¿Quién controla la campaña-gestión de Evo?

0
10

La reelección presidencial, que autoriza la Constitución Política del Estado vigente, allanó el camino para facilitar al candidato presidencial por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales, a “fundir” su actividad de gestión de Gobierno, especialmente en entrega de obras, con su “campaña electoral permanente”.

Para los analistas, esta situación tiene que ver con una actitud “permisiva” del Tribunal Supremo Electoral (TSE) por no sancionar al partido en función de gobierno.

En ese sentido,  las advertencias del TSE de prohibir a las autoridades unir su propaganda electoral con la entrega de obras de la gestión pública (establecido por la Ley del Régimen Electoral) caen en “saco roto”.

La figura de la reelección del Presidente y Vicepresidente como  candidatos en las elecciones generales del 12 de octubre complejizaron el tema de controles.

Para el exvocal de la otrora Corte Nacional Electoral (CNE), hoy TSE, Gonzalo Lema, legislar el tema de la entrega de obras en actos públicos y vigilar que éstas no estén vinculados con campañas electorales es casi “imposible”.

“Cuando yo era vocal los presidentes salientes no podían ser candidatos, entonces era más fácil el control (…), pero como se ha modificado esta forma y el Presidente tiene que seguir trabajando y resulta que al mismo tiempo es candidato, aunque hable de las bondades de la obra siempre va dar la impresión de estar en campaña”, dijo Lema.

Por su lado, el vocal del TSE Ramiro Paredes, manifestó que legislar este campo es “complejo”. Explicó que el Servicio Intercultural de Fortalecimiento Democrático (Sifde), viene realizando trabajos de monitoreo permanente de actividades de las organizaciones políticas.

“En base al informe del    Sifde tomamos conocimiento y actuamos en sala plena”, dijo. Paredes informó que los partidos que infringen la ley son propensos a ser castigados económicamente y hasta podrían perder su personería jurídica.

El también exvocal de la CNE y analista político, Jorge Lazarte, dice que evitar mezclar la entrega de obras de la gestión pública con campañas pasa por el “pudor” de los candidatos que se encuentran en disputa en los procesos electorales y de emitir fuertes sanciones por parte del Órgano Electoral.

“A veces es suficiente una primera señal y muy fuerte para advertir a todos (los partidos) que si no se respetan las disposiciones legales van a venir otras sanciones y ésas van a llegar”, explicó.

Dijo que en los años 90 la CNE sancionó ofrecimientos a cambio de votos, porque tenía el sentido de intercambio de favores entre unos y otros, “hubo sanciones, eso fue suficiente para frenar este impulso que siempre hay”.

Manifestó que las “sanciones de advertencia”, suelen ser útiles. “Esto hizo por ejemplo la CNE en 1992 cuando tuvo que presidir a los tres meses una campaña electoral y sancionó al candidato Gonzalo Sánchez de Lozada que estaba ofreciendo devolver recursos a los damnificados en el caso FINSA. Lo sancionó y se acabó el problema”.

TSE es “permisiva”

Lazarte calificó las acciones del TSE de “permisiva”  dijo que la oposición política es “impotente”.

“Simplemente hay una inaplicación, un desacato de la ley, con un TSE que prefiere mirar al otro lado, demasiado debilitado, además, no sólo en su imagen pública sino en sus problemas internos”, afirmó.

Sin competencias

Por otro lado, el responsable de la Contraloría General del Estado en Cochabamba David Barriga, dijo que pedirle a esta instancia controlar los posibles usos indebidos de bienes y servicios públicos contemplados en la ley Marcelo Quiroga Santa Cruz es “demasiado”.

“Póngase que el día domingo estén usando bienes del Estado en una caravana en apoyo al Gobierno, ahí hay la posibilidad de activar la ley Marcelo Quiroga en el ámbito penal y civil y sancionar al funcionario por el consumo de gasolina”, aunque manifestó que en temas de elecciones generales y municipales la Contraloría General del Estado no tiene competencia.

“Más adelante podemos activar nuestra competencia pero, para ver otros aspectos, conductas de funcionarios si hubieran generado daño económico al Estado” dijo.

Sostuvo que hacer ese tipo de control pasa probablemente por “ir a pararnos a una tranca o ir a una concentración y ver si hay bienes públicos, hay otras instancias”.

J. LAZARTE

“El TSE es el eslabón más débil de todo  este proceso electoral y eso no hay cómo resolver”.


ESTÁ PROHIBIDO UTILIZAR BIENES

Funcionarios públicos

El artículo 126 de la Ley de Régimen Electoral señala que los servidores públicos de cualquier jerarquía están prohibidos de: a) Utilizar bienes, recursos y servicios de instituciones públicas en propaganda electoral, tanto en actos públicos de campaña como a través de mensajes paga