz, que conforman la cuenca alta.

Aclaró que la situación en el Beni no es la misma en todos los municipios, porque hay zonas bajas y altas.

Cámara dijo que hacen un seguimiento del nivel del agua de los ríos, para alertar a los municipios y evitar en lo posible pérdidas en el sector productivo, además de daños en infraestructuras.