Valverde enreda más el caso Evo-Zapata

0
36

El periodista Carlos Valverde declaró ayer que el hijo de Evo Morales y Gabriela Zapata “no existió”, sin embargo, señaló que no se retractará sobre la denuncia de tráfico de influencias que involucra al Presidente y a su expareja porque la relación entre ambos “es probada”. Valverde denunció, días antes del referendo constitucional del 21 de febrero, que Morales y Zapata tenían un hijo mostrando un certificado de nacimiento del supuesto niño.

El propio Presidente lo admitió dos días después, cuando también dijo que el bebé había fallecido.

Entretanto, la tía de Zapata, Pilar Guzmán, ratificó ayer que vio a su sobrina cuando estaba embarazada del supuesto hijo de Morales y que lo sostuvo en sus brazos cuando el menor nació, por lo que pidió a Valverde retractarse.

“La existencia del niño es lo que sería mentira, todo lo demás es legal (…) yo presenté un documento que ni siquiera lo han invalidado, esto sigue siendo un documento válido, es así que el certificado es válido y ahí está el reconocimiento de la firma de paternidad del presidente Evo Morales”, sostuvo ayer el periodista Carlos Valverde.

Señaló que Zapata no hizo el trámite sola y que alguien con poder le tuvo que ayudar. “Busquen quién le hizo el servicio a Zapata para fraguar todo esto”, indicó.

Valverde no se retractó de la información que brindó el pasado 3 de febrero sobre la relación  entre Zapata y Morales y la denuncia de tráfico de influencias.

“No me voy a retractar absolutamente de nada porque la relación entre Zapata y Morales es probada”, dijo Valverde.

Utilizó al menor

El periodista agregó que Zapata “estuvo usando a ese chico como si fuera su hijo, presentándolo como si fuera su hijo (…). Que le pregunten a la famosa tía de Gabriela Zapata que entre otras cosas -de acuerdo a la información que yo tengo- sería la abuela del niño que Gabriela  Zapata presenta como su hijo”.

En tanto, Pilar Guzmán cuestionó a Valverde por hacer ese tipo de declaraciones sin hablar con ella  pero además, insistió en que sostuvo al menor en sus brazos cuando dijo que apenas tenía meses de nacido. Sin embargo, después no lo vio más.

“Le he visto embarazada de unos seis o siete meses, después de unos meses la he visto con  un niño, lo he alzado a ese niño y por versiones de ella me ha dicho quién era su padre. Después de eso no lo he vuelto a ver solo (sostenía) charlas por teléfono (con Gabriela) por motivos de trabajo, a veces ella viajaba o qué se yo”, señaló Guzmán.

Sobre la denuncia de Valverde que Gabriela habría utilizado a un nieto de Pilar Guzmán como hijo del Presidente, la tía respondió: “No hay problema que investigue si alguno de mis nietos  tiene por lo menos  algo de parecido. Yo no tengo ningún inconveniente pero ninguno se parece”.

Sostuvo que Zapata nunca le dijo que el menor habría fallecido, “podía haberme dicho: tía ha fallecido mi hijo hubiera hecho ese comentario, entonces yo presumo que ese niño está vivo. Además que ni siquiera hay un certificado de defunción. Si dicen que ha muerto debería exhibir el (certificado) de defunción  como manda la ley para decir que ha muerto”.

“Ese niño para mí estaba vivo , sería el primer hijo de ella porque anteriormente no tuvo otro.  Hasta ahí es lo que yo sé, eso es lo que yo declaré en Fiscalía”.

El procurador del Estado, Héctor Arce, aseguró que dos instancias han determinado primero que no existe tráfico de influencias en la suscripción de contratos entre el Estado y la Camce y segundo que no hay el niño.

“En la Asamblea ha habido una comisión que ha llegado a la conclusión de que no hay tráfico de influencias, ha habido una juez que ha llegado a la conclusión absolutamente evidentemente sobre la inexistencia de un niño”, dijo Arce.

 

EN LA FISCALÍA

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, presentó ayer ante la Fiscalía las pruebas que confirmarían la presunta organización criminal que habrían conformado la exnovia del presidente Evo Morales y la exdirectora de Unidad de Gestión Social del Ministerio de la Presidencia, Cristina Choque.

“El viernes nos comprometimos como Ministerio a presentar en calidad de querellante las evidencias, las pruebas, los documentos respecto a la constitución de una organización criminal liderada por Gabriela Zapata y Cristina Choque y otros ciudadanos. Hoy nos ha correspondido entregar las pruebas”, informó la autoridad.

La pasada semana, Quintana denunció que esta supuesta “organización criminal” que estaba formada además por otras tres personas.

OPOSITORES PIDEN NO DESVIAR

Los asambleístas de la oposición aseguraron que con “esta nueva versión, con la aparición del ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, con acusaciones contra Gabriela Zapata tiene como objetivo desviar el fondo del asunto: “tráfico de influencias”. “Quieren desviar nuevamente la atención. Aquí no se trata de si existió o no el niño sino de la relación directa entre Zapata y el presidente Morales y la suscripción de los contratos con la empresa china Camce, de la que era ejecutiva la expareja del Mandatario, ése es el tema”, sostuvo, el diputado Wilson Santamaría (UD). La senadora Jeanine Añez, lamentó que las partes en conflicto estén usando la imagen de un menor, de si existe o no, si está vivo no, que no tiene que ver con la relación de lo denunciado por Valverde. “Al margen de esto, el niño no era el que firmaba esos contratos, el niño era consecuencia del vinculo entre Morales y Zapata, la señora era gerente de una empresa que se adjudicó millonarios contratos, nosotros esperamos, independientemente de los resultados de la comisión, seguiremos investigando a las actuaciones de la Fiscalía, la investigación no está cerrada, esos vínculos no fueron desvirtuados”, aseguró.