La granja de los animales 6

0
3

Ximena Costas, la dentista política ha dado una última prueba del porqué de la obcecación del Gobierno por partir el TIPNIS en dos. En la televisión exhibió copia de un Decreto, concediendo áreas de explotación petrolífera y gasífera a Petrobras del Brasil, en la región del río Hondo, en pleno corazón del territorio. Ella dice que el curioso viaje del ex presidente Lula, a dar dos conferencias a jóvenes cruceños (cada una por 100.000 dólares) no se explica ni por esa platita ni por el camino, sino por el negocio del petróleo que ya son palabras mayores.

***

Hace un mes y medio que pudo haberse arreglado todo este embrollo que tiene en vilo al país, con un viaje supersónico en avioneta de lujo del presidente Morales al lugar donde se inició la marcha para dialogar con los originarios. Cómo no se hizo esto, se prefirió el camino de la confrontación, el insulto, la burla, el sarcasmo y la calumnia, exacerbando los ánimos de los marchitas a los que también se negó un derecho universal, como es el acceso al agua y ahora otra vez, después del intento de “evacuación” a golpes de laque, puñetes y patadas, aplicadas indiscriminadamente a hombres y mujeres con el añadido de abundantes bombas de gas, en lugar de que el presidente, les dé alcance, les pida disculpas y arregle el embrollo, ha ido a buscar a sus partidarios cooperativistas, instándolos a organizar otra contramarcha, es decir, azuzando a la guerra civil y la lucha entre hermanos indígenas.

***

El periodista Agustín Echalar, tiene otra explicación en su artículo titulado “El caudillo bárbaro”: La soberbia y el llunquerio: “Con casa y vestimenta convertidos en patrimonio nacional, con sellos postales y medallas conmemorativas de plata con su efigie, con una extensa colección de doctorados “honoris causa” (¿ya da para el libro de récord Guinnes?), no sólo cree ser infalible, sino que todo aquel que cuestiona su voluntad es un enemigo pagado por el imperialismo. En estos años, con lengüetazos que eran más eficientes que una cincelada, se ha forjado a un caudillo bárbaro o algo peor. Evo ya ha superado las características del protagonista principal de la rebelión en la granja. Toca temerle, porque si así actúa con los indígenas y con los ecologistas ya nos podemos imaginar cómo actuará (mejor dicho, actuó, y actúa) con los opositores”.

***

El ministro consejero en Beijing, no es profesional de carrera, no ha hecho ningún curso en la academia diplomática, ni tampoco por su edad, es fundador o luchador del MAS, pero le favorece un antecedente de oro: es hijo del canciller, David Choquehuanca. Eso en los regímenes liberales se llamaba nepotismo, y a la gente le molestaba mucho. ¿Cómo se llamará ahora no?, ¿qué opinará la ministra de Transparencia, sobre éste y otros parientes que tiene en su entorno el Ministro de Relaciones Exteriores? Por su puesto que le tiene sin cuidado, pues lo que debería preocuparle son las 22 observaciones de la Contraloría al contrato entre la OAS y la ABC, y el hecho denunciado por varios colegios de ingenieros de que hay un sobreprecio de nada menos que 150 millones de dólares. Casualmente se ha hecho público en Brasil y Bolivia que el jugoso viaje del pundonoroso, ex presidente brasileño, ha sido pagado por la OAS de su caja chica. Esta es la misma empresa que al hacerse cargo del camino Tupiza-Potosí, duplicó automáticamente su costo. Así da gusto construir caminos en los países vecinos!

***

Según la periodista, Lupe Cajías, el senador Fidel Surco, es representativo de la nueva clase política que está surgiendo en los últimos 6 años: no cree en las leyes del Tránsito, choca vehículos en estado de ebriedad, organiza cercos contra ciudades y manifestantes, se distrae con comilonas y bebendurrias que pueden durar todo un fin de semana y finalmente, para colmo de males, niega la pensión familiar a sus hijos y a su esposa, inválida y ciega, por un sobre-bomba, que estaba dirigido a él y que la pobre abrió ingenuamente. El hombre que es además, uno de los voceros del régimen, le ha dado por imitar exactamente el atuendo del “jefazo”, ojalá que se le pegara la abstinencia que éste muestra frente al alcohol.

***

Con tanto lío que sucede día a día, la declaración de nuestro Embajador en Lima, dándole lecciones al gobierno del Perú e instando a que de una vez por todas, se llame a una asamblea constituyente allá, ha pasado casi inadvertida y la cancillería peruana, a fin de que no se dañe otra vez la relación entre los dos países vecinos, ha preferido tomar el asunto a la ligera, como obra de un mentecato, en un momento de ofuscación. Pero se supone que ese funcionario, fue a Lima para conseguir la ratificación del Congreso, del convenio de Ilo, que allí duerme el sueño de los justos y también para contribuir a una eventual solución marítima boliviana de la que el Perú no puede estar ausente. Las dos misiones, se han ido al tacho de basura y el hombre no tiene nada más que hacer en Lima, sino recibir su cheque mensual.

***

¿Y qué se hará ahora con la oficina de reivindicación marítima que manejaba el flamante ministro de Defensa, Saavedra? Está a la deriva, como toda la política que ha intentado el régimen, frente a Chile, desde hace 6 años, en los que no se ha avanzado ni un milímetro, con el agravante de que las aguas del Silala, siguen corriendo gratuitamente atendiendo a las industrias, las empresas agrícolas y la sed de los chilenos del Norte.