Clausura y juicios contra medios de comunicación

0
50

Don Roberto “ScarFace” , Carlos Palenque y los otros

ScarFace no es un simple sobrenombre. Es en realidad el título bajo el cual nació un film en Hollywood allá a finales de la década de los ´80 para describir cómo se mueve el oscuro mundo del negocio del tráfico de drogas en el mercado mundial. La película sentó sus bases en Bolivia, para ser más precisos,  en la vida de Roberto Suárez Gómez, “El Rey de la Cocaína”.

En junio de 1988, durante el cuarto y último Gobierno del doctor, Víctor Paz Estenssoro, (1984-1989), Radio Televisión Popular (RTP) de propiedad de Carlos Palenque Avilés, fue clausurado por haber cedido micrófonos a Roberto Suárez Gómez.

El “Compadre”, así bautizado por los círculos populares de la ciudad de La Paz, se vio en tinieblas cuando conversó, en vivo, con “Don Roberto” para hablar de narcotráfico, política y deuda externa.

Aquel año, y decidido a llegar al poder, Palenque preguntó al mayor traficante de drogas de Bolivia, quienes eran responsables de comercializar sustancias controladas. Sin pelos en la lengua, “El Rey de la Cocaína” respondió: “…el Rey es los Estados Unidos y el Virrey el presidente, Víctor Paz Estenssoro…”.

Bastó aquella afirmación para que el régimen de entonces decida cerrar las emisiones de RTP al que acusó de “apología del delito” cuando solo era una entrevista exclusiva y un deber del medio de comunicación  informar el pensamiento del mayor comerciante de  cocaína.

En aquella histórica entrevista, digna de ser rememorada, Roberto Suárez, habló incluso de pagar la deuda externa de Bolivia, por entonces, aproximadamente de 5.000 millones de dólares, a cambio de permitir que el tráfico de drogas tenga protección y más que eso, promoción gubernamental.

Palenque, un año después, volvió a habilitar RTP, merced a una presión social insostenible para el Gobierno de Paz. Su retorno al éter, sin embargo, ya no fue igual. Decidió blindarse con un partido político: Conciencia de Patria (CONDEPA) del cual fue su fundador junto a Mónica Medina (esposa), Adolfo Paco y la cholita Remedios Loza.

Los medios en la mira

Después de este incidente ya recuperada la democracia en el país, los medios de comunicación se han vuelto a poner en la mira de las autoridades está vez del Gobierno del MAS presidido por Evo Morales a quien los periodistas, indistintamente a qué medio pertenezcan, le ayudaron en su asenso a las cumbre del poder. Molestos por los titulares las autoridades de la actual administración han decidido abrir procesos penales contra tres medios escritos de comunicación a los que se los acusa por distorsionar las declaraciones del presidente Evo Morales.

Nunca antes se había visto el descomunal apoyo de varios sectores de la sociedad a los medios que pretenden ser escarmentados. Tal situación no ocurrió ni en el cierre de RTP dirigido por Carlos Palenque, que tras su clausura -como señalaron entonces algunos comunicadores-, decidió ingresar a la política por el apoyo que entonces recibió de cientos de miles de personas, sobre todo de las clases populares de La Paz, que se movilizaron para impedir la clausura definitiva de la radio y el canal que dirigía el “Compadre” Palenque.

En las actuales circunstancias una treintena de personalidades han hecho conocer públicamente su apoyo a los medios afectados, aunque a diferencia de aquellos tiempos las manifestaciones convocadas por las organizaciones de la prensa a favor de la libertad de expresión no han tenido tanta convocatoria al que en su momento sumó RTP.

DATOS

Poco después de las elecciones de 2005 el electo gobernador de Tarija, Mario Cossío decidió procesar a través de un juicio ordinario a la revista DATOS. Valiéndose de influencias traslado el proceso a Tarija pero  después de casi un año de trámites en la justicia, el tribunal donde radicaba la causa ordenó que el caso debiera sustanciarse a través de la Ley de Imprenta. Cossío no volvió a pronunciarse una vez conocido el fallo del Tribunal Primero de Sentencia en lo Penal de Tarija.

EXTRA

En 2002, cuando el director de ese medio de comunicación era el periodista Jaime Iturri, EXTRA fue enjuiciado por el entonces senador Walter Guiteras bajo los procedimientos de la Ley de Imprenta. El juicio no prosperó aunque por primera vez en 30 años se instaló el Tribunal de Imprenta que en esa ocasión estuvo conformado por 12 titulares y 5 suplentes que se pronunciaron cerrando el caso por prescripción.

LA PRENSA

En 2oo8 el Gobierno del presidente Morales decidió enjuiciar a través de procedimientos ordinarios al periódico LA PRENSA, tras una publicación que incómodo al primer mandatario del Estado Plurinacional. Desde entonces el juicio se encuentra prácticamente archivado en el Juzgado que por entonces conoció la demanda planteada por el Ejecutivo boliviano.