Morales destaca trayectoria impecable de Rodríguez Veltzé para representar demanda ante la Haya

0
40

El presidente de Bolivia, Evo Morales, dijo ayer que Bolivia tiene derecho a “volver al Pacífico con soberanía”, al nombrar al representante del Estado que demandará a Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para obtener ese acceso al mar.

 

El encargado de esta reclamación será el expresidente Eduardo Rodríguez Veltzé (2005-2006), a quien Morales juramentó en el Palacio de Gobierno como “embajador extraordinario con representación plenipotenciaria” y cuya designación fue bien acogida por parte de la oposición.

Morales agradeció al exmandatario que acepte esta “enorme responsabilidad” para plantear la demanda y destacó que su “trayectoria es impecable”.

“Estamos convencidos de que el camino que hemos tomado es para hacer respetar nuestro derecho, el derecho a volver al Pacífico con soberanía. No es ninguna reivindicación, ni una aspiración, es un derecho”, subrayó el presidente.

“Vamos a ganar porque tenemos la razón”, sostuvo Morales.

Con esta demanda, el Gobierno confía en que se reconozca al país ese derecho de restitución de acceso al mar, perdido en la guerra del Pacífico.

En aquel conflicto se enfrentaron Bolivia y Perú contra Chile, que ocupó y obtuvo el litoral boliviano, una franja de 400 kilómetros de costa, a finales del siglo XIX. Bolivia perdió en total 120.000 kilómetros cuadrados de territorio.

Morales lleva tiempo anunciando la presentación de la demanda, pero sin precisar fechas, si bien las autoridades han señalado esta semana que el documento jurídico está listo.

Los ejes o fundamentos de la demanda se han mantenido en secreto y tampoco ha trascendido si Bolivia cuestionará formalmente el “Tratado de Paz y Amistad” de 1904 que fijó los límites territoriales tras la guerra.

Morales ha calificado en varias ocasiones de “impuesto, injusto e incumplido” ese tratado, que para Chile es incuestionable, aunque sus gobiernos siempre han ofrecido diálogo en busca de un arreglo.

La presentación de la demanda debería hacerse antes de que la Corte de La Haya emita su fallo sobre el litigio sobre límites marítimos que ahora tramita entre Perú y Chile, por demanda del primero, lo que podría suceder en junio, según algunos analistas.

Morales subrayó además que Bolivia  perdió “tantos años en diálogo, más diálogo y más diálogo” y cayó en la “trampa de algunos gobiernos de Chile, pero ha terminado eso”.

A su juicio, “lamentablemente, hace 134 años hemos sido invadidos. No ha sido ninguna guerra”, apuntó al afirmar que las tropas chilenas entraron en Bolivia en febrero de 1879 y solo en marzo hubo resistencia civil.

Eduardo Rodríguez Veltzé ejerció la presidencia de la Corte Suprema de Justicia, cargo desde el que a mediados del 2005 asumió la jefatura de Estado durante una crisis política, para convocar las elecciones que ganó Morales ese año.

Ha participado en las dos reuniones a las que Morales convocó a sus antecesores en el cargo para debatir su estrategia en la demanda contra Chile, tras considerar que el diálogo bilateral fracasó.

Rodríguez agradeció la designación, que dijo haber conocido hoy mismo, y afirmó que la asume como un mandato no solo del Gobierno, sino como una responsabilidad ante todos los bolivianos que han puesto su esperanza en la justicia y el derecho internacional.

Agregó que este es un tema que incumbe a los países vecinos y a los organismos regionales y multilaterales que “han organizado estos mecanismos, han puesto fe en ellos porque” permiten resolver en paz conflictos como el de Bolivia y Chile.

La designación de Rodríguez como el encargado de llevar adelante la demanda ha sido saludada por opositores como el líder de la centrista Unidad Nacional, Samuel Doria Medina, quien la calificó de una “buena decisión” y le deseó éxito. Tuto Quiroga por su parte, saludó la designación y emplazó al gobierno a pedir una disculpa pública a Rodríguez Veltzé que en 2006 fuera el principal acusado por la entrega de misiles chinos a Estados Unidos por el actual gobierno.

Los reiterados anuncios de Morales sobre la presentación del pleito han motivado en los últimos meses continuos cruces de descalificaciones y roces entre los gobiernos de Bolivia y Chile.

Estos países vecinos no tienen relación a nivel de embajadores desde 1962, salvo un paréntesis entre los años 1975-1978, durante las dictaduras militares de Augusto Pinochet y Hugo Banzer.

EFE.