Promulgan ley del SUS con rechazo de médicos y sin acuerdo en La Paz, Santa Cruz y Tarija

0
39
Foto: APG

 

El presidente, Evo Morales, promulgó esta mañana la Ley del Sistema Único de Salud (SUS) pese al fuerte rechazo que existe por parte del sector médico del país y sin un acuerdo concreto con las gobernaciones de La Paz, Tarija y Santa Cruz, departamentos en los que no se podría implementar.

Sin embargo, la ministra de Salud, Gabriela Montaño, aseguró que los nueve departamentos se bonificarán del SUS que tiene previsto beneficiar a más de 5 millones de personas que no cuentan con un seguro a corto plazo.

El Gobierno concretó convenios interinstitucionales con las gobernaciones de Cochabamba, Chuquisaca y Oruro, para administrar los hospitales de tercer nivel. Con el resto de los departamentos aún se hacen trámites; pero con La Paz, Tarija y Santa Cruz no existe nada concreto.

“La universalidad significa que todas, todos podamos tener acceso a la salud. Permite que sin importar la edad. Si vivimos en el campo o la ciudad podremos ser atendidos por un sistema de salud gratuito”, recalcó Montaño.

Morales aseguró que solo el 49 por ciento de la población tenía “algo de salud gratuita” y que con el SUS se garantiza atención médica al 51 por ciento que nunca tuvo seguridad social. “Tenemos para todas las bolivianas y bolivianos”, agregó.

El mandatario explicó que el SUS arrancará con más de 110 millones de dólares destinados a la atención médica, casi 60 millones para recursos e insumos y unos 30 millones que se usarán en infraestructura hospitalaria.

Está prevista la construcción de 54 hospitales: cuatro de cuarto nivel, 13 de tercero y 33 de segundo, con 1.934 millones de dólares.

“Nunca se había invertido tanto en el tema de salud, ni en tema de ítems, ni en infraestructura (…). Quien rechaza esta Ley es enemigo de la salud, enemigo de la vida y enemigo de la gente”, agregó Morales.

De esta manera el Gobierno pretende arrancar el SUS desde marzo, pese a que no existen hospitales de cuarto nivel y en medio de un escenario electoral que va en crecimiento.

Cubriendo “lo básico” con 1.200 prestaciones médicas y 257 productos en los hospitales, se anunció que el SUS comenzará con un presupuesto de 200 millones de dólares.

El Gobierno asegura que el SUS “no es un seguro” sino un medio que permitirá la “reorganización del sistema público de salud” con una “implantación progresiva”.