Pensando el coronavirus. Víctor Hugo Velasco

0
21

Infectólogo, vicepresidente de la Sociedad Boliviana de Infectología, coautor de la Guía Nacional Covid 19, miembro del Comité Farmacoterapeútico Nacional de VIH/SIDA, docente de Pediatría de la UMSA. Delegado por Bolivia de la Sociedad Latinoamericana de Infectología, asegura que el coronavirus llegó para quedarse y que el 80% de los contaminados leves se curan sin medicamentos y en sus casas.

  • La infección se alastra como se ha dicho en proporciones geométricas, ¿más allá del aislamiento social que recomendaría para volver a la normalidad?

Distanciamiento, higiene de manos e higiene respiratoria (etiqueta de la tos y correcto uso de barbijos), nada supera estas medidas; ni tampoco los túneles, ni las fumigaciones, ni los guantes, ni los trajes de bioseguridad.

  • ¿Cuál es el papel de nuestros profesionales infectólogos para enfrentar la pandemia?

Es un momento de enfrentar al virus con mucho criterio, inteligencia y estrategia, sabiendo que tenemos un sistema de salud débil. No sería la primera vez que lo hemos hecho.

  • ¿Cuál es la clave para vencer el virus?

Una estrategia base permanente donde deben primar los pilares del distanciamiento social, higiene de manos e higiene respiratoria. Una segunda línea de contención que tiene que ver con el cuidado de los grupos de riesgo como los mayores de 60 años y los que tienen enfermedades de base. Una tercera aislando a todos los infectados y contactos a través de pruebas y evitar la diseminación del virus. Un análisis permanente para tomar medidas según la evolución de la enfermedad, puede que tengamos que volver a entrar en cuarentena, si esto explota, la misma población se aislará y tal vez no haya necesidad que nuestras autoridades tengan que imponerlo. Finalmente cada día es un momento de oro para mejorar nuestro sistema de salud a favor de los que requieran servicios médicos avanzados, mejorando la infraestructura, equipamiento y lo más importante personal de salud.

  • ¿Debemos vivir de aquí adelante con el miedo al contagio?

No olvidemos que lo más probable es que “todos” nos infectemos para conseguir una inmunidad colectiva y debemos hacerlo lentamente para que nuestro sistema de salud pueda responder, éste es uno de los conceptos de aplanar la curva. Será algo inevitable con miedo o sin miedo, debemos afrontarlo cuidándonos, la gran mayoría la pasará sin complicaciones.

  • Las infecciones han sido una constante en los ciclos de la humanidad, en periodos crónicos que probablemente no debamos llamarlos de evolución sino todo lo contrario. ¿Este, el Covid 19 es peor que los anteriores?

No es la peor, hubo peores como la peste y la gripe española, además que en ese entonces no tenían el conocimiento y los recursos que ahora tenemos.

  • La gran discusión se abrevia a dos lados de la polémica, ¿es el ciclo degenerativo del hombre en su suplantación de las especies animales, sus usos desde comestibles a salvajes, o ha sido un virus de laboratorio que germinó con alguna particularidad especial?

No debería sorprendernos que sea por la interacción de los humanos y los animales, no sería la primera vez.

  • El virus ha impuesto una anormalidad: la cuarentena, ¿será este acontecimiento recordado como parte de un proceso pasajero o es que conviviremos con él virus de aquí en más y porqué tiempo si es que se puede hacer una aproximación?

Debemos aprender a vivir con el virus como toda infección que llegó a los humanos, el virus llegó para quedarse.

  • Se especula de todo y no hay seguridades ni certezas de tratamientos eficaces contra la pandemia, ¿qué recomienda de manera efectiva y práctica en su tratamiento?

No hay un tratamiento que se haya probado sea eficaz y muchos de ellos aún se encuentran en estudio. Debemos escuchar muy reflexivamente con los que aseveran han encontrado una cura; si hubiese un tratamiento, en el mundo no se seguirían muriendo por esta infección.  No olvidemos que más del 80% se curan sin ningún medicamento, en el caso de las formas leves y moderadas casi todos y muchos de ellos en su casa.

  • Bolivia debe salir de aquí a poco a un proceso electoral impostergable, situación que tiene sus particularidades de concentración humana, ¿es real la interferencia del virus con el electorado?

La infección en grandes proporciones haría que colapse nuestro sistema de salud y no se pueda suplir no solamente las necesidades de los afectados por la COVID 19, sino que no se podría asistir a pacientes con otras enfermedades. Si esto pasara sería catastrófico y nadie podría aseverar a ciencia cierta que pasaría, pero con la salud no se debería jugar ni apostar, no somos objetos, sino seres humanos y cada vida cuenta.

  • Se prioriza la vida sobre la economía y en este caso sobre la democracia, si bien este no es su terreno ¿qué sugeriría en caso de que se decida realizar las elecciones mientras subsiste el peligro de contagios?

A corto plazo no se deberían realizar elecciones, no encuentro otra opción. Recuerden lo que pasó en Bérgamo Italia, el epicentro de la infección de ese país, pasó después de un partido de fútbol.

  • Es incompatible el virus con la pobreza, parecería claro, ¿cuál es la proporción del daño en las poblaciones de menos recursos?

Menos acceso a salud, un sistema inmune más deprimido.