Gobierno: deuda externa equivale al 31% del PIB y es sostenible

0
99

El Ministerio de Economía informó ayer que está garantizada la sostenibilidad de la deuda pública de Bolivia y rechazó las afirmaciones de Fundación Jubileo sobre una supuesta insostenibilidad de la deuda.

El pasado jueves, Fundación Jubileo informó que la deuda pública (externa e interna) superó el 50 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), lo que representa una señal de la “tendencia de insostenibilidad de las finanzas y del endeudamiento”.

Sin embargo, el Ministerio de Economía señaló que el estudio publicado por Fundación Jubileo consiste en un análisis de datos que se limita a una descripción de ingresos y gastos y que posee varios errores metodológicos dentro de los cuales destaca el análisis de los datos nominales de la deuda.

“Para establecer la sostenibilidad de la deuda pública existen varias metodologías que son reconocidas a nivel internacional y que, en general, incluyen proyecciones de mediano plazo de las principales variables macroeconómicas, las cuales no se limitan a un análisis descriptivo como lo hace la Fundación Jubileo”, indicó.

Para esta cartera de Estado, “resulta irresponsable que se generen este tipo de opiniones sin guardar los parámetros mínimos para un análisis de deuda”.

Por ello, informó que el saldo de la deuda externa, al 31 de diciembre de 2020, alcanzó a 12.171,7 millones de dólares; sin embargo, mencionó que no es suficiente conocer sólo el saldo, puesto que “el dato revelador es su relación con el PIB”, el cual muestra que equivale a alrededor del 31,7 por ciento del PIB” .

Agregó que la deuda externa se ubica por debajo de los límites referenciales de organismos internacionales, como el FMI y la CAN que establecen un tope de 40 y 50 por ciento, respectivamente.

 

GOBIERNO ADMITE ALTA DEUDA INTERNA

Luego de que Fundación Jubileo informara que la deuda interna se disparó en 2020 debido a los créditos que se tomaron del BCB, llegando al equivalente de 10.356 millones de dólares, el Ministerio de Economía responsabilizó de ese incremento al Gobierno de transición.

“Velando por la sostenibilidad del endeudamiento interno, el Estado trabaja para administrar esa pesada carga sin poner en riesgo las finanzas del Estado, al igual que se tuvo que administrar el peso de la deuda interna en 2006, cuando se tuvo que ampliar plazos, bolivianizar la deuda y reducir tasas de interés”, informó.