Detenciones por Fondo es un tongo judicial-electoral

0
0

El presidente del Partido Demócrata Cristiano (PDC), Jorge Tuto Quiroga, prevé que los masistas encarcelados por denuncias de corrupción en el Fondo Indígena, saldrán libres tras el referéndum, porque las detenciones son “un tongo judicial-electoral” del Gobierno, para “evitar la derrota electoral el próximo año del presidente de Evo Morales y Álvaro García Linera, a consecuencia de estos escándalos”.

La exautoridad dijo a la red Erbol que el MAS intenta “lavarse la cara” con una aparente lucha contra la corrupción, sobre hechos que fueron denunciados hace años y que durmieron el “sueño de los justos en las gavetas del ministerio de Desarrollo Rural, en los escritorios de jueces y fiscales sumisos al partido de gobierno”, y ante la proximidad del referéndum, imprimieron una dudosa celeridad”.

Tuto señaló que los resultados electorales adversos en Argentina y Venezuela asustaron a los estrategas del MAS, quienes dispusieron las detenciones preventivas, en una especie de “arresto electoral”, a sabiendas que los “beneficiarios políticos de los actos irregulares fueron los actuales mandatarios”.

Recordó que el exdirector ejecutivo del Fondo Indígena, Marco Antonio Aramayo, afirmó que en enero de este año entregaron 300 mil bolivianos para la posesión de Evo Morales en Tiahuanacu, mientras que el exdirigente campesino Joel Guarachi denunció que García Linera entregó a los benianos en 2014, 120 cabezas de ganado prestado del Fondo, por orden de la exministra de Nemesia Achacollo.

A la fecha fueron encarceladas preventivamente la exministra de Justicia y líder de las Bartolinas, Julia Ramos; la dirigente de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente (CIDOB) afín al gobierno, Melva Hurtado, y funcionarios subalternos del Fondo Nacional de Desarrollo Indígena, Originario y Campesino (Fondioc).

También tienen detención el dirigente campesino disidente del MAS y excandidato a Gobernador de Chuquisaca, Damián Condori; Teodocio Jumpire Poma, dirigente campesino en La Paz; y gozan de detención domiciliaria los senadores masistas Jorge Choque y Felipa Merino. Está en carpeta Adolfo Chávez, contra quien la fiscalía emitió una orden de aprehensión a ejecutarse en las próximas horas.

En la lista de 90 personas denunciadas, están los indígenas del MAS, Rodolfo Machaca, Juanita Ancieta, Ever Choquehuanca y la exministra Nemesia Achacollo que hasta la fecha no fueron citados por la fiscalía. El Fondo Indígena identificó un daño económico de 102 millones de bolivianos en más de 150 proyectos fantasmas y 713 que recibieron recursos de la nacionalización y no fueron ejecutados.