Un ministro de Chávez pagó pasajes de Rozsa

0
39

Gary Prado Araúz (hijo), abogado del general Gary Prado Salmón (padre), aseguró hoy a través de ERBOL que el coronel Osorio, quien era ministro de Alimentación del gobierno de Hugo Chávez en Venezuela, fue en realidad la persona que pagó los pasajes de Eduardo Rozsa Flores -líder del supuesto grupo irregular que intentó dividir Bolivia- y de otro ciudadano húngaro.

“¿Quién trae a Eduardo Rozsa a Bolivia? Se llenan diciendo que los cruceños pagaron los pasajes de Eduardo Rozsa, pero no fue así, entre las muchas cosas que Marcelo Soza no quiso investigar cuando era fiscal (del denominado caso terrorismo), está ese hecho de quién pagó esos pasajes”, dijo Prado, en una entrevista concedida al programa “En Directo”.

Aseguró que se pagaron los pasajes de dos ciudadanos que vinieron desde Hungría a Bolivia con una tarjeta de crédito. Una de estas dos personas habría sido Rozsa. Según la versión del abogado Prado, los dos extranjeros llegaron al país vía Frankfurt, pasando por Brasil y de ahí habrían ingresado por tierra a Santa Cruz.

“¿Pero quién era el titular de esa tarjeta de crédito? Tenemos una información de que el titular de esa tarjeta de crédito era el coronel Osorio, ministro de Alimentación del gobierno de Hugo Chávez en Venezuela. La tarjeta correspondía al banco Canarias de Venezuela, que ha sido nacionalizado convenientemente desde 2009”, afirmó Prado.

Rozsa y otro ciudadano húngaro habrían salido de Europa en septiembre de  2008 y supuestamente llegaron los últimos días del mismo mes a Brasil.

“Cuando Fidel Surco se estaba retirando de Santa Cruz con sus huestes, casualmente aparece Eduardo Rozsa en Santa Cruz. El supuesto caso de terrorismo, metafóricamente, se parece a una coladera, porque funcionarios policiales asignados  a la investigación vendían documentos y pruebas de la investigación a quien les pagara”, afirmó.

Y precisamente esta información sobre el pago de pasajes por parte de un ministro del gobierno de Chávez habría salido  de una de esas pruebas vendidas por funcionarios de la Policía Boliviana, que estaban asignados a la investigación del caso Rozsa.

“Esas pruebas vendidas luego fueron regándose por correos electrónicos (…) a nosotros nos llegó la información (sobre Osorio), después de que ya distribuyó quien la compró esa prueba. (En dichos documentos se indica) unos correos electrónicos entre el entonces fiscal Soza y la agencia de viajes que emite los boletos y esa agencia es la que dice (a través de qué) tarjera (se pagaron los pasajes)”, explicó.

Con base a ese dato, el abogado habría hecho sus averiguaciones, llegando a descubrir que esa tarjeta de crédito correspondía al coronel venezolano Osorio.

Además el abogado aseguró que el acompañante con el que Rozsa llegó a Bolivia, el 24 de diciembre de 2008 retornó a Europa.

Mientras Alejandro Melgar habría pagado los pasajes de otros cuatro extranjeros que tras la llegada de Rozsa, recién habrían ingresado a Bolivia para unirse al grupo irregular.

Pérez, uno de los comercializadores de pruebas

El abogado Prado identificó al teniente de la Policía, Wilson Pérez, como uno de los investigadores del caso “terrorismo” que supuestamente se dedicaba a vender las pruebas a los implicados en este proceso judicial.

“Según los audios que grabó el Ministerio de Gobierno, ahí Marcelo Soza hace alusión al entonces teniente Wilson Pérez de la Policía. Soza dice en un lenguaje muy burdo: ‘El Perez se ha tirado las pruebas’, bueno ahí está, ese mismo funcionario policial fue denunciado por Juan Carlos Guedes, quien dijo que lo visitaba en el penal de San Pedro y le ofrecía pruebas en venta”, puntualizó.