Jeanine Áñez solicita audiencia con Bachelet para denunciar trato inhumano y persecución

Los Tiempos
0
114
Jeanine Añez presa

La expresidenta del Estado, Jeanine Áñez, envió una carta a la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, solicitando una audiencia para explicar su caso y denunciar el trato inhumano y persecutorio del Gobierno en su contra.

“Solicito respetuosa y encarecidamente una audiencia para que mi hija, Carolina Ribera Añez, participe en representación mía, toda vez que a la fecha me encuentro privada de libertad en la ciudad de La Paz, por una decisión política del actual presidente de Estado, Luis Arce Catacora, misma que pertenece a la organización política MAS del señor Evo Morales”, señala parte de la carta.

Áñez se encuentra aprehendida preventivamente desde marzo, acusada por el supuesto “golpe de Estado” de 2019.

“Señalan que supuestamente me ‘autoproclamé’ como presidenta del Estado Plurinacional de Bolivia y por ende se me acusa de ser autora de un supuesto ‘golpe de Estado’ en fecha 12 de noviembre de 2019 contra el señor Evo Morales, juzgándome en esa instancia por los delitos de terrorismo, sedición y conspiración, que al presente no han sido demostrados ya que no he cometido ningún delito ni antes ni después de asumir mi mandato”, apunta la misiva.

En la carta, Áñez asegura que “lo único real y evidente es que cumplí con mi deber en calidad de segunda vicepresidenta del Senado y en cumplimiento del artículo 41 del Reglamento del Senado y los artículos 160 y 170 de la CPE que prevén sucesión constitucional”.

La expresidenta relató que su gestión se realizó “después de que los bolivianos vivimos un clima de convulsión social, que repercutió en un vacío de poder y con las sucesivas renuncias del entonces presidente Evo Morales, vicepresidente Álvaro García” y los expresidentes de las Cámaras legislativas.

“Luego de haber cumplido la obligación democrática de pacificar el país y convocar a elecciones goberné transitoriamente hasta el 8 de noviembre”, señaló.

La exmandataria indicó que el nuevo y actual gobierno que pertenece al MAS “lejos de continuar el proceso de pacificación y reconciliación haciendo uso de su poder político y quebrantando la independencia judicial han activado una persecución judicial en contra persona vulnerando mi presunción de inocencia, desconociendo mi calidad d expresidenta”.

Aseveró que fue “incomunicada incluso con mi familia” y que “este extremo me generó un cuadro depresivo, hipertensión arterial, infección que afectó mis riñones”.

Dijo que el gobierno sigue activando procesos en su contra, los cuales son incongruentes, sin objetividad y evidencian el “carácter indolente e inhumano de asegurar mi encarcelamiento”.

Áñez reiteró en la carta que “la teoría del golpe de Estado se desmorona con pruebas irrefutables”.

Aseveró que “por tales fundamentos y por el riesgo que corre mi vida, solicito una audiencia con su autoridad para que mi hija pueda demostrar documentalmente todo lo manifestado y argumentado los motivos por los que debo ser liberada”.